@Rfilighera

rfilighera@cronica.com.ar

Modelo, empresaria, animadora y actriz. Todos los caminos conducen, de acuerdo con Ginette Reynal, a la búsqueda creativa. Acaba de realizar la versión de Muscari de "La casa de Bernarda Alba" y ahora se apresta, verano mediante, a la obra "Qué le digo a mi mujer".

En charla con DiarioShow.com, Ginette expone que "me gustan todas mis actividades pero tengo que admitir que me encanta poder abordar la actuación. Y sobre todo una comedia, al mejor estilo del vodevil".

Ginette Reynal, de temporada en Mar del Plata (Pérez Re-Diario Crónica)

Su presente lo define como "el inicio de la madurez. Soy una fruta en su mejor momento, llena de jugo y tengo mucho para dar. Lo mejor está por venir".

-¿Cómo estás, entonces, en el mundo de los afectos?

-Mi corazón está despierto. No tengo una relación estable pero tampoco estoy sola. Me gustaría mucho encontrar un novio, un compañero de vida, un amor.

-Una relación estable...

-Sí, por supuesto. Un toco y me voy encontrás mucho en el devenir cotidiano, si querés... pero no es lo mío. Sin embargo, me encuentro bien sola, aunque abierta a un hermoso vínculo si llegara a presentarse.

-Aunque no todo son rosas en un vínculo de pareja...

-Es verdad, hay crisis y contradicciones. Los celos, a modo de ejemplo para citar.

-¿Es difícil sobrellevar esto en una profesión que tiene mucho de recorrido nocturno y con muchas relaciones?

-No, como en cualquier otra actividad. Es probable que se pueda presentar alguna dificultad si sos muy joven, en relación con una exigencia mediática y de mucha exposición. Entonces, con este panorama, es muy difícil mantener una pareja.

-En la actualidad se habla bastante de la relación de pareja abierta. ¿Qué opinión tenés al respecto?

-Yo soy de otro estilo, en realidad no sé si a esta altura del partido estoy para una pareja abierta.

-La difícil situación que viviste con tu esposo, fallecido de una enfermedad terminal, fortaleció tu respuesta emocional?

-Yo soy Ave Fénix, siempre puedo renacer entre las cenizas. Mientras esa cualidad la siga teniendo, voy a estar bien instalada en la vida. Creo de manera profunda en el poder del aprendizaje. Voy por la vida tomando cada vez más responsabilidad y ver lo que hay de aprendizaje en todas las cosas que me toca recorrer.

-Tenés tres hijos...

-Soy mamá de Mia (26) y Martín y Gerónimo, de 25 y 20, respectivamente. Mi hija convive con su novio y los varones viven conmigo. Igual a ellos los veo muy poco porque soy en este sentido muy abierta en la relación con ellos. No soy para nada una madre posesiva. Y sostengo, además, que cuando los hijos tienen alas para poder volar, lo tienen que hacer. No los debemos limitar, tienen que hacer su propia experiencia.