Por @TomasDV55

"Soy una persona a la que le gustan los desafíos". Así se define Sabrina Ravelli, quien se encuentra actualmente en un camino personal para encontrar una mayor versatilidad como artista. Está tomando clases de canto y, próxima a estrenar su tercera película y con 16 obras teatrales en su haber, se considera una apasionada de la actuación y pretende seguir formándose en ese camino.

Sabrina consiguió gran popularidad mediática gracias a su participación en el "Bailando por un sueño", su relación con Matías Alé y sus roles en distintos teatros de revista, pero tanto su vida profesional como personal parecen estar tomando ahora un sentido distinto. Con un perfil más bajo, la morocha aclara la seriedad de su compromiso con la profesión: "Amo la actuación, es mi fuerte y mi debilidad. Arranqué a los 12 años en esta carrera y estudié teatro muchísimos años en distintas escuelas".

Aunque todavía no tiene definiciones respecto de con qué espectáculo volverá a las tablas en la temporada del verano 2018, Ravelli busca Ale, está comenzando un nuevo romance con Tamara Bella, quien es (o era) amiga de Sabrina. "No pude hablar todavía con Tamara, tampoco tengo mucho que decir del tema, más que les deseo lo mejor a los dos. Son dos personas divinas, bellas y ojalá que puedan construir una vida juntos. Nunca voy a decir nada malo de nadie, no es la persona que soy", explica sobre sus sensaciones al enterarse de la flamante pareja.

Ravelli abrió las puertas de su intimidad y se enfrentó al cuestionario de DiarioShow.com para contar su obsesión con la ropa, su salida ideal y su debilidad por el salmón.

-¿Qué hacés en tu tiempo libre?

-Me gusta cantar, voy a clases de canto, hago karaoke, y me gusta tirarme a ver una película, sobre todo las de amor y comedias.

-¿Tenés mascotas?

-Una perra chow chow que se llama Osita y que es como mi hija. Ocupa un lugar muy importante en mi vida y le doy todo el amor del mundo.

-¿Cocinás?

-Si es para mí sola, cocino sano, pollo, carne, pescado, verduras grilladas, ensaladas. Cuando tengo que homenajear, a mi familia o a un invitado, me gusta más cocinar un salmón al horno con verduras, o un pollo con salsa mediterránea, o carne al horno, de todo un poco, y eso que aprendí sola a cocinar. Mi debilidad es el salmón.

-¿Vas al gimnasio?

-Todos los días al gimnasio y ahora estoy empezando un trabajo con dos personal trainers con los que hago entrenamiento funcional dinámico.

-¿Te cuidás con la comida?

-Trato de comer sano, pero siempre hay en alguna cena que uno va a comer afuera con un poquito de vino o de champagne (risas).

-¿Qué prenda ocupa más espacio en tu placard?

-Todas. Es un tema intenso. Al nivel de que si me tengo que mudar tengo que dedicarle una habitación especial para mi ropa.

-¿Cómo es tu salida ideal con una pareja?

-Siempre romántica. Me gusta más ir a cenar, que haya una luz tenue y que sea íntimo, porque soy romántica.

-¿Tenés tatuajes?

-Uno en la cadera del costado derecho, que es un tribal y tengo muchas ganas de hacerme otro que todavía no lo terminé de definir, pero seguramente sea una frase que me identifica mucho.

-¿Qué música te gusta para cantar?

-¡De todo! Desde cumbia pop hasta románticos lentos. Menos la electrónica, me gusta todo.