@VivianaRomano

Le sucede, en este momento de su carrera profesional, que mucha gente que lo encuentra de casualidad en la calle lo saluda afectuosamente, y hasta le dicen “Martín”, el nombre del personaje que compone en " El primero de nosotros". Para Rafael Ferro es un orgullo que tantos televidentes elijan la tira que emite Telefé y, en una entrevista exclusiva con DiarioShow.com habla de cómo nació este rol que es uno de los más populares de la exitosa telenovela.

"Venía de hacer antipáticos, malos y por lo que me dijeron los autores iba a ser diferente, sin embargo, ahora tampoco me quieren porque soy la piedra entre el amor de Jimena (Paola Krum) y Santiago (Benjamín Vicuña) y no quiero contar mucho, pero el tipo puede terminar como un villano. Me atrajo laburar con Paola, es una gran actriz y compañera y por otro lado, a veces las cosas se van armando sobre las grabaciones. A veces creo que es un boludo Martín porque no se daba cuenta de que el hijo no es de él" arranca la charla el actor.

-En general ven a Martín como un tipo invasivo, manipulador y hasta “psicópata”, ¿vos también?

-El tipo está enamoradísimo, a tal punto que no ve la realidad. Es un negador. Y debo confesar que en la calle nunca me tomé el trabajo de responder a algo sobre mis personajes, pero ahora sí y defiendo al pobre Martín diciendo que es un cornudo entonces me da bronca que encima no me quieran. Tampoco es un tonto.

-¿De los malos que compusiste, cuál fue el peor de todos?

-No sé, pero hice de un militar represor, muy choto, y en "Historia de un clan" formaba parte de la banda que secuestraba gente. Es algo horrible hasta para hacerlo en ficción y hace poco dije “no” a un personaje que tenía que maltratar a una mujer.

-La propuesta te llegó el año pasado, cuando todavía estábamos en pandemia. ¿Tenías ganas de volver a la tele?

-Sí, muchas ganas de volver a actuar, y eso que todo lo hicimos con estrictos protocolos, hisopados, PCR cada dos días, al principio se pararon las grabaciones por mí, ya que di positivo, Luciano que compartía camarín conmigo también dio positivo. En cuanto a mí, la verdad que transité la enfermedad bastante bien, en ese momento tenía dos dosis de vacuna.

Con su familia en la ficción, se divierta fuera de cámara. (Foto: Telefé)

-Estableciendo un paralelismo con la situación en la tira, ¿creés que lo peor de una persona aflora cuando la pareja no funciona?

-Estoy separado de tres gestiones distintas y cuando la cosa no funciona, se complica. Ya no creo en la convivencia, tampoco generalizo porque hay parejas que se llevan bárbaro, supongo, pero ya es antiguo eso de que para sostener una pareja hay que vivir juntos, es mucho más sana la individualidad y la autonomía para respirar, salir con amigos, sea lo que sea, entre dos personas que se eligen.

"Ya no creo en la convivencia, ya es antiguo eso de que para sostener una pareja hay que vivir juntos, es mucho más sana la individualidad y la autonomía"

-¿Con las madres de tus hijos, conviviste?

-Conviví, y con el tiempo me di cuenta que no es lo mejor.

-¿Opinás, como mucha gente, que la pandemia vino a cambiarnos un poco el foco de la vida?

-Para mí fue un aprendizaje enorme y en un punto agradecí estar vivo, ya que tengo gente cercana que falleció, pero quedamos heridos y nos queda el miedo de lo que fue.

Sus mejores roles son villanos, pero la gente lo saluda con cariño.

-¿Qué te atrae de la astrología?

-Tengo amigos astrólogos, y de verdad siento fascinación. Por otra parte, en mi casa, toda la vida le dieron importancia a la cosa esotérica, especialmente mi madre y mi padre, había brujos, videntes, tiraban el tarot, entonces, creo que heredé de ellos eso. A algunos les creo, a otros, no y si me recomiendan un tarotista “tremendo”, lo voy a ver.

-¿En alguna oportunidad se cumplió lo que te vaticinaron?

-Lo místico y la espiritualidad me fascinan. Cuando consulto, quiero respuestas rápidas, deseo que me digan que se acabaron todos los dramas y quilombos; y no es así. En realidad es un laburito de todos los días, no hay respuestas ni soluciones mágicas. Sé que hay que dejar de lado la queja, ser más agradecido, ser más amoroso con el otro, porque "mañana te morís". Tengo 56, entonces siento el tema de la muerte más presente, aunque no lo vivo como algo dramático.

-Naciste un 6 de diciembre, ¿te gusta ser de Sagitario?

-Sí, me encantó siempre, tiene cosas muy lindas y otras para trabajar.

-¿En qué situaciones la pasás bien?

-En este momento trabajo en eso, en tratar de recuperar alegría, felicidad y encontrarle otra vez sentido a la vida. No quiero padecer la parte mala de lo que me toca, ni sufrir la vida, para decirlo de una manera bien argenta. Por ejemplo, si no laburo, no debo quejarme, si tengo mucho, tampoco, ya que soy un afortunado, laburo de lo que me gusta, tengo cuatro hijos hermosos que son sanos y están bien. No debo quejarme si me comparo con gente que tiene problemas más serios, como no tener ni para comer. No voy por la queja snob.

-¿Tus cuatro hijos viven con vos?

-No, porque son de tres madres distintas. El más chiquito que tiene 7, está la mitad de la semana conmigo, y la otra mitad con la madre. Toto vive solo, igual nos encontramos para una merienda, o una cena y todo el tiempo trato de juntar a los cuatro; tengo otro de 14 que viene semana por medio. Toto y Mati son fruto de mi primer matrimonio. Es decir que vivo solo la mitad del tiempo.

-¿Vas a trabajar en Polka?

-Sí, en “ATAV” segunda parte. Solo voy a hacer una participación en un par de capítulos, porque estoy ensayando una obra de teatro con Vicuña y Laurita Fernández que se estrenará en el Paseo La Plaza en agosto. También estoy filmando la película “El método Tangalanga” con Juieta Zylberberg.

Con Julieta Zylberberg filma "El método Tangalanga".

"Lo de Lorenzo fue una sorpresa"

-¿Imaginabas que alguno de tus hijos iba a seguir tus pasos?

-Para nada. Lo de Lorenzo (más conocido como Toto Ferro, que protagonizó "El Angel") fue una sorpresa. No es un chico que quería ser actor, o estudiaba teatro, repito, me sorprendió tener un actor en casa y Toto la rompió en esa película, viajó a (el Festival de Cine de) Cannes.

Con su hijo Toto son muy compinches.

"El pibe pasó de 1 a 100, todo pegó. Él es especial, no se engancha con el canje, las fiestas, hizo “Narcos” en México, después grabó una serie en España que en breve saldrá en Netflix, también se dedica mucho a la música, el tipo está encaminado, se la sirvieron en bandeja y también sabe lo que quiere" concluye Rafa..

Lorenzo también se destacó en “El marginal 3” donde interpretó a “Moco” el joven delincuente que Diosito (Nico Furtado) “adoptó” como pupilo carcelario.

V.R