@perez_daro

Es un clásico de la música popular, y nadie podría discutir su importancia dentro de la cultura. Sin embargo, él también fue censurado y cuestionado por no seguir las “modas”. Cuenta la historia que Víctor Heredia, tras grabar su primer disco, fue presionado para que siguiera el camino folclórico, que era lo que mejor “funcionaba” por aquellos tiempos, a finales de los ‘60.

“Les dije a los productores que no grababa más si querían que siguiera solo con guitarra y bombo. Se ofendieron y me tuvieron dos años sin grabar. No era lo que yo tenía ganas de hacer”, explica Víctor en charla con DiarioShow. Con ese recuerdo en mente, el cantautor repite el consejo que suele darles a los jóvenes músicos que se acercan para pedirle alguna guía: “Lo único de lo que estoy seguros que hay que defender la vocación, el sueño. Si no, tenés que ceder ante otras cosas”.

Pero, el hecho de ser un cantante tan popular puede ser tanto un sueño como un martirio, pues a pesar del deseo de seguir innovando, el artista puede estar atado a ciertas costumbres de sus fanáticos.

Al respecto, Víctor analiza que “ese dilema te abre a algunas cosas y te cierra en otras. En principio hay que darle a la gente la posibilidad de regodearse con las canciones que quieren escuchar. Me pasa a mí como público. Y lo entiendo. Tenemos que tener la capacidad de equilibrar lo que hacemos sobre el escenario. Canciones clásicas y nuevas. Quizás no estén a la altura de las que se han ganado el corazón de la gente. ¿Cómo puedo sacar de una lista de temas a ‘Sobreviviendo’? Igualmente tengo la obligación de poner algo nuevo que indique que estoy vivo, que todavía no morí. Porque el artista es su música, y sin eso, desaparece. La gente lo agradece también. Si te quedás en piloto automático, estás complicado”.

La reflexión llega también a propósito de la gira que lo llevó por América latina y España, con un broche de oro en el teatro Gran Rex este viernes 7 de junio. Por este 2019 furioso que enfrenta, indica que “tenés que enchufarte todos los días, seguir intentando y percibiendo cotidianamente lo que pasa a tu alrededor para ser vos mismo. Seguir con tu carrera es una manera de mantener la salud. La carrera de un artista no termina en una cantidad de años. Todavía tengo ganas de hacer más canciones y muchos más discos. Es lo que me impulsa”.

La actualidad

Con tanta conciencia sobre el presente, la charla con Heredia irremediablemente deriva en temas actuales. Por ello, al comentar lo que sucede con la música contemporánea, no tiene problemas en decir que “los hombres tenemos que sincerarnos con nuestra conciencia. Hemos sido siempre patriarcales, sin ninguna duda. Y hay que asumir las propias culpas. La sociedad siempre ha puesto al hombre en una magnitud extraordinaria que invisibilizó de diferentes maneras la capacidad y la fuerza e inteligencia de la mujer. Creo que esa mirada es lo que hay que abandonar. Hay que emparejar”.

Sobre esta lucha por la igualdad de género, y otras que se dan en un ambiente de tensión muy caldeado, entiende que “si bien son necesarias, y me alegra que la gente se exprese, obviamente siento mucha tristeza por lo que ocurre. No puedo pensar sólo por mí. No he tenido un año fácil, pero intuyo que la gente la pasó peor. Uno desea que de aquí en adelante esta Argentina tenga la posibilidad de levantarse. Hemos sufrido un embate desde las redes sociales, muy nocivo, que nos ha enfrentado hermano con hermano. Esa locura instalada por los que operan psicológicamente sobre las poblaciones... hay que salir de eso. El otro es el otro amorosamente, y hoy desde lo político, lo que nos pasa con esta pretendida ‘grieta’ que nos separa, impone empezar a construir puentes inmediatamente. Nos han hecho odiarnos entre nosotros. Nos quieren imponer algo diferente a nuestra propia identidad”.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a la beata Maria Antonia Grillo

La Iglesia recuerda a la beata Maria Antonia Grillo

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos