@TomasDV55

La cantidad de papeles que interpretó Mirta Wons a lo largo de su vasta carrera en teatro, televisión y cine, contrasta de lleno con su personalidad sencilla.

Mirta no se construye ningún personaje. Al entregarse al diálogo con DiarioShow.com, la ex “Floricienta” y “Violetta” se muestra tal cual es.

En su actualidad laboral, Wons se disfraza de Laura, una mujer anclada en su propio pasado, en la obra “La mishiguene de la carpa 4”, que se presenta en el Teatro Kairós.

Mirta Wons (Nahuel Ventura-Diario Crónica)

Además, Mirta es una de las actrices en la ficción “Sí sólo sí (televisión integrada)” por la TV Pública. Trabajadora siempre activa, abrió las puertas de su intimidad y habló de sus sueños no cumplidos y lo que menos disfruta de su trabajo.

-¿Cómo es tu rutina semanal?

-Siempre digo que los actores trabajamos en banda negativa. Entonces los sábados y domingos trabajo y capaz duermo siesta un lunes, pero es porque para mí son como mis domingos. Estoy a full con las grabaciones, pero no lo vivo como algo estresante. Agradezco al cielo tener trabajo, tener para comer.

-¿Tenés hobbies?

-Me encanta hacer bijouterie. Me la paso en Once comprando cosas. Tengo un proyecto de bandejas y macetas pintadas con acrílico pero un día me pudrí y lo dejé. Me pasa eso, que me aburro.

-¿Cómo viajás al barrio de Once?

-En colectivo, y a veces me doy cuenta de que me sacan fotos a escondidas. Había una época en la que me enojaba muchísimo, pero por timidez. ¿Qué soy, un mono? ¿Cuál es el problema con que viaje en colectivo y tenga SUBE? Pero después me relajé. Vivo a cara lavada.

Mirta Wons, en la redacción del Diario Crónica (Nahuel Ventura)

-¿Qué te pasa cuando te reconocen en la calle?

-Para mí es una situación incómoda. Soy muy tímida, en serio. Si alguien me para en la calle para sacarme una foto no me banco mucho el momento por mi timidez y paso por antipática a veces, lo sé.

-¿Qué te gusta ver en teatro?

-¡Todo! Voy a ver todo. Comercial, independiente, comedia, drama, todo. Lo único que no me cierra es el stand-up. Para mí no es teatro. No me gusta. Me parece que son historias autorreferenciales contadas por personas que no juegan a hacer un personaje. La verdad que me parece un choreo.

-¿Mirás tele?

-Estoy enloquecida con Netflix. Estoy con la serie española “Velvet”, alucinada con los vestuarios. Me interesa mucho el tema de la producción, ver dónde está puesta la plata. Dirigir no dirigiría pero sí me gusta analizar, por un defecto profesional, los hilos de cómo está hecho todo.

-¿Tenés algún asunto pendiente?

-Quiero hacer un personaje de mala, perversa. Una pedófila, algo espantoso. Me encantaría. El único que me ofreció hacer algo así fue Sebastián Borensztein en “Tiempo Final”. Como actriz quiero bucear en otras zonas.