@Rfilighera

Más allá de las dificultades que la actual emergencia sanitaria ha impuesto en cada uno de los hogares en todo el mundo, Luisa Albinoni no se deja abatir y, como el ave Fénix, siempre renace de las circunstancias más complejas.

Su participación en el "Cantando por un sueño" es un claro ejemplo de su poder de lucha, a lo que le suma (reinventándose de manera permanente) presentaciones en la nueva modalidad streaming.

Y, respecto del reality de las huestes de Marcelo Tinelli, destacó en el comienzo de la charla con DiarioShow.com que "ha sido una bella sorpresa, pude desenvolverme con comodidad, la empresa LaFlia me recibió con respeto y consideración, entonces, el balance que puedo hacer en este sentido es altamente gratificante".

Recordó: "En un principio yo estaba convocada, gracias a los buenos oficios de (el representante) Maxi Cardaci, para intervenir como participante del trío que iba a realizar Carmen Barbieri y que no se pudo concretar debido al problema que tuvo en su tobillo, motivo por el que fue reemplazada por Fátima Flórez. Una semana después, a Carmen se le suma el problema de la parálisis facial, entonces, me llamaron un domingo, al día siguiente me dediqué a ensayar y el miércoles pude, finalmente, debutar".

Luisa Albinoni: “Sentía mucha responsabilidad al reemplazar (en el “Cantando”) a Carmen Barbieri, a quien me une una gran amistad. Soy más bien una actriz que canta”.

Entonces, le preguntamos a Luisa cómo se preparó, dado el escaso tiempo que tuvo y respondió: "Estaba centrada en la responsabilidad que tenía al reemplazar a Carmen; a quien me une, además, una gran amistad que se amplió en esta etapa de pandemia, ya que ella debió afrontar los duros momentos de salud de Federico, su hijo".

Cuando la consultamos sobre si este tipo de certamen -donde quedó finalmente como participante titular, más allá de la fecha en que Barbieri pueda regresar- le genera más adrenalina por los desafíos artísticos o por el fuego cruzado de las polémicas, Luisa evaluó: "Por un lado, las polémicas forman parte del show y pueden mostrar cosas emotivas o graciosas, depende, exclusivamente, de cada caso".

"Pero para mí la adrenalina forma parte del desafío. Si bien yo tengo mi origen en la comedia musical, me considero una actriz que canta; no puntualmente una cantante. Entonces, el desafío estaba latente, en demostrar mis conocimientos y ser evaluada, además, por un jurado conocedor de lo suyo", agregó.

Luisa Albinoni se ganó su lugar en el " Cantando 2020" con su extensa trayectoria sobre los escenarios. (Jorge Luengo/Laflia)

Si bien el "Cantando" ocupa ahora el centro de la actividad de Luisa Albinoni, siguen en carpeta para realizar, en plazo cercano, dos espectáculos vía streaming. Uno es su unipersonal "Tengo las bolas llenas" (frase ya famosa, que la actriz había dicho indignada luego de un robo en su domicilio) y el otro está referido a la propuesta que se grabará en el teatro Astros y que se llamará, en calidad de tributo a la revista porteña, "Plumas en la noche".

Y como si estuviera fuera poco, la Albinoni será jurado en la búsqueda de nuevos valores del emblemático certamen que continúa realizando Moria Casán, "Morias Drags Night", por ahora en formato virtual hasta que se pueda hacer en un canal de televisión.

"Laboralmente esta cuarentena me encontró bien instalada. Por un lado, la temporada pasada había resuelto no trabajar en teatro el próximo verano, y este año por suerte arranqué con un interesante panorama, más allá de esta maldita pandemia.

Entonces, estuve como panelista del ciclo de Verónica Lozano (Cortá por Lozano), luego pasé al programa Tarde pero temprano, conducido por Diego Ramos y Luciana Salazar en Net, y actualmente, cada 15 días, continúo integrando la mesa de mujeres del ciclo Polémica en el bar".

En relación con las graves consecuencias laborales que está dejando el coronavirus, la actriz y ex vedette puntualizó que "la industria del espectáculo ha sido una de las actividades más afectadas, sin embargo, la crisis del mundo artístico ha estado siempre: la salud, la educación, la seguridad, la alimentación son los ámbitos imprescindibles para cualquier sociedad; en cambio, el universo del espectáculo ha formado parte de los vaivenes sociales del país y es lo primero que se resiente ante todo tipo de crisis económica".

"La industria del espectáculo ha sido una de las actividades más afectadas (por el coronavirus)".

También se refirió a Verónica, su hija: "Es la única historia emotiva de mi vida, es el motor de mi existencia, es quien me ha dado la posibilidad de ser madre. Ella hizo una verdadera y gran obra; me cumplió el sueño de convertirme en mamá".

Y consultada sobre cómo es ser madre de una chica adolescente a sus 68 años, Luisa contestó que: "Se trata de algo maravilloso, además, yo nunca le he dado demasiado importancia a la edad, ya que me encuentro activa, lúcida y estoy, felizmente, muy bien de salud. Ojalá puede verla a mi hija, en la proyección del tiempo, casada y disfrutar de mis nietos. Este es uno de mis grandes deseos".

Ya que hablamos de amor, ¿cree haber sido correspondida en amores de pareja? "Sí, fui amada con la misma pasión y, en muchos casos, mucho más de lo que amé. Por otra parte, cuando uno vive esas historias con la mente y el corazón, se toma conciencia de esas relaciones tiempo después", responde la actriz. Y agrega: "Entonces, mi balance es bueno, me brindé por entero a todos esos amores y obtuve reciprocidad".

