Por @Rfilighera

Crisis como sinónimo de cambio en la vida de las personas y de las sociedades. Fátima Florez es una mujer que no se deja superar por las circunstancias del momento y apuesta siempre a la superación, al desafío permanente de la experiencia.

Frente al amplio espejo de su sala de ensayo del coqueto departamento que habita, le pedimos que se observe y que nos diga qué “tipo de persona” ve allí reflejada. Nos dice: “Veo a una persona que es bastante niña. Observo a una niña que suele estar en permanente juego y en continuo vínculo con los demás chicos. Es como una fantasía pero siempre tengo la sensación de estar en una dimensión que retrotrae a particulares y queribles afectos. Y muchos dicen que soy bastante ingenua, y a mí realmente me pone bien porque me encanta formar parte de la ingenuidad”.

La figura señala que “el secreto del éxito en nuestra actividad radica en poder jugar. Yo siempre juego y me olvido que se trata de una profesión. Por otra parte, las cosas malas que te pasan tamizarlas por el humor”.

- Pasaste por situaciones complejas en tu vida...

- Es verdad y junto a mi esposo, en ocasión de haber realizado un viaje a Perú en mis comienzos. Puntualmente, nos robaron todo en la habitación donde estábamos parando y nos quedamos con cero capital. Por otra parte, volver a nuestro país en micro se convirtió en una verdadera travesía y hacíamos, en consecuencia, shows en las paradas que íbamos haciendo como para conseguir algún ahorrito que nos permitiera poder subsistir de la manera más digna posible. Todo esto nos fue fortaleciendo para estar firmes y bien equilibrados cuando llegan las buenas.

Fátima y su esposo, Norberto

Fátima la tiene muy clara en todo sentido: “A mí nadie me regaló nada y todo me costó mucho. No tengo padrinos y nadie me puso con el dedo en esta profesión. Norberto y yo somos muy creyentes y muy conscientes de que Dios acompaña”.

- Citaste a la infancia como algo muy importante en tu bagaje de recuerdos. ¿Qué evocás de manera puntual de esa etapa?

- Yo jugaba al hockey en ese entonces y caló hondo en mi mundo de relaciones humanas y cotidianas. La rutina del deporte, esta toma de conciencia de vida saludable y la apuesta fuerte al trabajo en equipo. Luego, a los 15, empecé a estudiar canto, baile y actuación. Desde chica era fanática de Xuxa, iba a sus programas de Telefé y tengo varias fotos con ella. Luego, con el correr del tiempo, supe que iba a ser el primer personaje que iba a componer. Desde muy pequeña, por lo tanto, estuvo muy presente todo lo referido a disfrazarme y jugar.

Fátima como Critina Fernández de Kirchner
Fátima como Iliana Calabró
Fatima como Vicky Xipolitakis 

- Tus padres, probablemente, fantaseaban con otra profesión para vos...

- Quizás ellos hubieran querido que hubiese sido abogada o que hubiera tenido un buen oficio administrativo. No obstante, hice la mía y decidí seguir adelante con mis convicciones. Y no me equivoqué.

El amor de su vida

- Con Norberto Marcos Berenstein, tu pareja desde siempre, lograron articular una relación súper estable. Además ha sido tu primer novio. 

- Muchas se asombran pero con Norberto hemos aprendido a transitar con equilibrio el camino de la vida. Por otra parte, tengo compañeras de la escuela primaria que se han casado y siguen unidos con aquella primera relación. Fíjate que con Norberto convivimos y trabajamos juntos en la misma actividad. Por consiguiente, tenemos todas las discusiones y conflictos de cualquier pareja. Todo se puede solucionar con amor, respeto y ganas.

- ¿La diferencia de edad entre ambos (Norberto 65, Fátima 37) influyó en la vida de relaciones?

- En mi caso no influyó, aunque tengo que admitir que cuando me puse de novia con él tenía 19 años y probablemente había algún tipo de prejuicio. Pero nada de eso influyó y seguimos, en definitiva, en el camino de la vida. Yo conozco muchas parejas que tienen una diferencia de edad bastante notoria.

- La convivencia siempre es un desafío en cualquier instancia de la vida.

- No es fácil convivir, tampoco imposible. Compartimos con pasión un mismo universo. Y, por otra parte, nos conocemos tanto que con tan sólo una mirada podemos llegar a descifrar cuál es el problema que nos sucede.

- ¿Viviste algún tipo de acoso durante tu carrera?

- Realmente, no. Salvo en los comienzos, en ocasión de realizar alguna presentación para un evento privado. Yo he sido siempre muy astuta en manejarme poniendo la distancia necesaria para desarticular cualquier tipo de circunstancia desagradable.

- ¿Competís muy fuerte con Martín Bossi?

- Entiendo que no. Él puede competir con Fredy Villarreal, con Tarico, pero no conmigo. Yo hago, además, personajes totalmente distintos de los que el compone. Tenemos energías y estilos diferentes. Lo único en común es que hacemos imitaciones.

- ¿Trabajarías con Bossi en un espectáculo compartido? 

- Por supuesto que sí. No tendría el menor problema. Y me encantaría.

Fátima Florez se prepara para ser una “Superstar” en Mar del Plata

Siempre hay más personajes

Finalmente, acordó todos los detalles y ya puso la firma para la realización de su nuevo espectáculo. De esta manera, Fátima Florez rubricó con la presencia del empresario Lino Patalano y la de su esposo, manager y guionista de sus espectáculos, Norberto Marcos, su nueva creación escénica.

En efecto, la actriz, imitadora, cantante y bailarina va a encarar, desde el próximo 19 de diciembre, en el teatro Roxy de la ciudad de Mar del Plata, su show “Fátima Superstar” con la participación del cantante Fernando Sanmartín (seguidor del culto Sandro) y el humorista Juan Labruna.

Fátima estará acompañada, además, por un importante cuerpo de bailarines. También habrá acróbatas, músicos en vivo y pantallas leds que harán un aporte tecnológico único y con grandes sorpresas.