@Rfilighera

Hay una inquietud que está rondando las redes sociales. ¿Sucedió algo con tu rostro?

-No, en absoluto.¿Por qué?

-Se puso particular énfasis en este tema a raíz de una incursión tuya televisiva reciente.

-Vos me estás viendo, decímelo.

-Está bien, pero preferiría que me lo diga la protagonista, vos puntualmente, con mayor precisión si podés.

-No me hice ninguna operación.

De esta manera, la inefable y talentosa Esther Goris se refería a una inquietud que tuvo repercusión en los últimos días. No nos damos por vencidos e insistimos.

-No es que sea obsesivo, Esther, pero se te nota extraña, más joven, me animaría a decir.

-Realmente, no te miento, no tengo cirugía alguna. Pero decime, puntualmente, ¿qué es lo que ves de extraño?

-Noto los pómulos más acentuados.

-Es que siempre fueron de esa particular manera como decís vos. No hay nada extraño. Mirá... voy a ver si encuentro alguna foto de mi abuelo.

La actriz busca en algunas cajones de su departamento céntrico aunque la búsqueda se hace estéril. Le decimos que no importa y que creemos en la contundente afirmación de su testimonio.

-¿Cómo es tu presente sentimental?

-Interesante, como lo que le puede suceder a cualquier hijo de vecino.

-¿El vínculo de pareja es complejo en los tiempos alocados que corren?

-Tienen los mismos desafíos que los que tenía la generación de mis padres. Cada pareja es un universo aparte. A veces ni los propios miembros de la pareja saben del todo lo que les sucede a su alrededor.

-¿Creés en la fidelidad?

-Sí, por supuesto que creo.

-¿Qué pensás de esta nueva modalidad que es la “pareja abierta”?

-Yo nunca tuve ni tendré una pareja abierta.

Esther Goris acaba de filmar una historia muy fuerte (“One shot”) que narra la relación de un transexual con una mujer con la que tuvo 3 hijos.

-Filmaste, tenemos entendido, escenas muy potentes desde el plano sexual.

-Es verdad. Se trata de un episodio real sucedido en nuestro país.

-¿Te costó animarte?

-Sí, pero es algo estrictamente profesional y con una estética de buen gusto. Te aclaro que yo nunca hice ni haría pornografía.

-¿Cómo ves el panorama del cine argentino?

-Hay producciones de gran creatividad que ponen en evidencia la calidad de nuestro cine.

-Algunas versiones indican que, desde el plano oficial, querían cortar partes de nuestras ficciones. 

-Se habla de esto y hay que estar atento. Cualquier intento de recortar ficciones en el plano audiovisual, los actores responderemos con la actitud y conciencia necesarias para movilizarnos.

En un gran personaje

El próximo jueves se estrena “Tita”, la película de Teresa Costantini sobre la vida de la gran trágica argentina, Tita Merello.

Esther Goris compone a la madre de la singular intérprete en un trabajo, según se adelanta, de gran composición dramática.

"Ha sido un personaje donde le puse una impronta de intuición y, sobre todo, de humor", señaló y acotó: "Se trata de un filme de grandes actuaciones (Mercedes Funes-Damián de Santo) y una espléndida ambientación de épocaEst".