@Rfilighera

El exilio ha formado parte de su identidad cultural. Hija de padres artistas itinerantes por todo el mundo, nació en Buenos Aires y al poco tiempo, su familia puso ancla en Chile para trasladarse, tiempo después, a España. Anabel Cherubito, más allá de ese acento tan castizo que la caracteriza, es tan porteña como nuestra querida e inolvidable Tita Merello.

Cabe recordar que se convirtió en mamá a los 42, circunstancia que significó un sueño cumplido y un anhelo buscado y querido junto a su pareja en esa instancia de su vida. "He sido afortunada y se trató de un hecho que me colmó de felicidad. Antes, realmente, sentía que no era el momento. Por otra parte, al tenerla de grande a Simona (2) me permitió volcarme de lleno a su crianza que, en otra etapa, reitero, me hubiera resultado complejo abordar por la diversa actividad profesional que me encontraba realizando en ese entonces”.

Recordemos que en febrero de 2015 había confesado que después de mucho tiempo había encontrado el amor junto a Luciano Alvarez, seis años menor que ella y tomó la decisión de empezar una nueva vida. "Este bebé es la inspiración del amor, fue buscado y deseado. Estamos muy felices", había relatado Anabel en un portal mostrando su felicidad.

Con su habitual estilo descontracturado y libre de cualquier prejuicio, Cherubito contó cómo fue que comenzó a salir con Luciano. El era jugador de Dock Sud, pero con el tiempo decidió colgar los botines y seguir una carrera universitaria. "Hace un año y medio estoy en pareja. Era jugador de fútbol, pero dejó y se recibió de médico chino y naturópata", había confesado.

Con el tiempo, la pareja llegó a su fin y en el terreno sentimental asegura que ahora está solita. ¿Y aquel rumor de romance con Martín Bossi? Ella lo desmiente: "A Martín lo quiero mucho, pero nunca fuimos novios”.

Con ideas claras Anabel admite que "formo parte del colectivo militante femenino y que estamos ante un momento histórico e inolvidable en todo sentido". En relación a la media sanción (en diputados) de la ley del aborto legal, sostiene que “ahora vamos por los senadores. No deben hacerse los tontos ante tamaña circunstancia que derriba todos los muros de la intolerancia”.

Para Cherubito, el feminismo es “un movimiento fundamental, maravilloso que lleva como objetivo la equiparación y los temas de igualdad personal y profesional en ambos géneros. Ha venido para quedarse, más allá de cualquier estructura anquilosada en las barreras del tiempo”.

En cuanto a las denuncias por abuso y presión sexual en diversas escalas del mundo del espectáculo, dijo: “Me parece bárbaro que las mujeres se animen a denunciar este tipo de situaciones. Realmente, es una alegría enorme. Desde que el mundo es mundo, el hombre ha hecho un abuso tremendo del uso del poder. Desde lo personal, yo he perdido varios trabajos por episodios de esta índole. Que un hombre explote esta situación de poder me resulta de una bejaza total. Y, reitero, lo he vivido con varios productores y también con algún director”.

Ante nuestra consulta, confesó que tiene muy buena onda con su ex pareja, Alejandro Lerner, quién, precisamente, en aquellos años de marcado enamoramiento le dedicó un tema que, como se sabe, se titula “Amarte así”. “Es cierto, el tiempo pasó pero tenemos buena onda y también con su mujer. Es un tipo brillante, con un sentido del humor increíble. Tengo los mejores recuerdos de él”.