@AlessAgus

En Argentina se convirtió en una estrella pop para adolescentes al formar parte de “Mambrú” que, junto a “Bandana”, fueron las bandas más seguidas por el público joven a principios del 2000, luego de ganar un reality show en televisión. 

Lo que arrancó como una aventura terminó en rotundo éxito para el camino de Gerónimo Rauch, quien se transformó en un ícono del género musical luego de 15 años de intensa trayectoria en diferentes países y logró ser figura de comedias musicales como "Los miserables", "El Fantasma de la ópera" , "Sunset Boulevard" y "Jesucristo Superstar", entre otras.

Actualmente radicado en España con su mujer, Alexia, una madrileña de quien se enamoró profundamente, con la que tuvo a su hijo Gael, a quien define “lo más lindo que le pasó en la vida”. 

De avión en avión, el ex “Mambrú” no para de viajar por trabajo y desembarcó en Argentina el 24 de abril en donde se quedará hasta el 10 de junio para desplegar su voz y su talento en el marco de la gira “De Broadway a Hollywood”.

El artista internacional, en cuyo corazón flamea la bandera argentina, cuenta en diálogo con DiarioShow.com lo que significa para él volver a su tierra rodeado de nuevos proyectos y su gran alegría por compartir escenarios con sus pares.

-¿Qué te despierta volver a la Argentina?

- Me encanta. Es una sensación de raíz, de tierra, de llegar a tu lugar, de pisar firme. Me hace bien. Me parece importantísimo en mi vida compartir las alegrías de mi vida con mi gente.

- ¿Qué diferencias encontrás entre el público argentino y el  de otros países?

- Los argentinos somos más efusivos, participativos. Lo que me encanta del público local es que se involucra, mira muy atento el show. Me resulta más fácil distinguir que están sintiendo o cómo lo van viviendo, que los ingleses, por ejemplo, que no sabés cómo van a reaccionar hasta que todo termina. El argentino es mucho más caliente, más comprometido. En otros países suelen ser más distantes.

Con huellas firmes marcadas a fuego en el género de la comedia musical, Rauch se animó a contar cuáles fueron sus experiencias con las tablas y las transformaciones y retos por los que tuvo que transitar para lograr estar un poco más cerca de sus sueños. 

- ¿Cuál fue el personaje de comedia musical  que más te desafió?

- El protagonista de Los Miserables,  Jean Valjean, sin dudas, porque es un recorrido muy largo el que el personaje hace en la historia, vive muchos climas, pasa muchas situaciones y se termina muriendo de viejo. Tiene un compromiso actoral y vocal enorme.

- ¿Cuál es la experiencia más linda que viviste afuera?

- A nivel humano, lo más lindo que me pasó en la vida fue el nacimiento de mi hijo. A nivel artístico, es cuando recibí un premio en el Reino Unido, que se suele dar a los artistas latinoamericanos que triunfan allá y fue un reconocimiento al esfuerzo y a todo lo que trabajé. Me llenó de alegría y orgullo. 

- ¿Cómo llegaste a España?

- Todo fue a través de Youtube. Yo participaba de Jesucristo SuperStar, y todo lo que filmé lo subía a YouTube, vieron mi video desde España y me llamaron para audicionar  porque allá se estaba haciendo lo mismo. Me cambió la vida de manera radical. 

- ¿En tu época de “Mambrú” proyectabas que te podía pasar un éxito así?

- No me imaginaba ésto para nada. Uno se va formando y con el tiempo va soñando cada vez un poco más, más alto y más fuerte, a medida que incluso se van presentando las oportunidades y abriéndose nuevas puertas.

- ¿Qué te impulsó a despegar en la carrera?

- Era muy infeliz haciendo otras cosas. Yo estudié medicina un par de años, trabajé en una obra social, me pagaba los estudios para seguir formándome en canto cuando podía hacerlo. Pero me daba cuenta que nada de eso me llenaba, terminaba mal mis días y ahí fue cuando sentí fuerte que tenía que dedicarme a lo artístico de lleno. Hoy por hoy puedo decir que fue la mejor decisión que tomé en la vida. Acá estoy, haciendo lo que me hace muy feliz.

- ¿Seguís manteniendo conexión con tus ex compañeros de “Mambrú”?

- Sí con algunos me sigo hablando, principalmente con Tripa. Con Pablo también, de vez en cuando. Pero seguimos en contacto siempre que podemos.

- ¿Cómo te llevas con la fama?

- No creo que ahora goce de fama. A mí no me convence mucho la fama que no es gracias al trabajo duro y coherente de un trabajador, ser famoso solo por salir en la tele no me interesa

- ¿Qué es ser artista para vos?

- Ser artista es ser coherente con uno mismo y trabajador, esforzarse. El artista es una persona que está conectada consigo misma, maneja muchas emociones. Y lo importante es no agarrar los atajos. Uno cuando quiere acortar camino y lograr las cosas antes de tiempo o hacerlas rápido, no terminan saliendo muy bien, porque tenés que ceder en algo o dejar cosas atrás y no está bueno. Hay que respetar los tiempos que tenemos, aunque a veces sean largos”.

- ¿Qué proyectos tenés en el futuro?

- Estoy con un proyecto muy importante que es la grabación de mi disco, tengo toda la energía puesta ahí. Me voy a México a terminar unas cosas. Pero estaré volviendo al país en agosto o septiembre para promocionar el disco.

Los próximos shows de Rauch y su "De Broadway a Hollywood" son:

20- Mayo – Montevideo, Uruguay – Teatro Solis
24- Mayo - Mendiza – Teatro Plaza Godoy Cruz
25- Mayo - San Rafael – Teatro Roma
26- Mayo - San Juan – Teatro Sarmiento
27 / 30 Mayo - México DF
01- Junio - Jujuy – Teatro Mitre
02- Junio – Salta – Teatro Provincial
03- Junio - Tucumám – Teatro Alberdi
05- Junio – Luján – Teatro Trinidad Guevara
08- Junio - Rosario – Auditorio Astengo
09- Junio – Santa Fe – Casa ATE