@Tomasdv55

Es uno de los bailarines más reconocidos de “Bailando por un sueño”. A veces, por sus cruces mediáticos y su mecha corta para discutir, y siempre, por su talento en la pista, en donde se destaca desde los primeros años del certamen, desde 2008. Habiendo acompañado a famosas como Lourdes Sánchez, Cinthia Fernández, Lizy Tagliani y Amalia Granata, Gabriel Usandivaras se lució en todos los géneros del certamen con destreza física y precisión estética.

A pesar de considerar el “Bailando” una plataforma de desarrollo y crecimiento de su carrera en la danza, Gabo -como lo conocen todos- no se queda quieto y ya tiene nuevos proyectos, como una obra musical que él mismo está escribiendo. En diálogo con DiarioShow, el artista abrió las puertas de su intimidad y lo contó todo, sin pelos en la lengua.

-¿Tenés algún hobby?

- Yo vivo solo en una isla del Delta del Tigre y disfruto mucho de andar en kayak. También me gusta pintar mandalas, eso me baja a tierra. Y ahora voy a empezar a clases de ukelele.

-¿Cómo es vivir solo?

-Mi fiel compañero es mi perro Simón, que es un schnauzer mini. El lugar este es muy tranquilo, tiene una serenidad y un silencio que te lleva a tener una conexión más rica con vos mismo. Sobre todo en el proceso de mi separación que me costó y me cuesta, uno tiene momentos para bien y otros para mal. Pero el contacto con la naturaleza te lleva a estar más relajado.

-¿Qué pasó con tu pareja?

-Fue hace un mes la ruptura. Con Julián (Escalante, su ex novio) nos fuimos de vacaciones a Machu Picchu y es un viaje bastante espiritual y movés un montón de cosas. La verdad que necesitábamos el espacio, y aunque yo lo sigo amando, entiendo que no estábamos siendo compatibles hoy. Fue una decisión de él y a mí me llevó tiempo aceptarlo, estuve re deprimido.

-¿Y ahora ya pensás en volver a estar en pareja?

-¡No estoy en búsqueda de chongos para nada! (ríe) Estoy empezando a salir y apoyándome mucho en mis amistades. Ahora estoy bien.

Gabo y su ex pareja Julián Escalante.

-¿Cómo cuidás tu figura para estar siempre listo, por tu trabajo?

-Yo entreno desde los 9 años, hacía patín artístico. En 2016 había dejado todo, me desmadré y me enamoré del fernet. Sólo tomo agua y fernet. Pero ahora ya me estoy cuidando de nuevo, hago acrobacia, danza clásica, gimnasio, pilates, con todo.

-¿Qué cosas te hacen reír?

-A mí me encanta la ironía. Me parece un humor con inteligencia, con altura y es apto para recibir una vuelta. Pero para eso se necesita un poco de confianza y ahora con una sociedad susceptible es más difícil.

-¿Siempre soñaste con bailar o surgió con el tiempo?

-De chiquito sé que quiero ser artista. Mi papá es carpintero y mi mamá llevaba la contabilidad, pero me bancaron en todas las locuras. Los ponía en mi casa, corría los muebles y les bailaba todo el día.

-¿Qué música escuchás?

-Me encanta Calle 13. Escucho reggae y folclore también, mucho Mercedes Sosa. Y de afuera Mon Laferte. Siempre en español, porque hoy estoy necesitando entender lo que escucho. Todavía no manejo el inglés.

-¿Qué cosas son las que más te molestan?

-Me saca que la gente tire basura en la calle. Y algo más personal... es que se perdió mucho el concepto de mirar a la persona con la que estás hablando y no la apariencia. Estamos más preocupados por nuestra pose que por el otro.

-¿Qué expectativas tenés para el “Bailando 2018”?

-Por ahora sigue todo medio verde. El “Bailando” es una gran vidriera y un lugar en el que me encanta estar y por eso vengo haciéndolo desde hace 10 años. Pero hacerlo por hacerlo ya no me genera la misma adrenalina.

-¿Te afectaron los problemas económicos de Ideas del Sur el año pasado?

-En mi caso, no tuve muchos problemas, salvo el último mes, diciembre, que no lo cobré.

-¿Qué opinás de las parejas confirmadas para el certamen este año?

-Mira... yo todavía deseo que el “Bailando” tome un poquito de enfoque en cuanto a la parte artística. Soy el gremialista de los bailarines (ríe). Me gustaría que haya menos pibitas que salen de un quilombo por un trío amoroso o de un Instagram con seguidores, o que al menos se preparen para la oportunidad.

-¿A quién te gustaría ver en el reality?

-Me encantaría que esté Malena Pichot. Prestaría a otro tipo de juego, es una artista talentosa y culta. Pero no sé si aceptaría porque en toda la lucha que está haciendo hay algo de prejuicio con algo como el “Bailando”, pero me encantaría.