@Rfilighera

Diego Reinhold es marca registrada en los caminos de la comedia, la composición dramática, la escritura, la conducción y la puesta en ese escena. Es una suerte de “hombre orquesta”, rol que, por ejemplo, en Estados Unidos adquiere una enorme estatura artística y es muy valorado desde la producción del show en todos los niveles.

En alguna medida, aquí en nuestras playas, antecedentes históricos como Juan Carlos Thorry han definido esa labor como el histórico “chansonnier”, un artista capaz de abordar los caminos de poeta, actor, compositor, músico y cantante. En la actualidad, Reinhold asume particular protagonismo en la obra “No a la guita”, de la autora francesa Flavie Coste y que, con la dirección de la experimentada Lía Jelin, se puede ver de miércoles a domingos, en el Multitabaris.

"No a la guita", la obra que Diego Reinhold protagoniza junto a Betiana Blum, Felipe Colombo y Paula Kohan.

“Si bien es una comedia en donde el humor aflora en cada situación y cada intervención de sus respectivos personajes, existe en esta pieza un núcleo que tiene particular connotación dramática y, por momentos, cierta singularidad salvaje”, describe el artista al espectáculo.

Una y otra vez, el intérprete sostuvo que “soy muy afortunado de que me toquen este tipo de proyectos, en donde uno tiene la posibilidad de utilizar todo el histrionismo posible. Este género me permite sorprender a la gente en situaciones insospechadas; se trata de un humor más ingenuo, con pensamientos arquetípicos de cualquier sociedad y que son desarrollados en forma caricaturesca. Se trata de un espectáculo que tiene profundidad de contenido y que, además, ostenta un colorido de situaciones que me asombran”.

"'No a la guita' se trata de un espectáculo que tiene profundidad de contenido y que  ostenta un colorido de situaciones"

Diego expuso más adelante. “La pasión por la actuación nació en mí siendo muy chiquito. Luego, me fui interesando en la performance de esta actividad; es decir, profundizar en trabajar con el cuerpo, con la mente y la música del alma”.

Y agregó: “Esa cultura pop de la televisión de ese entonces y, también, muy ingenua, por cierto, fue modelando mi verdadera estructura artística. El clásico ‘cine de superacción’ de los sábados, la propuesta musical de Hollywood y los grandes humoristas como Jerry Lewis me proveyeron de un enorme caudal de conocimiento en estás áreas y lo supe aprovechar”.

Sin embargo, Reinhold admitió por otro lado que “lo picaresco, en esos años, nunca me cautivó realmente ni influyó en mi verdadera vocación. A modo de ejemplo, siendo adolescente, no me gustaba para nada Alberto Olmedo. Después, con el paso del tiempo, cambié mi visión del tema y fui incorporando al Negro y a otros intérpretes a mi bagaje personal de artistas valiosos y muy considerados de nuestros escenarios. Pero me volcaba más hacia otras personalidades, como Pepe Biondi y, sobre todo, hacia un artista multifácetico como lo fue Hugo Midón, un hombre de una impresionante búsqueda hacia todos los caminos del arte que a mi me subyugó: su lenguaje político y su mirada social estuvo impreso dentro del panorama de contemplación del mundo”.

Diego Reinhold en una entrevista íntima (Fernando Pérez Re/Diario Crónica).

Ante la consulta en relación con qué sensaciones le generaba, en los comienzos de la actividad, la discontinuidad laboral propia del oficio, Reinhold maifestó: “Realmente, nunca me dejé llevar por esta fobia, todo lo fui tomando de manera equilibrada, sin que me persiguieran la angustía y la preocupación. En cambio, me generaban cierta tensión los castings, las pruebas y el hecho de no poder ser elegido. Alguna ligera frustración se asomaba en mi horizonte, pero, luego, retornaba a mi esencia. Por otra parte, siempre tuve una saludable seguridad que me traía paz; era el equilibrio para encarar diferentes desafíos”.

A modo de declaración de principios, el intérprete expuso: “Con total honestidad te afirmo que no me considero un actor o un realizador; soy un artista, pero no en el sentido de la persona vanidosa, todo lo contrario: soy un tipo que viajé en el tiempo, en 3D; soy un tipo, en definitiva, que hace de su vida una obra y creo que todos vamos a poder tomar conciencia de esto cuando pasemos a otra dimensión”.

"no me considero un actor o un realizador; soy un artista"

Debajo del escenario

-Contanos sobre la ONG que ayuda a chicos y vos dirigís.

