@tomasdv55

María Belén Roccasalvo camina por estudios de televisión desde los 8 años. "Antes estaba del otro lado", aclara ella, refiriéndose a cuando acompañaba a su madre Susana a su trabajo como conductora y se mantenía lejos de las cámaras y las luces que, a esa edad, no le generaban el más mínimo interés.

Pero en enero de 2016 un trágico episodio la forzó a vencer el nerviosismo de la pantalla chica: "¿Querés hacer una nota?", le preguntó uno de los movileros que se había acercado al velorio del esposo de su madre, Carlos Hlawaczek, quien había fallecido hacía apenas días. "Estaba muy nerviosa. Era un momento muy difícil y triste para mí, pero me di cuenta de que no era para tanto el miedo que tenía a la cámara", cuenta Belén sobre aquel momento.

Dos semanas después la llamaron para ser panelista en un programa. Aunque ella ya había debutado como actriz en una obra independiente y llevaba años de capacitación como bailarina, prefirió seguir con su empleo en la compañía de seguros donde ya venía trabajando desde hace un tiempo.

No obstante, cuando en agosto del año pasado la convocaron para formar parte de "Con amigos así", supo que su momento había llegado. Ahora Roccasalvo hija brilla en el programa de la tarde noche de KZO, donde es columnista de espectáculos. "Estoy aprendiendo mucho de todo. De los chicos, del Pollo Álvarez, que tiene mucha experiencia y está en todos los detalles. Me encanta mi trabajo en el programa", explica la morocha.

Para Belén, de 32 años, esta oportunidad trae consigo una responsabilidad muy grande, primero por sí misma y segundo por su mamá, que con una trayectoria ejemplar en la TV le sigue el rastro muy de cerca: "Ella está orgullosa de mí, pero a la vez me tengo que esforzar mucho porque no me formé en periodismo. Yo le pido críticas y ella me aconseja mucho. Incluso estoy tomando clases de práctica frente a cámara".

Mientras sigue con su trabajo en el programa que conducen Álvarez y Pico Mónaco, Roccasalvo se prepara para estrenar en mayo "La cita de Laura", una nueva obra de teatro que la tendrá como protagonista, pero antes se enfrentó al cuestionario de DiarioShow.com y nos contó sobre su adicción a Instagram, su fascinación por la literatura sobre psicología y la emoción que le generan las buenas obras de teatro.

-¿Qué hacés en tu tiempo libre?

-Voy al gimnasio. Trato de entrenar mucho y tengo mis clases de zumba, que son MI momento. No me llevo ni el celular. Es una hora que me tomo para mí y para reconectarme de nuevo con la danza. Aparte de eso, estoy constantemente con las redes sociales, siguiendo mucho los portales y a los famosos, preparando mis columnas para el programa.

-Además de hacerlo por la danza, ¿lo hacés para cuidar tu figura?

-Sí. Soy muy exigente con mi cuerpo. Tiendo a engordar fácilmente y disfruto mucho de comer, por eso me cuido mucho y cuando estoy controlando mi peso voy a la nutricionista. Pero no hago dietas raras, como lo que quiero y de todo.

-¿Vas al teatro?

-Hubo un tiempo, ahora a veces también, en que no podía ir porque por la melancolía de no estar haciendo me emocionaba mucho y salía llorando de todas las obras. Me gusta mucho el teatro, es una pasión. Me encantan los musicales que antes no me agradaban mucho y también el stand-up. Me gusta Fabio Posca, que tiene un humor raro y ácido, pero que me hace reír. Sebastián Wainraich y Dan Breitman también son muy graciosos.

-¿Leés?

-Antes, mucho más que ahora. Soy fanática de los libros de psicología. No estudié la carrera pero hace un par de años que hago psicoanálisis, y como me interesa mucho, le pregunté a mi psicóloga y ella me recomendó algunos autores. Leí todos los de Rolón y es muy bueno. Me gustan los casos reales porque uno se va conectando en ciertos puntos con las personas y se entiende más a uno mismo.

-¿Qué ves en televisión?

-Soy muy de Netflix. Pero de acá me gusta mucho el formato de "Involucrados". "Intratables" es muy bueno y aunque no es mi fuerte la política, lo he visto y Santiago Del Moro está muy bien. De ficción me pasó algo particular con "Las Estrellas", que al principio me pareció que tenía una premisa muy simple, pero al final me encantó y me sorprendió para bien.

-¿Cómo te llevás con las redes sociales?

-En Twitter soy una usuaria pasiva. Leo, pero no me engancho. En Instagram estoy el 90% del día, ya es una adicción que me preocupa (ríe). Pero en estos tiempos también es una fuente de trabajo tener presencia ahí, porque tenés contacto con mucha gente directamente