La vedette está ansiosa por el reencuentro.

Por @TomasDV55

El cariño que Mónica Farro siente por Juan Ignacio Suris quedó de manifiesto durante los tres años en que la vedette fue a visitarlo al penal de Saavedra, en Bahía Blanca, donde él estuvo preso desde enero de 2014.

Ayer, el Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca dispuso la libertad de Suris y el amor vuelve a tocar la puerta de la uruguaya, esta vez sin ataduras. Ante la inminente liberación de su novio, la respuesta de Farro no se hizo esperar. "La cabeza no me da más y no puedo caer en esto que está pasando", comentó a DiarioShow.com, aún sorprendida por la noticia. "Nunca nos separamos; fue una separación para la prensa. Yo estoy feliz esperando", agregó, en referencia a sus previas declaraciones de principio de año sobre una supuesta ruptura. 

El romance entre ambos salió a la luz cuando, luego de estar prófugo por un mes, el empresario fue detenido por la Justicia en el departamento de la modelo en Belgrano, en el marco de una causa presentada en su contra por asociación ilícita tributaria. En ese momento, Farro confesó su amorío con el acusado y dijo estar al tanto del pedido de captura. A pesar de ello, la rubia optó siempre por defender a su pareja.

Amor sin barreras

Con su novio en prisión, Mónica se mostró inquebrantable. Pasaron días, meses y años, y ellos siguieron sosteniendo su relación a distancia gracias a las frecuentes visitas de la uruguaya al penal.
Sin embargo, en abril de este año, Farro había decidido ponerle un fin al vínculo. "Él me ama, yo soy el amor de su vida y sabe que me va a buscar cuando salga. Pero entiende que yo necesito liberarme de esto, porque estuve tan presa como él", expresó en ese momento. Aunque confiaba en su inocencia, y aseguraba no abandonarlo por el tiempo que estuviera condenado, argumentaba no poder soportar la situación, y que ya estaba lista para comenzar con una nueva vida.
"Algún día si sale y el destino nos vuelve a encontrar, nos volveremos a conocer, y si nos elegimos, sería genial", reflexionaba entonces. Y el destino los volvió a encontrar. Ella no puede estar más feliz: "Felicidad inmensa, ahora sólo a esperar un poquito más", publicó en su Twitter al conocer la noticia.