@Belucandiaok 

Con sus creaciones de alta costura logró ser reconocido en el mundo de la moda pero con sus polémicas frases se posicionó en los medios.

A pocos días de presentar su nueva colección “Rosas sin espinas”, en un megadesfile con la presencia de grandes figuras como Patricia Sosa y Moria Casán a total beneficio de su fundación, Roberto Piazza diálogo de todo con DiarioShow.com, fiel a su estilo, sin pelos en la lengua.

El diseñador habló de la actualidad económica y criticó duramente los aumentos que se producen constantemente en nuestro país: “Estoy indignado con los precios. Los valores están sobrevaluados, desde un paquete de galletitas hasta un metro de organza”.

Al mismo tiempo, contó: “Sigo trabajando en Argentina y apostando con un esfuerzo sobrehumano. Desde hace varios años, todo decayó de una manera espantosa. Ahora estoy exportando y pondré una filial en Madrid”.

En cuanto a la situación que atraviesa la industria textil, explicó: “Es pésima. Todos los que fabricamos estamos mal. En mi caso tengo mis clientas de toda la vida, pero antes una familia compraba vestidos para cada integrante, hoy sólo se llevan el vestido de la quinceañera, o la novia, el resto se arregla con lo que tiene”.

Además, Roberto profundizó acerca de la economía de la Argentina: “Es angustiante ver cómo el país se fue al carajo. No creo que vayamos a estar mejor. Me harté porque fueron muchos años en los que confié y todos los gobiernos que voté, me traicionaron”.

Siguiendo con temas de la actualidad, Piazza habló sobre el movimiento feminista que predomina en la sociedad: “Defiendo a la mujer en todo sentido de la palabra. Me parece bien pero no me gustan las que son fanáticas”.

Con respecto a la despenalización de aborto, manifestó: “Estoy a favor, no quiero más mujeres muertas ni abortos clandestinos, prefiero que haya menos muertes y que puedan elegir sobre su cuerpo”.

Por otro lado, fue consultado por su colega Carlos Di Doménico, quien falleció de leucemia el mes pasado: “Lo conocí en la década de los '80, él estaba casado con su mujer y era un gran vendedor de prendas finas. Era un tipo excelente, muy histriónico y simpático. Lo última vez que hablamos fue el año pasado y estaba perfecto en Punta del Este”.

Y continuó: “No sabía que estaba en pareja. Me sorprendió su muerte porque pensé que él estaba muy bien”.

Por último, opinó sobre la subrogación de vientre y los famosos que optaron por este procedimiento para ser padres: "En mi caso adoptaría un chico y no alquilaría un vientre, pero no me parece mal lo que hicieron Marley, Flavio Mendoza y Luciana Salazar. Tampoco mostraría a mis hijos como si fuesen juguetes como lo hacen ellos. Yo preservaría su intimidad de manera extrema. Mostrar a tus hijos de bebés es complicado porque hay muchos locos sueltos".