@eugeaiello

Vestido con tiradores, ropa de colores vivos, una gorra con visera dada vuelta y pecas pintadas en el rostro, Rodrigo Rodríguez, mejor conocido como Rodrigo Vagoneta, comenzó su carrera en la televisión. El humorista formaba parte del sketch "Los Jaimitos", en el cual encarnaba a uno de los tres nenes que, detrás de su inocencia, decían todo tipo de insultos y malas palabras.

Marcelo Tinelli y "VideoMatch" fueron clave para el desarrollo laboral de Rodríguez, y él todavía lo tiene muy presente: "Extraño mucho a Marcelo. Lo veo todas las noches con mi mujer. Somos refanáticos de él, cómo actúa, cómo juega, las caras que pone. Trabajé ocho años en su programa y fue un honor para mí", explicó el humorista y reveló los sentimientos que tiene por el "Cabezón": "Fui varias veces a su casa, tengo un cariño y admiración inmenso. Cuando nos vemos siempre me recibe con una sonrisa, con un abrazo".

Pero no fueron todas risas a lo largo de su vida. Hace apenas unos meses, Vagoneta confesó que era un alcohólico en rehabilitación. "No me podía dormir si no me tomaba una botella de vino o dos", sostuvo en el programa "Vino para vos".

La enfermedad del humorista se hizo pública luego de que asistiera ebrio a la obra de su amigo Sergio Gonal, a principios de 2016. Rodríguez estaba sentado en la platea junto a sus amigos. Tuvieron que pedirles que se retiren de la sala, ya que alzaban mucho la voz. El humorista le pidió perdón públicamente a su amigo por los inconvenientes ocasionados y reconoció que tenía problemas con el alcohol.

Todo empeoró cuando nació su primer hijo, Benicio, fruto de su relación con su esposa Jennifer. El humorista contó en el programa conducido por Nicolás Magaldi que un acontecimiento fue crucial en su vida para que decida recuperarse de su enfermedad: "Un día llegué y ella no se dio cuenta de que estaba medio chupado. Me dijo 'teneme el bebé'. y yo tuve miedo de que se me caiga".

A partir de ese momento, Vagoneta acudió a Alcohólicos Anónimos para rehabilitarse: "Ya llevo un año y tres meses sin tomar, sin deseos de tomar, por suerte. El alcohol es una droga. Le comentaba a mis compañeros del grupo de rehabilitación que yo tenía la necesidad de contarle a mi público lo que me pasaba, como ellos les dicen a sus familias. Realmente me saqué una mochila muy pesada. Ahora estoy bien, porque salí del sufrimiento del 'no poder tomar' al 'no querer tomar'".

El humorista dio detalles sobre el modo en que se dio cuenta de que debía pedir ayuda: "Cuando te das cuenta que se te coarta la libertad, cuando en algunos eventos te tenés que ir porque ya estás rechupado, cuando entrás a un boliche y lo primero que hacés es entrar a la barra, cuando estás de malhumor porque no tomaste, cuando no podés dormir si no te tomaste un trago... decidí salir de eso".

Trabajando día a día, Rodrigo Rodríguez pudo salir de la enfermedad: "Lo agarré a tiempo, gracias a Dios. Tuve una conducta estricta y lo hice". Ahora, el ex "VideoMatch" irá a Mar del Plata con su espectáculo "La risa loca". "Estoy con mucha expectativa", concluyó con una gran sonrisa.