@AnaliaCab

Pocas cosas son tan inolvidables como el primer amor. En el caso de Luis Miguel, fue Mariana Yazbek, una fotógrafa algunos años mayor que él y con quien tuvo seis meses de apasionado romance -entre 1987 y 1988-, hasta que ella decidió alejarse de las presiones que la fama de su joven novio traía aparejadas. En " Luis Miguel, la serie", cuyo segundo episodio emitirá este domingo  Netflix, la encargada de ponerle el cuerpo a una mujer tan importante para El Sol es la colombiana Paulina Dávila

DiarioShow.com dialogó con ella en Ciudad de México sobre una experiencia única. "La serie ya estaba escrita y autorizada (por Luis Miguel) por lo cual yo cuando me puse a armar el personaje me puse a contrastar lo escrito con la realidad y era tal cual. Me apoyé mucho en Diego Boneta, que llevaba un año preparándose para interpretar a Luismi. Pero lo más importante fue conocer a Mariana, fue algo muy lindo porque compartió conmigo muchas anécdotas y todo coincidía con el guión. Eso me dio mucha confianza, porque de ella no hay demasiado registro, la gente no es que sabe cómo son sus tics, por lo cual tuve libertad en ese sentido", relató sobre el camino de su papel.

Paulina Dávila

Amor con barreras

Como se vio en el primer capítulo, desde el inicio Yazbek choca con el universo que se está gestando alrededor de Luis Miguel a inicios de los 90 -ella lo conoce como productora del clip de "Cuando calienta el sol"- por lo que el vínculo es complejo. "Ella lo hace confrontar, es distinta a su mundo, no tiene nada que ver con los orígenes ni los intereses de Luis Miguel. Era más introvertida, no quería ser identificada como ́la novia de...', trabajaba detrás de cámara. Su rol tuvo que ver con esa mirada ajena al entorno de él, porque todos querían un pedacito de él. Ella se conectaba con su lado vulnerable, era maternal".

¿Fue el amor de su vida? "Creo que fue un amor importante en un momento importante, ya que el primer amor tiene que ver con esto de lanzarse al vacío, ellos tenían todo en contra, pero estaban como ciegos, querían estar juntos", reflexiona Dávila. "Fue quien lo hizo cuestionarse cosas como probar la convivencia por ejemplo", agregó.

"Me apoyé mucho en Diego Boneta, que llevaba un año preparándose para interpretar a Luismi"

Mariana se convierte en objetivo a destruir por parte de Luis Rey, el padre de LuisMi, cuando aquél advierte la gran influencia que tiene sobre su hijo. "Cualquier cosa que amenazara la posición de Luis Rey en ese momento de ́Micky ́era un target para él. Pero el foco de Mariana era Luis Miguel, entre ellos había algo puro y eso le preocupaba”.

Paulina Dávila

Sobre qué fue lo que la decidió a tomar este trabajo -en paralelo, se estrenó otra serie en la que ella trabaja, “Aquí en la tierra” con Gael García Bernal- la actriz de notable parecido con Shakira afirma que “ Luis Miguel es muy magnético, es un ícono latinoamericano y siempre fue tan reservado con su vida privada... además ¡me encantó revivir los años 80!”.

Dávila cuenta que recién conoció personalmente a Luis Miguel cuando ya había terminado de grabar su papel por lo cual no tuvo condicionamiento alguno. "Fue un encuentro cordial, amable. Él estaba muy tranquilo, a gusto con el trabajo que estábamos haciendo, se lo vio simpático".