Este domingo a noche se verá en Netflix el cuarto episodio de "Luis Miguel, la serie 2", un verdadero boom de audiencia que ofrece cada semana revelaciones -y confirmaciones- sobre la vida del misterioso astro mexicano que mantienen en vilo a los fans. Con los tres capítulos ya disponibles, uno de los personajes que comenzó a ganarse la simpatía del público es Mauricio Ambrosi, la mano derecha de Luismi en la línea temporal de 2005, cuando el paternal Hugo López ya no está.

Interpretado por el español Fernando Guallar ("Velvet colección"), este rol funciona como sostén emocional y comercial de la estrella pop tras la partida de su manager argentino. Aunque oficialmente nadie lo confirma, podría estar inspirado en el empresario Alejandro Ascensi, amigo de Luismi desde muy chicos y quien comenzó a trabajar con él a mediados de los 90.

El asunto es que esa amistad se habría terminado cuando el cantante descubrió que su mano derecha tenía un romance con su hija Michelle Salas, a quien le llevaba 20 años. Hasta ahora, sólo se insinúa cierta simpatía entre "Mauricio" y la adolescente. ¿Veremos algo más tórrido?

Michelle (Macarena Achaga) y Mauricio (Guallar), por ahora, amigos.

Por lo pronto, el actor charló con DiarioShow.com sobre su experiencia. "Era consciente del éxito de la serie pero hasta que no llegué a México y entré en contacto con la sociedad mexicana no me di cuenta del impacto que tiene su figura".

Acerca de cómo fue llenar los zapatos de Hugo López, analizó que "una de las premisas era continuar la estela de Hugo, me parecía un referente muy bonito. Luego de ver la primera temporada, entendí que hay una ternura y una protección para con Luismi, una relación de cariño real, no de interés. Ese era un buen punto de partida".

"Busqué construir una relación de amistad como esa que tenemos con algunos amigos a los que podemos decirles las cosas como son, esos que todos necesitamos en algún momento de la vida", explicó.

Consultado sobre cómo era su imagen previa de El Sol mexicano, Guallar admitió: "Nunca fui un gran seguidor de Luis Miguel, por mi generación y porque en España no era tan famoso, así es que empecé a conocerlo a través de los guiones, tuve mis debates internos sobre cómo lidiar con el éxito".

"Me resultó fácil empatizar con esa persona que siempre está acompañada de un montón de gente que lo sigue, pero quizá nadie lo escucha. Creo que esa soledad del triunfador era el espacio donde mi personaje debía meterse, comunicarse con él desde ahí", prosiguió.

Y cerró: "En esos momentos donde Luis Miguel demuestra públicamente su talentazo, cuando todo era grande, Mauricio debía ocupar un espacio chiquito, y cuando no era así, Mauricio crecía".

Ver más productos

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Ver más productos