-Es un hogar dedicado a nenes y bebés que surgió de una necesidad expresiva muy fuerte. La acción solidaria me encanta y la llevo adelante en medio de esta perspectiva. Es para mí, te reitero, muy necesaria.

-¿Cómo te tratan las redes sociales?

-Hace poco, por algunas declaraciones, me atacaron sin darme la mínima tregua. Por otra parte, yo tengo la suerte de decir cosas sin que me incineren en una plaza pública como sucedía hace 200 años; los niveles de ignorancia y crueldad son inmensos, no todo el mundo puede acceder a niveles de entendimiento, yo mismo me considero un ignorante que se va redescubriendo. 

No obstante, la gente no tiene idea de lo que es la libertad y de la propia creación del mundo. Sin embargo, el hecho de que nos podamos expresar es un avance enorme en cuanto a esas etapas de oscurantismo. Aunque, sin alejarnos tanto, nos podemos referir a 40 años atrás, la última dictadura militar, cuando se vivía dramáticamente en torno al horror y la tragedia cotidiana.

Diego Reinhold (Fernando Pérez Re/Diario Crónica)

Entonces, hay una pulsión revolucionaria que no se va a poder frenar, y así como vinieron muchos cambios acuarianos, la gente que no está dispuesta a esas modificiaciones, se exalta y se pone muy violenta. De esta manera, no nos va a quedar otro camino que negociar con este complejo panorama y no es para nada fácil. Yo creo que el mundo se derechiza porque estamos ante la presencia de los estertores de un viejo paradigma: el riesgo es hasta qué punto uno no despierta un monstruo que termine comiéndoselo a uno mismo. Siempe que hubo una pulsión social revolucionaria en el mundo, le siguió un movimiento oscurantista.

-¿Que te generan las denuncias sobre acosos en el mundo del espectáculo?

-Los sectores más frágiles de la sociedad continúan siendo víctimas de abusos de todo tipo. Si uno compara la historia de la humanidad con las historias personales de cada uno de nosotros, observaremos que la humanidad se encuentra en pleno estado de niñez, buscando, de alguna manera, su propio destino.

-¿Y la famosa grieta?

-Es que el teatro sin grieta no existe (afirma con ironía). La grieta es lo que sintetiza el núcleo, nada más ni nada menos, del conflicto. Necesitamos siempre de una grieta para marcar situaciones, desarrollo y personajes comprometidos con la historia en sí. En consecuencia, ¡bienvenidas las grietas! Felicito a los chicos veganos que fueron atacados a rebencazos en la Rural. Bravo por esos pibes, porque abrieron un significativo debate.

CON OPINIONES MUY FIRMES

Las opiniones de Diego Reinhold siempre bordean el límite de la polémica, tanto su visión de la profesión como la de la vida misma exponen el matiz de la herida en llaga que nunca llega a cicatrizar. En declaraciones periodísticas recientes, Reinhold escrutó sin anestesia aquellos temas que continúan siendo muy caros a sus propias convicciones. “Nos han mentido desde la escuela, la televisión y la Iglesia, yo lo creo así y me chupa un huevo lo que me digan. En definitiva, cada uno sabrá hasta dónde se anima a pensar”.

Y arremete, en consecuencia, con lanza en mano para exponer su firme pensamiento y dejar sentadas plenamente sus posiciones: “Siento que los resultados a nivel sociedad son malísimos; hemos avanzado tecnológicamente, pero estamos totalmente frustrados como seres humanos, no hay sentido para dónde salir ni para dónde va todo. Pareciera que el mundo se va a recalentar, todo es plástico por todos lados y esto claramente tiene que ver con la intencionalidad de alguien”, expuso como una suerte de catarsis en relación con los supuestos avances de la modernidad sobre el factor humano.

"Hemos avanzado tecnológicamente, pero estamos totalmente frustrados como seres humanos"

Sin alejarse de los tópicos en cuestión, Diego, durante toda su trayectoria, se ha mantenido particularmente comprometido con el destino de sus semejantes y lo expresó en estos términos: “Hemos contaminado el planeta, hicimos un desastre en nombre de la patria, contaminamos los ríos y se viene un crack en los sistemas financieros. Y a lo único que llevó esta situación es a una gran escasez, pobreza y sometimiento. Dicha circunstancia que parece inevitable, la observamos permanentemente, día tras día”.

Con su particular agudeza para el análisis, Diego Reinhold asume posiciones y la posibilidad de debatir siempre, de cara al futuro, sus propios sueños y necesidades.

La mirada de Diego Reinhold en diversos temas de actualidad (Fernando Pérez Re/Diario Crónica).

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos