Por Viviana Romano

@VivianaRomano

Su voz es inconfundible y el estilo que lo caracteriza permanece intacto. El tiempo y los años no logran apartarlo de lo que hace muy bien: componer y cantar. Así es Chico Novarro, un hombre de espíritu joven que el 4 de septiembre cumplirá los 85.

Aunque tiene una casa cómoda en un barrio privado de Cardales, durante el invierno opta por vivir en su departamento de Recoleta, cerca de sus nietos e hijos. “Me atienden, no es que esté discapacitado -aclara-, pero algunos fines de semana vamos al country en familia y recientemente me quedé unas semanas porque tuve un problema en el techo del departamento que el consorcio por fin arregló. Fue una tortura porque no podía usar el piano ni la biblioteca”, nos cuenta.

-¿Tiene ganas de sacar un disco nuevo?

-Sí, porque hay un par de canciones que nunca grabé y otras que me dan ganas de volver a cantarlas. Digamos que estoy proyectando. Soy consciente de que el tema de los CD anda muy mal, pero quiero dejar más recuerdos, inclusive, terminé de escribir el libro, “Algo conmigo” para Editorial Planeta. Según me dijeron, sale este mes.

-Seguramente será un éxito como “Algo contigo”....

-Tal vez... -se ríe- esa canción siempre me da muchas satisfacciones, tiene más de cien grabaciones en el mundo entero. Una maravilla. Cuento mi vida casi novelada con todo lo que me ha pasado. Ya había escrito otro, “La vida de un tirón”, pero no tuve suerte con las editoriales, no se distribuyó como se merecía.

-”Cómo no hablar de Buenos Aires, si es una forma de saber quién soy...”

-(Se adelanta) Es increíble, pero eso lo hice para una publicidad de un vino que iba a recitar Cacho Fontana, hubo problemas porque no arreglaron el dinero y pensé: cómo no voy a convertir estas frases en una canción.. Y lo terminé, finalmente. Es una especie de homenaje a mi querida Buenos Aires.

(Fernándo Pérez Re/Diario Crónica)

-Daniel Riolobos, Olga Guillot, Armando Manzanero, Andrés Calamaro y Vicentico son algunos famosos que grabaron sus temas. ¿Qué se siente?

-Antes me avisaban, ahora, me entero de casualidad -se ríe-. Me gusta que elijan mis canciones, otros grandes artistas me han pedido que escriba para ellos, como Tito Rodríguez. María Belén acaba de grabar “Algo contigo” con Rubén Blades, hicieron un dúo precioso en tiempo de rumba. También me elige Rosario Flores...

-¿Y Luis Miguel?

-Prometió grabar “Cuenta conmigo” y “Algo contigo”. El que grabó mucho de lo mío es Armando Manzanero, pero yo no vivo en México ni en Estados Unidos para saber cómo el público las disfruta.

-De la gente joven, si tuviera que hacer un dueto, ¿con quién se queda?

-No conozco mucho. Sí a la hija de Julia Zenko, pero me quedo con mi nieta que canta muy bien, y con el Negro Lavié.

Los tiempos cambian

-¿Cómo se lleva con Cacho Castaña? Fue muy criticado últimamente...

-¡Bien! Hace cuarenta años uno se expresaba de otra manera con respecto a las pibas, ahora hay más respeto. Yo no tengo ningún problema con él, inclusive fui a su boliche y esa noche cantó Néstor Fabián. Después, lamentablemente, falleció Violeta Rivas, una gran amiga.

-Con Jorge Porcel filmó hace tiempo y a lo lejos “Los caballeros de la cama redonda”. Muchas colegas lo tildaron de maltratador. ¿Usted, qué piensa?

-Yo me divertí mucho con Porcel y Olmedo, fueron grandes amigos. Me reí muchísimo. Me decían que tenía que hacer de novio de Moria Casán y lo hacía... No sé cómo ni por qué me contrataban.

(Fernándo Pérez Re/Diario Crónica)

-¿Se animaría a integrar un jurado para elegir nuevos talentos en la música?

-No. Francamente, no. Creo que la música en los últimos años se degradó un poquito, se convirtió en cancioncitas casi infantiles, no veo temas de autores importantes; la cultura en general involucionó. En la televisión se pelean por un punto de rating y sacan a relucir lo peor de la gente. En el género del rock, seguramente algún muchacho tenga valores, pero no sabría decirte quién.

-¿Qué mira en televisión?

-Veo programas políticos, me divierto con los chismes políticos, todas maquinarias de terror para que la gente se asuste y pida el cambio. También algún partido de fútbol, pero como soy de Racing y pierde todos los días, tampoco me divierto tanto.

-¿Le preocupa el aumento del dólar?

-No, esto ya lo viví. Tengo muchos años, son sacudones. Cuando alguien asume el poder hay grupos populistas que no lo aceptan y arman caos. Los que gobiernan tratan de hacer lo que pueden y cuando llegue el turno, se presentarán otros. Creo que el problema es absolutamente político. Tal vez estoy equivocado... 

Las sierras y el asma

Sus problemas de salud cuando era pequeño obligaron a sus padres a mudarse durante unos años a Córdoba ya que el clima seco de las sierras le permitirían tener una mejor calidad de vida. “Tuve una infancia cordobesa, pero volvimos a Buenos Aires por compromisos laborales de mi padre. El asma es un tema delicado y nunca me curé del todo, simplemente estoy muy bien medicado y lo que me hizo muy bien fue cantar”.

En el plano sentimental, cuenta que su esposa Cristina vive a pocas cuadras. “Somos amigos, trabajamos juntos y lleva las cuentas de la casa. En los últimos tiempos hemos resuelto transitar la experiencia de vivir en lugares separados, aunque no tan lejos, a unas cinco o seis cuadras. Mi hijo Pablo está conmigo”, y agrega: "Mi vida es tranquila y espero que siga tranquila".

-Es una nueva variante de las parejas de mucho tiempo, seguir juntos pero en casas separadas...

-A todo el mundo le cuesta quedarse solo, pero después, te acostumbrás. Pablo viene todas las noches, aunque no todas -se ríe- . Pero me avisa, “papá hoy llego tarde”. Está con mucho trabajo, hace coaching y enseña teatro. Chico tiene cuatro hijos, Marcela, Julieta, Carolina, Pablo y ocho nietos. “Dos de cada hijo y las edades van desde 25, al más chiquito de 6”.

El artista junto a sus hijos Pablo y Julieta.

-¿Cómo le gustaría que lo recuerden?

-Hace unos días tomé un taxi desde la kinesióloga hasta casa, el chofer me reconoció y comentó que de todos mis temas, le gustaba mucho “Manías”. Nos pusimos a charlar y me dijo que en honor a esa canción no me iba a cobrar. Me dio vergüenza primero y después me llenó el pecho de orgullo y halago.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos