@Antoravinale

Si pensaban que la fama de Stephanie Demner es una consecuencia directa de su explosión de las redes, están en un error. El punto de partida de su carrera fue ni más ni menos que a sus 14 años cuando se cortó el pelo con Roberto Giordano y este le dijo que tenía todas las condiciones para ser modelo, y que debía serlo. Y así fue. A partir de ese día comenzó su búsqueda desenfrenada (pero victoriosa) ya que rápidamente la tomaron en distintas agencias de modelaje y en menos de cinco meses, era tapa de la revista "Chiquititas", "Para Teens", y hasta llegó a realizar campañas internacionales como la de "Swatch" y "Coca-Cola".

Con el tiempo llegó el fenómeno de las redes sociales que le dieron el empujón a la "fama". Instagram le permitió combinar y amoldar a la perfección ser modelo con lo que hoy se denomina "influencer" o "instagramer"."De repente la gente que te veía en las revistas capaz no te conocía, y hoy en día cuando salgo en una revista y me ven saben quién soy. Es como un feedback constante. Está bueno porque no soy un fenómeno de las redes sociales. Mi carrer. me guió”, señaló a DiarioShow.com.  

Desde que asumió su rol como comunicadora en las redes, entendió que estar al frente de estas es una gran responsabilidad. "Hay que estar muy conscientes de lo que uno dice. No importa si tenés un millón o dos personas que te sigan, siempre que uno esté comunicando algo hay alguien atrás. Además tengo muchas nenas chiquitas que me dicen ‘sigo todos tus consejos", analizó. 

Instagram

Como toda figura pública, las críticas la persiguen, pero Stephie, con más de 726 mil seguidores en su cuenta de Instagram, demuestra no darle mucha importancia a eso. "Es medio complicado, porque cuando tenes doscientos mil mensajes re lindos y uno que dice ‘que fea, que gorda, ese vestido te queda horrible’ te dan unas ganas de contestar...", aseguró la joven. Y agregó convencida: "No hay que tomarse todo tan personal, porque después esa misma persona te cruza en la calle y te dice ‘que linda que sos’. Hoy en día a través de la redes sociales cualquiera te dice cualquier cosa. Lo más importante es no contestar porque lo único que quieren hacer es llamar la atención. Las personas que te ‘odian’ van a haber en todos lados".

"Hoy en día a través de la redes sociales cualquiera te dice cualquier cosa. Lo más importante es no contestar porque lo único que quieren hacer es llamar la atención".

Sin embargo, por más que trate de hacer caso omiso a las agresiones hay veces que se le "sale la cadena". Como aquella vez que no soportó contestarle a una seguidora que la acusaba por mostrarse con su nueva pareja, Guido Pella, ya que la influencer había dicho que después de su relación con Grego Rossello iba a mostrarse por un año sin un nuevo novio: "Son cosas que uno dice en el momento (...) y es muy difícil mantener el archivo. La verdad es que tenía ganas de subir la foto con mi nuevo novio y al que le guste bien y al que no no me interesa. No voy a dejar de vivir ni compartir mi vida que me hace feliz porque dije que no voy a presentar novio hasta fin de año. Si me enamoré antes de fin de año, bueno, no me parece grave. No hay que estar con el dedo juzgón. No es tan terrible". 

Instagram

Cabe destacar que Stephanie no es la misma jovencita de aquel momento en el que se zambulló por primera vez en las redes sociales. Con el paso del tiempo, la modelo se fue sacando la timidez y logró una comunicación más directa y efectiva, a través de las instastories, con sus seguidoras, tal y cual como una profesional de Instagram. En consecuencia, ese "antes" y "después" se debió a la relación que mantuvo con su ex pareja, -humorista e instagramer- Grego Rosello, quien (en cierta manera) contribuyó con su extroversión.

"Si, puede ser. La verdad que antes estaba más metida en el personaje de modelo y yo misma me había encasillado en que me tenía que mostrar perfecta e impecable. Estando con Grego, estaba metida en esa vida y de a poquito me fui abriendo a mostrarme al natural y eso lo valoro mucho más", reconoció. 

"Estando con Grego, (...) de a poquito me fui abriendo a mostrarme al natural y eso lo valoro mucho más".

Desde que la joven irrumpió en el mundo de Instagram, muchos comenzaron a seguir su carrera como así sus relaciones amorosas. Entre los romances más destacados están Juan Martín Del Potro, Rodrigo Mora y Grego Rosello. Sin embargo, su actual es Guido Pella quien definitivamente robó su corazón. Aún así, están quienes comparan sus relaciones e intentan causarle daño: "La verdad que intento no darle mucha bola a eso porque hay muchos opinólogos del tema. Pero para mí todas las relaciones son aprendizajes. Me molesta más por lo que pueda llegar a sentir Guido que por lo que provoca en mí. Mis relaciones ya las tengo cerradas y los vínculos también. Me quedé con lo lindo y punto".

Su corazón tiene dueño

"A Guido lo vi en las redes sociales del Peque Schwartzman, le pregunté por él y me pusieron en contacto. Empezamos a chatear y estuvimos así durante un mes porque él estaba de viaje", contó la modelo. Y continuó emocionada: "En ese mes ya nos amábamos directamente. Después cuando volvió a Argentina nos vimos y desde ese momento no nos separamos".

Las sospechas de romance entre el tenista y la modelo eran ciertas. Las pistas que brindaban a través de sus redes se unían a la perfección como un rompecabezas y era tal la certeza del noviazgo que tuvieron que blanquearlo con una foto. "La gente quiere saber todo y sino empiezan a sacar sus propias conclusiones. Me inventaban un novio por semana. Yo ya estaba re metida con Guido y dije ‘blanquiemos’. Ya la noticia estaba y varios ya lo sabían", confesó Stephanie.

Instagram

Por el momento, lo único difícil de su relación es verse, ya que él como tenista tiene un calendario pactado para todo el año, sin embargo, ella no. "Es complicado (...). Vamos encontrando los momentos pero es muy día por día", manifestó.

Sexy y dulce a la vez

Stephanie confesó que parte de su público es infantil y eso, a la hora de sus posteos más candentes, puede llegar a ser un problema. "Son etapas. Decís que estás más cómoda con tu cuerpo y tratás de subir fotos sexies. Y algunos que trabajan conmigo me decían que estaba muy sexy y que en Disney no me iban a querer porque estaba mostrando todo el cul… Y dije bueno, okey bajo", confesó.

"Tampoco es que tengo un súper cuerpo mega exuberante. Tengo panza chatita y un cul... pero tetas no tengo nada", continuó.

Instagram

"Me decían que estaba muy sexy y que en Disney no me iban a querer porque estaba mostrando todo el cul…". 

Stephanie Demner trabaja hace más de 13 años de lo que le gusta y planea hacerlo por mucho más tiempo. Aún así, sueña con poder formar una familia "con muchos perros, con dos o tres hijos y con Guido". Aunque no descarta ser una mamá influencer.

Instagram

Ver más productos

El beato Bartolomé Fanti, en el recuerdo de lglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Bartolomé Fanti

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos