Por @tomasdv55

El recato que mantenía Noelia Marzol respecto de su relación con Marcos Baldovino, su actual novio, es cosa del pasado. En octubre ambos realizaron un viaje juntos a Miami, y a la vuelta fueron ganadores de "Mi hombre puede", la sección dentro del programa de Susana Giménez que premia la confianza y el conocimiento entre las parejas, en la primera aparición formal de Baldovino en la televisión.

El romance, que transita por su mejor momento, nació luego de que una amiga de Marzol le presentara al empresario en una de sus visitas a Buenos Aires (él vive actualmente en Córdoba). "En las salidas me demostró que es recaballero y atento, y ahí me enganchó más. Se acuerda de todo lo que digo. Si hay algo que escuchó que me gusta, al otro día viene y me lo regala", reconoce la bailarina sobre su novio.

El buen momento de Noelia en su vida privada coincide con un punto alto en su carrera profesional, tanto en TV como en teatro. Ella trabaja como panelista de "¡Qué mañana!", todos los días por la pantalla de Canal 9, participó del "Bailando por un sueño 2017" de la mano de José María Muscari, y además brilla en "Bien argentino", la obra de teatro dirigida por Ángel Carabajal, que revisita el género del folclore y la tradición cultural argentina, con la que además viajará a Carlos Paz para hacer temporada este verano.

Marzol no para, y aun así encontró el tiempo para afrontar el cuestionario de DiarioShow.com y contarnos sobre su profunda adicción al celular, su cómodo look para estar en casa y su rechazo por el gimnasio.

-¿Cuántas horas dormís por día?

-Cuatro o cinco. Muy poco. Porque yo vivo en Benavídez, así que el traslado a Buenos Aires a la mañana es muy complicado, entonces salgo temprano para esquivar el tránsito y por lo general me acuesto tarde. Meto muchas siestas regeneradoras en el medio, soy fanática de las siestas.

-¿Cocinás?

-Sí, me gusta mucho lo dulce, que es todo muy medido y exacto, y no soy tan buena para lo salado que requiere un poco más de creatividad, pero tomo clases a diario con Ariel (Rodríguez Palacios, su compañero en "¡Qué mañana!"), así que me estoy animando un poco más.

-¿Qué plato es tu debilidad?

-El asado. Muero por el asado con papas fritas. Milanesas, hamburguesas, todo lo que sea bien calórico, cosas que no puedo comer todos los días.

-¿Y cómo cuidás tu figura?

-Soy bastante relajada porque siempre termino probando todo, comiendo helado, y no me gusta hacer actividad física para estar en forma. Por ejemplo, el gimnasio me aburre. Tengo que hacer algún deporte, tomar clases físicas. Tiene que ser actividad pero no me tengo que dar cuenta de que estoy haciendo ejercicio.

-¿Mirás televisión?

-Sí, miro “ShowMatch”; la tira “Las Estrellas” me gusta mucho también. Veo documentales. Netflix los fines de semana que puedo dormir, me encanta.

-¿En teatro?

-En teatro me gusta todo. Me gusta estar en sintonía con lo que está en cartelera. Trato de tomarme algún día por semana para ver alguna obra.

-¿Tenés mascotas?

-Tengo un perrito que se llama Chimbu, que es un chihuahua rechiquitito, pero la verdad es que se lo tuve que dar a mi mamá porque con tanto trabajo no podía cuidarlo.

-¿Cómo te llevás con las redes sociales?

-Amo. Soy adicta al celular. Te juro que estoy poniéndole "actualizar" todo el día para ver qué subieron nuevo. Es más, a veces, en lugar de ver "ShowMatch", veo lo que sucede en Twitter por el programa, desde la cama. Cualquier pavada que pienso la tuiteo, subo muchas fotos a Instagram, me encanta.

-¿Qué te gusta leer?

-Cuando estoy medio bajón leo libros de autoayuda (risas). De esos que los terminás y decís: “Hoy me llevo el mundo por delante”. Si no, me gustan las novelas clásicas, esos infaltables que tenés que leer alguna vez.

-¿Cómo es tu look cómodo para estar en casa?

-Es un asco. Remera de hombre, pantalón de jogging y ojotas. He ido al supermercado con ojotas y medias. Después me mandaron un par de fotos y dije: "¡No! ¿Cómo se me ocurre a mí hacer esto?". Pero sí, me gusta estar cómoda.