Albinoni cantó "Las cosas del querer" junto a Mariano Zito y Laura Miller en la ronda de tríos en el " Cantando 2020".

RECUERDOS DE BARRIO

Siguiendo con los sentimientos, su infancia en Villa Urquiza forma parte de esos paisajes que recordará, seguramente, para siempre. "Es un cúmulo de imágenes que se dan cita de manera permanente en mi cabeza. Mi colegio Tomás Devoto, de las hermanas italianas, a una cuadra de mi casa, donde llevé a cabo el jardín de infantes, a los 3 años, era escenario de una etapa en la que ya hacía gala de un carácter terrible; muy revoltosa. De hecho me escapaba con cierta frecuencia del colegio", evocó Luisa.

Además, recordó el club Círculo Urquiza, donde iba a realizar danzas y natación; también, la biblioteca de la calle Bucarelli, la sirena de la fábrica Avanti, a las cinco de la mañana, "que era el llamado a los obreros para el comienzo de la jornada laboral y mi papá levantándose muy temprano, con el aroma del café con leche y esos sabores tan propios y característicos de cada estación del año".

Y, en este sentido, agregó: "Fui, por otra parte, al colegio Emilio Montier de Pirán, que se encontraba ubicado al lado de la iglesia del Carmen, precisamente, allí tomé la primera comunión; se trataron de años muy hermosos".

Esos lazos, en definitiva, forman parte de la identidad de Luisa, que además relató: "Mi padre era un vocacional cantante de tango y le hubiera encantado dedicarse a esa profesión; sin embargo, las responsabilidades propias del hogar y de la familia lo llevaron a recorrer otra actividad y se dedicó al oficio de ebanista y lustrador de muebles. Por otra parte, me enseñó a cantar con los discos de Gardel y así aprendí a modular la voz y a hacer los diferentes contracantos. Y siempre lo voy a recodar cantándole a mi madre desde el teléfono público que estaba en Triunvirato y Monroe, todos los aniversarios y las fiestas".

FEMINISMO, LOGROS Y DUDAS

Respecto de los diferentes cambios que presenta el mundo femenino en estos tiempos, Luisa Albinoni fue contundente al afirmar: "Sobre esta temática tengo algunas dudas, puntualmente, en cuanto a los avances y retrocesos. Por un lado, se consiguieron logros y, luego, nos estancamos, nuevamente. Más allá de todo, seguimos siendo discriminadas, no se volvió a hablar de estos temas durante la pandemia y es, por otra parte, impresionante la cantidad de femicidios que se han dado y noto, en consecuencia, que estamos en un lugar al que denomino como raro".

"Lo fundamental en todo esto es que sigamos luchando con amor y no poniéndonos a la altura del agresor. La idea es, en definitiva, estar al mismo nivel profesional del hombre con similares derechos y responsabilidades", continuó.

Sencillamente, Luisa Albinoni, una existencia plena de popularidad y de progreso y afirmación en el escenario de la vida y la profesión artística.

¿SÓLO DE A DOS?

EL AMOR Y LOS TIEMPOS MODERNOS

Acerca de una práctica que en los últimos años parece haber crecido, las llamadas "parejas abiertas", Luisa expuso su visión: "Hay que partir del hecho irrefutable de que es algo que tiene que estar consensuado con los protagonistas de esta historia. A mi modo de ver las cosas, considero que el mundo íntimo de una pareja se desarrolla entre cuatro paredes y dentro de ese lugar tienen toda la libertad del mundo en poder ser felices y plenos. En lo que hace a mi experiencia personal, nunca he tenido una pareja abierta y hoy por hoy de todas formas me resultaría, en principio, bastante extraña".

Luisa Albinoni: “Verónica es la única historia emotiva de mi vida, el motor de mi existencia, es quien me ha dado la posibilidad de ser madre”.

Y concluyó: "Si bien no lo concretaría a esta altura de mi vida, comprendo las necesidades de esta cuestión. En concreto, a mí lo que me interesa tener en un vínculo, es la plena realización de mis libertades personales y, por supuesto, que la otra parte también lo tenga".

Junto a Noemí Alan, Adriana Brodsky y Gerardo Sofovich en "La peluquería de don Mateo".

PEQUEÑOS GRANDES PASOS

UNA CARRERA INOLVIDABLE

Su debut fue en el teatro independiente y estuvo cargado de grandes alegrías para ella: "Se realizó en un teatro sótano que se llamaba La Rueda Cuadrada; allí hice El proceso por la sombra de un burro y recuerdo que llevamos a cabo funciones con una persona, solamente, y que ingresaba muchas veces una vez que ya estaba comenzada la función".

Y por supuesto, Luisa se refirió a su popular personaje de "Hola, mami", que, como se recordará, realizaba en "La peluquería de don Mateo", ciclo protagonizado por Jorge Porcel. "Me posibilitó llegar a la gente y se lo agradezco, enormemente, a Gerardo (Sofovich). Yo ya venía trabajando con su hermano Hugo en el cine, y la primera película que hice fue 'Así no hay cama que aguante'".

"Luego se dio la posibilidad de trabajar en Canal 9 y comencé en las comedias musicales que realizaba Jorge Porcel, con la dirección musical del maestro Horacio Malvicino, e inmediatamente después se me presentó la posibilidad de Operación Ja Ja, en cuyo ciclo estaba incorporado el cuadro de La peluquería.... Este personaje me dio todo, la chance de transitar un camino del espectáculo en donde luego se fueron presentando otras inolvidables propuestas", concluyó.

Por R.F.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos