@perez_daro

Hace tres años, Lorenzo Ferro, “Toto” para todo el mundo, estaba en su último año de secundaria y no sabía qué haría al terminar. Pero llegó un llamado de Luis Ortega, que vio su foto y quiso que se transformara en Carlos Robledo Puch. El día que terminó las clases, le avisaron que había quedado, tras varios meses de casting entre miles de jóvenes, y sería el protagonista de “El Ángel”.

"Es todo tan nuevo que parece un sueño. Es muy loco lo que pasa con la película porque te posiciona en un lugar duro. Ahora que quiero dedicarme a la actuación enteramente, entrar por una puerta tan grande te pone la vara muy alta y no hay tantos proyectos como estos en la Argentina", dice Lorenzo en charla exclusiva con DiarioShow.

El joven de 19 años explica que el proceso de selección fue duro pero está agradecido por haber conocido al director del filme: “Hice siete castings, siempre acompañado de Luis, luchando codo a codo para convencer a los productores. Podríamos hacer la película de la película, por todo lo que nos costó. Seis meses ensayando, tres veces por semana con el guión, y en los otros tres tocaba el piano, andaba en auto, en moto, había que aprender todo eso en paralelo, ¡como si aprender a actuar fuese poco!”.

No le gustan las redes sociales. (Crónica/Nahuel Ventura)

“Me gustaría que el Ángel, quede en la historia, que sea de esas películas que sean recordadas y que nunca muera. Como Carlitos”, desea Ferro sobre el filme que protagoniza y el personaje que interpretó. El actor indica que “siento que con Carlitos tengo cosas en común, por eso Luis se fijó en mí. Es un poco de inocencia que va muriendo por mi edad, y un poco de frescura que espero que nunca muera. Hay días que me siento muy Carlitos porque salgo con ganas de ver qué pasa en el mundo”.

Toto tiene un celular con la pantalla rota porque no le presta mucha importancia. A pesar de su edad, tiene conceptos muy claros: “Uso Instagram, pero es muy frío el asunto de las redes sociales. Mantiene a la gente estúpida en cosas que no valen la pena, quizás estoy en mi casa y en vez de agarrar un libro, agarro Instagram a ver qué subió tal persona. Nos mantiene ocupados en la pelotud... y tratamos de llenar un vacío con el celular”.

Por eso, el joven prefiere la cultura. “Veo mucho cine, pero ahora estoy leyendo un poco más, porque me di cuenta de que en los libros está todo. También rapeo hace tres años y tengo planeado sacar un disco con mis amigos. Es un disco solista pero con todas colaboraciones, con cinco amigues (sic). Igual, no esperen música de Cerati, ni de Spinetta”.

Si bien su padre, Rafael Ferro, es reconocido y trabaja hace mucho tiempo en el medio, Lorenzo aclara que “mi viejo siempre me dejó armar mi propio camino. Él cree que me las puedo arreglar solo, que soy muy sabio, aunque yo no piense lo mismo, me mando varias cagadas”.

Sin embargo, expresa que “como persona es un modelo para mí, y como actor también, aunque me gustan sus primeros años. El tema es que tiene cuatro hijos y tiene que hacer cosas que no le gustan para mantenernos. Yo no quiero hacer ficción en tele, salvo que tenga cuatro hijos como él, y ahí si tendría que laburar de eso”.

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos