@Rfilighera

Desde aquellas tímidas apariciones en los shows místicos, religiosos y bizarros que organizaba Diego Guebel (el emblemático pastor de prostitutas y travestis), en sótanos de la calle Corrientes, han transcurrido más de 10 años. Fátima Florez expuso a partir de allí un marcado progreso profesional a fuerza de trabajo, que tuvo su corolario en la última temporada de Mar del Plata, al alzarse con el Estrella de Mar de Oro por su espectáculo "Fátima Superstar", el mismo con que ahora llegó al Maipo porteño.

"Cada aparición de un personaje de mi galería en el escenario me genera una adrenalina potente y también en el público. Sale un determinado personaje e ingresa otro con una energía fuerte, distinta y, por momentos, avasalladora. Pero se logra con el trabajo de cada uno de los miembros del equipo, que logran un producto de primerísimo nivel", reveló la artista en charla con DiarioShow.com 

Un rasgo característico de Fátima es la autoexigencia. "Debemos ser constantes y metódicos. Cuido muchísimo mi cuerpo y también mi alimentación. Por otra parte, la voz requiere de una atención especial. Los artistas que abarcamos tantos y diferentes roles debemos poner énfasis en todas las piezas de nuestro organismo. Somos muy parecidos a los atletas", describe sobre su entrenamiento habitual.

Cuando se la consulta sobre si alguna vez tuvo problemas con alguien que haya imitado, la actriz asegura "Nunca, en absoluto. Lo toman muy bien porque saben que lo hago con respeto. No nos burlamos, tratamos de rescatar los distintos matices de cada uno de ellos sin caer en la caricatura".

Por supuesto, entre sus interpretaciones destacan mujeres de la política, como la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y la ex presidente Cristina Fernández.

Fátima como Cristina Kirchner. 

Sobre la actualidad económica, analiza: "A todos nos genera una gran inestabilidad; estamos marcados por el miedo permanente. Por otra parte, cuando se dan estas crisis lo primero que se recorta son las salidas y el entretenimiento. Es que todo pasa a ser secundario ante las prioridades de la salud, la alimentación y la educación. Y más allá de la fiebre del dólar, lo importante, en todo esto, es que la gente pueda comer y que no haya personas en la calle, a la intemperie, con frío y lluvia. Lamentablemente, esto lo noto cada vez más y realmente me produce mucha incomodidad y dolor".

Una de las preguntas habituales que rondan a Fátima es la presunta rivalidad con Martín Bossi. La artista insiste en que "No es así la cosa, sucede que siempre nos ponen en una especie de rivalidad entre Boca y River. Los dos transitamos un terreno similar: somos cabeza de compañía y nos va muy bien en la taquilla". ¿Compartiría un espectáculo con él? "Por supuesto que sí, ya te lo firmo. Estamos hablando de la realización de un megashow y se trataría de algo muy fuerte que el público lo disfrutaría mucho... yo esto lo comenté hace tiempo, no obstante, hasta el momento, del otro lado aún no hay respuesta". ¡Teléfono, Bossi!