@meugeaiello

"Laburo con ella hace tiempo. Con su humor y carisma derribó años de prejuicios instalados. La familia argentina te ama". Así se refería Santiago del Moro a su compañera de radio Lizy Tagliani en julio del 2018. Ella también lo sabe: con sus chistes autorreferenciales, anécdotas de su vida pre-fama y dulzura, la humorista se ganó el corazón de la gente y el respeto de sus pares.

Tagliani se hizo un lugar en el showbiz argentino y se siente muy orgullosa de su progreso. De animar shows de strippers en un boliche porteño a conducir su propio programa, su carrera en los medios está más firme que nunca. "A veces creo que todo lo que me pasa hoy es un premio", dijo en diálogo con DiarioShow.com.

A partir del lunes 4 de febrero será conductora del ciclo de juegos "El precio justo" por Telefe a las 11.30. "Estoy muy contenta, en realidad con todos los estados de ánimo. No puedo creer que me haya llegado tan rápido esta propuesta. Ensayé mucho. Los chicos de la producción parecía maestras jardineras porque traían cartulinas y me traían todos los juegos, como los nenes (risas). Estoy fascinada y agradecida", dice. Pero la fama y el éxito no llegaron de un día para el otro: fueron el resultado de años de trabajo y perseverancia.

En ascenso

Lizy Tagliani comenzó como animadora en un boliche de strippers porteño. Ahí, ella presentaba a los chicos y era la encargada de que los asistentes al lugar pasaran un buen momento. Un día de 2007 se enteró de que tres de sus compañeros iban a anotarse para participar de " Gran Hermano" y ella los acompañó. "Obvio que fui y de paso me anoté también, pero no me dieron pelota (risas). Atrás en la fila estaba Nadia Epstein, me quedé charlando un rato con ella", recuerda Lizy.

Recientemente se viralizó un video de ella en la cola para el casting del famoso reality. "Me gusta la televisión, actuar y bueno, encima soy travesti, sumale esto. Me parece que es la única posibilidad que tengo para demostrar algo", decía la humorista en el video. Su humor autorreferencial viene de larga data.

 

Nace una estrella

A la hora de recordar su infancia, la humorista no escatima en elogios y anécdotas. "Desde muy pequeña me río de mí misma, siempre fui igual. Mi abuela Gregoria también, tenía un humor parecido al mío pero era peor, se reía de ella y de los demás. Ella llegó a conocerme cuando cambié mi identidad, me visto como mujer desde los 13 años", dice Tagliani, quien nació como Edgardo Luis Rojas.

"La primera vez que me vestí de mujer fue en el año 1983 y salí sola. Era el día de las elecciones, se elegía entre Ítalo Luder y Raúl Alfonsín, y todos los de mi familia se fueron a votar a las seis de la mañana. Yo apenas abrí los ojos, me puse una remera que me había regalado la patrona de mi mamá, era de sus hijos. Atrás decía el nombre de un boliche, 'Fox' y adelante el nombre de un colegio. Se nota que era la remera de egresados de los chicos. Después me puse un cinto ancho en la cintura, dos medias como tetas, zapatillas y me fui a caminar. En la estación de Adrogué me agarró la Policía y terminé en la comisaría de Temperley. Me fue a buscar todo el barrio", recuerda entre risas.

Lizy Tagliani disfrutó su juventud. 

A partir de ese momento, no volvió a utilizar ropa “masculina”. Aunque sí debía vestirse con el uniforme de varón para ir al colegio, de otro modo no podía ingresar a la institución.

La vida como trans

Luego de una infancia y adolescencia sana y rodeada de aceptación y cariño, Tagliani se encontró con un mundo repleto de prejuicios. "Tuve un momento un poco difícil en mi vida: cuando fui a buscar trabajo. Todas las chicas soñaban con trabajar como vendedoras de ropa de marca. Yo también, así que fui y me anoté para Hendy que era una marca re 'cheta' y en otras más pero nunca me llamaban"

En la actualidad, la discriminación de personas trans en lo laboral sigue sucediendo en la Argentina. Según un informe realizado por el INADI en 2016, el 80% de las encuestadas manifestó dedicarse a "actividades vinculadas a la prostitución y a otras tareas de precaria estabilidad e informales". El otro 20% contestó que no tenía trabajo.

Con respecto a esta situación, Tagliani opina: "Creo que se ha avanzado muchísimo en la inclusión, pero todavía falta... de ambas partes. Hay que analizar a cada persona como individuo, por separado. No se puede juzgar a todas las chicas ni a toda la sociedad por igual. Nosotras mismas tenemos que dejar de sentir que lo peor que nos puede pasar es ser trans. No tenemos que tener vergüenza. Obviamente que la sociedad es la que más tiene que trabajar porque nosotras necesitamos un espacio. Cuesta mucho conseguir un trabajo y que te den una oportunidad por el prejuicio”.

"Nosotras mismas tenemos que dejar de sentir que lo peor que nos puede pasar es ser trans. No tenemos que tener vergüenza".

Debido a la desinformación y a los preconceptos, Tagliani se fue alejando de su espiritualidad. "Tres o cuatro veces traté de ir a la iglesia y cuando llegaba el momento del saludo de paz, el que estaba al lado mío no quería darse vuelta. Entonces un poco me fui alejando de los momentos públicos religiosos. A veces iba sola y entraba a rezar", recuerda.

Lizy Tagliani en su infancia. 

Derribar los prejuicios

Con su llegada a los medios masivos, Lizy se ganó el cariño de los argentinos. "El balance de mi carrera me da un saldo a favor. Pienso yo que me fue tan bien y que la gente me ha recibido con tanto amor en sus casas, que es impagable. También la propia gente del medio me recibió con un cariño tan grande que me conmueve”.

-¿Por qué la gente te quiere tanto?

-Me da la sensación que es como una especie de abrazo de hermandad por todo lo que viví. Yo siempre cuento todo de mi vida y por eso, la gente me abraza.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Mateo, apóstol

La Iglesia recuerda a San Mateo, apóstol

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos