Casi colapsada emocionalmente, momentos antes de ingresar al teatro Atlas para llevar a cabo un reacomodamiento de piezas en el escenario, nuevos ensayos, para aceitar, otra vez la atribulada comedia “Veinte millones”, Carmen Barbieri atendió a DiarioShow.com y expuso los últimos pormenores del conflicto protagonizado entre Sol Pérez y Mónica Farro.

“Volvió la calma, me animaría a decir una calma verdadera. Se habló mucho con la producción, conmigo también y con los compañeros de elenco. Finalmente, se pudo acordar que no haya disenso ni agresión de ningún orden, puntualmente, en toda la órbita profesional. Está a la vista, que las chicas evidentemente no se llevan bien; no obstante, tomaron conciencia del rol profesional que las debe asistir y profundizaron esta circunstancia. En el escenario, ellas se han comprometido a desenvolverse como corresponde y a tener la intercomunicación necesaria que les exige la historia y el desenvolvimiento de cada uno de sus personajes", contó la humorista.

-¿Y fuera del escenario?

-Ellas no se miran ni se hablan. Pero, reitero, en el ámbito de trabajo tienen y van a tener la interrelación que corresponde. Y te lo digo con franqueza: esta situación de conflicto, ahora, en el escenario no se nota en absoluto.

-Tenemos entendido que están, también, trabajando con una actriz para posibles reemplazos, tanto de Sol como de Mónica.

-Sí, es verdad, se trata de una chica con residencia en Mar del Plata que se está metiendo de lleno en ambos personajes.

-Seguramente, no es la primera vez que, a lo largo de toda tu trayectoria, viviste episodios de características similares...

-Por supuesto, y la bronca que me da es que siempre se ponía de manifiesto que las peleas y los conflictos entre fulana y mengana eran, siempre, una particularidad de mis diferentes compañías. No me sorprenden todas estas cosas, porque yo he formado parte de capítulos importantes del género revisteril y la conviviencia entre mujeres no es para nada fácil. Es más, las mujeres somos muy complicadas y lo seguiremos siendo.

-Carlos Rottemberg, el dueño de sala, se enojó muchísimo con esta situación...

-Sí y realmente lamento su enojo. Pero, cuando se desencadenó este conflicto, no hubo otra alternativa que suspender la función. No se podía llevar a cabo en esas condiciones.

-¿Qué situaciones generó este episodio en el resto del elenco y en el director y autor, Sebastián Almada?

-Una profunda desazón; sin embargo, todos ellos incidieron, también, con su aporte a destrabar la cosa. Alberto Martín fue uno de los más afectados.

-Puntualmente, ¿el productor Guillermo Marín pensó, en algún momento, en reemplazarlas a las dos?

-No se quería llegar a esa situación límite. El objetivo siempre apuntó a conservar la esencia del equipo que se había formado.

-Entonces, con Sol Pérez y Mónica Farro, ¿pacto de no agresión y cumplimiento del contrato?

-Contra viento y marea, hasta el 15 de marzo, finalización de la temporada de la obra.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a la beata Jacinta Marto

La Iglesia recuerda a la beata Jacinta Marto

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos