@Rfilighera

Luis Esteban Novaresio, tal como deja constancia su documento de identidad, experimenta a los 56 años una de las etapas laborales y existenciales más fuertes en intensidad creativa y proyectos. El periodista y abogado nacido en la ciudad de Rosario, con varias distinciones en su haber, premio Martín Fierro incluido, transita dos caminos actualmente en su profesión.

Por un lado, con su labor en "Novaresio 910", en la mañana de La Red y en las noches de América, con "Animales sueltos", un ciclo al que el animador le puso estilo propio. En lo que hace a su mundo sentimental, su relación de pareja con el empresario inmobiliario Braulio Bauab navega por mares bellos de convivencia y con perspectivas generosas que incluyen casamiento. En charla con DiarioShow.com, el popular hombre de medios charló a agenda abierta y no dejó tema por abordar.

-Un poeta afirmó que la patria es la infancia de cada persona. ¿Cómo es tu caso?

-Estoy convencido que la infancia es la patria de cada uno. No tengo dudas que la patria ha sido un lugar de felicidad, un lugar de clase media en la ciudad de Rosario, en un barrio no muy lejano del centro tampoco, en un departamento con pasillo que miraba hacia la pileta de un club de barrio, El Tala, y allí, entiendo, que se forjaron muchas cosas que fueron esenciales en mi vida.

-¿Tenés algún recuerdo en especial de tu casa por esos años?

-Vivía en la calle Cochabamba 554, entre, hoy Juan Manuel de Rosas y Primero de Mayo; evoco esas calles arboladas, veredas anchas, el ya citado el club El Tala; en una esquina la mercería y, en la otra, el almacén, a la vuelta, la maestra de piano y en la vereda de enfrente, varios de mis amigos. Postal que evoco con nostalgia y el sentimiento, siempre, a flor de piel.

-Si pudieras recuperar algún juguete ¿cuál sería y por qué?

-Un juguete que recuperaría, sin lugar a dudas, sería la estación de servicio de dos pisos... realmente no sé a que se debe la predilección por ese juguete en forma puntual, no obstante, me encantaba, por aquellos tiempos, observar aquellos autitos que bajaban por la rampa.

-¿Como te marcó tu adolescencia?

-Es una etapa que responde al clisé del momento crítico, definitivamente. Si bien buena parte de mi adolescencia estuvo atravesada por la natación en forma competitiva y me dediqué a entrenar mucho y estuve contenido por un grupo de amigos; luego vino la discusión de toda mi historia personal y de mis elecciones de vida. Sobre si fue un momento conflictivo de mi vida, sí es cierto.

Luis Novaresio: “Si bien buena parte de mi adolescencia estuvo atravesada por la natación competitiva y entrenaba mucho, fue una etapa difícil”.

-¿Que surgió, en primera instancia, ¿la vocación por el periodismo o por la abogacía?

-Mi vocación, siempre, fue de manera inconfundible el periodismo, desde que tengo uso de razón; jugaba tempranamente a hacer radio, era mi pasión. El hecho de ser abogado tuvo que ver con que yo terminé la escuela secundaria aún en dictadura, la carrera de periodismo entonces había sido degradada y después, junto con la de música, cerradas e intervenidas. Debido a esto, me dije: "serás lo que debas ser o serás abogado". También debo reconocer que estoy feliz de haber ejercido la carrera de Derecho.

El periodista a corazón abierto.
El periodista a corazón abierto.

-¿Qué te brindó el abordaje del periodismo en tu terruño?

-Hacer periodismo fuera de la Capital Federal, aunque sea en una ciudad grande como Rosario, es una experiencia enorme y una gran escuela. Tenés menos recursos y aprendés a hacer de todo: desde abrirle la puerta a los invitados que venían al canal 3 de Rosario, a realizar grafismos, móviles, producción, edición, es decir, pude meterme además en el universo operativo, insisto, una gran escuela porque entendí los mecanismos de cada una de esas áreas y el trabajo en equipo de la industria de la televisión.

-¿Cómo fue tu desembarco en Buenos Aires?

-Llegué de manera inesperada debido a que lo había intentado, anteriormente, en varias oportunidades y no se había dado. Por aquellos días, me recomendó la pareja de un amigo que era rosarino y recibí una invitación para realizar un informe en el programa de Mariano Grondona y, si bien, ese envió no salió nunca, a Mariano le gustó mucho mi participación y me quedé durante unos años. Luego, Daniel Hadad me hizo una oferta laboral. Así dadas las cosas, no acepté el primer año pero sí el siguiente y ya vengo trabajando en esta ciudad más de 11 temporadas. Y realmente fue un cambio grande; dejar mi casa, mi familia; entender la lógica de la industria de la televisión y la radio aquí, atravesada por el rating y el minuto a minuto, cosa que en el interior no tenemos, fue un factor de readaptamiento bastante notable.

-Tuviste muchos maestros en la profesión. ¿Qué te han dejado?

-El conocimiento y la búsqueda en el camino de este oficio estuvo centrado en el canal 3 de Rosario, por sobre todas las cosas. Allí aprendí a buscar todo aquello que se destaca como de gran interés, precisamente, aquello que, después, Chiche Gelblung graficó de esta manera: "Si lo importante no es interesante, no sirve". Entonces, mis primeros grandes maestros provienen de mi ciudad natal; después gente como Magdalena (Ruiz Guiñazú), Eduardo Aliverti, empecé a aprender cómo funcionaba este actividad con todas aquellas personalidades que uno admiraba.

