@Antoravinale

Después de un año vertiginoso en donde su economía y salud estuvieron en riesgo, Roberto Piazza decidió regresar a brillar como acostumbra en la moda con un gran desfile que marca su referencia en la industria. El mismo se llevará a cabo el próximo 14 de diciembre en el Anfiteatro de Parque Centenario y el reconocido diseñador aseguró que como este evento, no realizará otro igual. 

Tuve una faringitis hace un mes atrás y estoy agotado por el tema del desfile. El último que hice fue en 2008 en Argentina. Durante dos años y medio no hice nada. Física, mental y financieramente no estaba bien con mi empresa”, indicó el prestigioso diseñador de alta costura en diálogo con DiarioShow.com.  

Había desistido en hacerlo, tengo 650 vestidos nuevos que tengo colgados, porque el 20 de diciembre me voy a Madrid”, indicó sobre el desfile show que llamó “Joya Reales” en honor al mundo de la realeza que conoció en Europa tras hacerse amigo de la prima de la reina Sofía, quien se convirtió en su madrina en España. “Metido en el medio de todos ellos descubrí todas las bellezas y fui absorbiendo la cultura de la realeza. Compré coronas de cristal y van a ser todas mujeres coronadas, con aros, joyas enormes y vestidos impresionantes. También anexé una línea sport para los más jóvenes. Va a haber 120 artistas. Desde payamédicos, hasta vedettes”, agregó entusiasmado. 

A su vez, manifestó que necesitaba regresar para sentirse bien ya que en el último tiempo padeció complicaciones en su salud: “La cantidad de enfermedades que tuve durante dos años y medio fue terrible. Me agarró de todo: herpes, disfonía, sequedad de estómago, colitis, paranoia, depresión. También me descubrieron que tenía el corazón con dos arterias tapadas. Me operaron del corazón con tres stents. Ya no quiero saber nada de los médicos, pero ahora estoy un 90% mejor y soy un hueso duro”.

Roberto Piazza no descarta irse a vivir a España 

Desde hace años, Piazza acostumbra a viajar a España por su trabajo, y, tras expresar en reiteradas veces su disconformidad por la situación actual del país, este portal le consultó por la posibilidad de irse a vivir al viejo continente. Al respecto advirtió: “Para siempre no porque tengo 23 escuelas de alta costura. Voy a esperar los resultados políticos actuales y ver qué pasa con todas estas ridiculeces y en base a eso voy a decidirlo después. Me tengo que bancar dos años más de todo esto y me da asco”.

La industria textil y de diseñador se fue a la mierda. Estamos todos atados con alfileres. Todo lo que hago lo vendo afuera y ahora todo se remonta lentamente después del cierre de exportaciones. Acá si te pueden aplastar la cabeza lo hacen, no nos dejan viajar en cuotas porque se creen que somos gorilas. Los cagué porque lo saqué desde antes”, dijo con seguridad. 

La muerte de su hermano

En 2021 también falleció su hermano pero, lejos de estar triste por ello, el diseñador grita de felicidad luego de los años de tormentos que sufrió a su lado cuando fue víctima de abuso sexual de su parte.  

Por suerte se murió. Estuve esperando años para que se muriera. El karma lo pagó en vida. Yo no pienso ir, ni a reconocer el cuerpo ni nada, y quién va enterrarlo, no sé. Se que estuvo una noche entera tirado en el piso y nadie lo fue a buscar salvo la policía y los bomberos que se lo llevaron. No sé donde está”, relató. 

“No tengo nada ahora, mi mamá murió en 1986, era la única que valía la pena de mi familia, y mi viejo hace diez años. Uno de mis hermanos también murió y el otro no lo veo nunca, no sé qué le pasa, no sé sus problemas y faltaba morir el psicópata violador que se murió ahora, pagando sus culpas que hizo con su familia, no solo conmigo sino con sus mujeres e hijos. Yo lo superé después de muchos años y tras varios psiquiatras”, prosiguió sobre su contexto familiar. 

De todos modos, Piazza mira la vida con positivismo y está acompañado por su pareja Walter. Además festeja que pudo batallar contra sus enfermedades y tiene en mente seguir con sus proyectos en la moda. “Cierro bien el año porque me podría haber muerto y no me agarré covid. Ahora en las fiestas me voy a festejar afuera. Quiero divertirme y reírme lo más que pueda”, concluyó. 

Por A.R