ACTUALIDAD ARGENTINA

Consultado Luis Novaresio sobre las grandes divisiones políticas, culturales y de clase que afectan al país destacó: "La grieta es aburrida, despectiva, violenta. Es la posibilidad de reducir a un adjetivo una realidad compleja. La grieta se define como bueno o malo, blanco o negro, kirchenerista o macrista y gorila. Entonces cuando uno empieza a utilizar los adjetivos se reduce la posibilidad de la discusión y los argumentos: más grises, menos contundentes, nada dogmáticos; la grieta es eso: la antinomia de amigo-enemigo: es un espanto".

Y en función de este tópico, le preguntamos si la cuarentena se opone a la economía, a lo que nos contestó: "Esto es, precisamente, grieta. Lamentablemente, el presidente (Alberto Fernández) lo manifestó: "Nosotros en cuarentena estamos a favor de la vida, los que la cuestionan están a favor de la muerte".

No se supo y no se sabe cuál es el modo original para enfrentar este tema, sí, en cambio, quedó demostrado que pararte de un lado de la grieta resultó pernicioso. Los países que no hicieron ningún tipo de cuarentena estallaron en contagios, en tanto, en los que se sumaron a la cuarentena rígida, estallaron las economías. Creo que en nuestro país, en este terreno, también se hizo presente la grieta".

MUNDO PRIVADO

-¿Cómo es la convivencia en pareja?

-Es algo que se dio, espontáneamente, gracias a la cuarentena. Nosotros vivimos en el mismo edificio hace ya mucho tiempo, en dos torres distintas. Entonces, este aislamiento aceleró los tiempos y me instalé en la casa de Braulio. Él tiene una expresión que me gusta mucho, afirmando que "las parejas necesitan de una artesanía para ser construidas: saber cuáles son los intereses de cada uno y aprender cómo manejarlos, corregirlos y qué cosas ceder sin perder nuestra autonomía; no "desotrar" al otro, tal cual expresa Darío Sztajnszrajber (escritor y filósofo) . Y, realmente, me encuentro muy satisfecho por cómo ha funcionado.

En cuarentena empezó a convivir con Braulio y ¡se viene el casorio!

-¿Quién cocina mejor?

-No quiero pecar de pedante pero no tengo dudas que yo cocino mucho mejor. Me encanta cocinar, aunque, el tiempo conspira contra esta decisión y como soy bien gringo, me gusta amasar pastas y hacer postres como el tiramisú. Soy muy bueno cocinando, no obstante Braulio lo hace muy bien y, además, le prepara muchas cosas ricas con plena dedicación a su hija Vera.

-¿Habrá boda y fiesta postpandemia?

-Exacto: habrá boda y fiesta. Nuestra idea es casarnos, a pesar de estar ambos en contra de la institución matrimonial. La alegría posibilitó poder juntarnos y celebrar este encuentro y hacerlo como corresponde. Braulio es de familia judia, en consecuencia, estará garantizada la mejor fiesta.

Luis Novaresio: “El tema de la paternidad, como al resto de otras cosas, prefiero no definirlo por el momento”.

-¿Tienen la fantasía de ser padres en un futuro cercano?

-Para ser lo más franco más posible, trato de decir que no a la pregunta de la paternidad debido a que durante mucho tiempo la vida me llevó por otros caminos. Antes siempre decía que no iba a hablar de mi elección sexual en los medios y mirá dónde estoy; siempre dije que no me iba a casar y mirá donde estoy; por lo tanto a la paternidad como el resto de otras cosas, prefiero no definirla, por el momento.

-¿Qué opinás acerca de lo que se ha dado en llamar 'pareja abierta'?

-Cada pareja tiene un contrato, dicho en el mejor sentido de la palabra: de reglas; cada pareja pacta cómo convivir, llevar adelante la vida en general y, por supuesto, la cuestión sexual, en particular. Creo que eso es tan íntimo, tan personal, tan proclive a cada momento y a cada circunstancia por lo que no corresponde una discusión pública sobre un hecho puntual privado de dos personas. Me parece una innecesaria intromisión.

Luis Novaresio encabeza "Animales Sueltos" en América.

HACER PERIODISMO EN TIEMPOS DE CRISIS

"ANIMALES SUELTOS ES UN PROGRAMA DISTINTO"

Cuál es la función del periodismo en tiempos de redes sociales para Novaresio? "El periodismo tiene que transitar en lo que se defina. Hay periodismo en la información, en poder contar una historia, en brindar la crónica de un hecho y esto hay que hacerlo de manera rigurosa ya que es el relato de hechos lo que permite describir lo que se está afirmando".

"Por su parte, el periodismo de opinión es la primera persona, la opinión de la empresa sobre un hecho determinado, y en esta amalgama de posibilidades tiene que quedar muy claro qué es una opinión y qué es una crónica. Los géneros periodísticos están muy bien definidos y, el recorrido por estos géneros no admite discusión alguna", continuó.

A modo de balance profesional, puntualizó que "ha sido un año conmocionante y para 'Animales sueltos', también. La característica y contenido del ciclo cambió a partir de lo que fue sucediendo con la pandemia y ahora, precisamente, recompusimos una mesa con periodistas donde nos estamos conociendo y es un verdadero placer trabajar con ellos. A los históricos, Maxi Montenegro y Javier Calvo se fueron sumando otros aportes muy valiosos y ha sido y es un programa totalmente distinto con un conductor parado, tratando de moderar un debate de opiniones , lo que pone en evidencia que estamos ante un cambio total".

Por R.F.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos