"La pasé bastante mal, con muy poco trabajo y me la vi en figuritas. Tuve que afrontar varias responsabilidades de la mejor manera y salimos, por suerte, a flote”. Quién así se expresa es la experimentada actriz Ana María Picchio en relación a una temporada que ya finaliza y que como muchos otros protagonistas de la sociedad argentina debieron hacer ingentes esfuerzos para subsistir en este devenir cotidiano de injusticias, problemáticas y conflictos sociales que acechan, cada vez, con más fuerza.

No obstante, Ana María asume ahora, comienzo de temporada, en la Feliz, su participación en “Plaza Suite”, un clásico de Neil Simon. Y allá, en la Feliz, va a estar acompañada de su hija Delfina y su nieta Juana.

Reflexionando sobre temas generacionales, destacó la actriz que “los jóvenes de hoy son mucho más aptos que lo que fuimos nosotros. Ellos van transitando caminos como vida, conducta, corazón, reflexiones existenciales e internet. Realmente un abanico de posibilidades que nos exige capacidad creativa para posicionarnos con respecto a ellos”.

En otro momento de la charla, Ana María sostuvo que “nuestra profesión tiene el panorama propio de la vida: sufrimos, amamos, lloramos, nos divertimos, vivimos, en definitiva. Todo forma parte de esa galería de situaciones que nos marca a todos nosotros y que nos guían, como las historias que desarrollamos arriba de un escenario o como los personajes que nos toca en suerte desarrollar”.

Conciencia social

La situación nacional volvió a ser tema de la agenda. “Nos toca vivir con las dificultades y tengo la sensación que se nos va a presentar un invierno muy duro, con cuestiones sociales sin poder resolver”. La Picchio destacó que “da la sensación que siempre estamos a un paso del vacío. Nosotros, los actores, como en otros oficios, nos hemos recibido de equilibristas y a tener que vivir en las condiciones que se nos presente. Una suerte de buscavidas permanentes en pos de la subsistencia. Poder ganarnos el pan de cada día se ha convertido, para muchísima gente, en una verdadera odisea”.

Otra vez sobre las tablas Sobre la obra que estrenará el 2 de enero en Mardel, en el teatro Santa Fe y con la dirección y actuación protagónica de Arnaldo André, la actriz cuenta que el argumento está centrado en tres historias que se llevan a cabo en la suite 719 del Plaza Hotel de Nueva York, donde tres parejas ironizan sobre la institución del matrimonio. “Desde el vamos me sedujo este texto y fue lo que me motivó para realizarlo, ya que el público necesitaba contar con algo nuevo. Una comedia brillante, que no tuviera agresiones, violencia y morcilleos”, puntualizó.

El elenco se compone con los aportes de Osvaldo Laport, Raúl Taibo, Viviana Sáez y Kitty Locane. La gran actriz de “Chechechela”, “Breve cielo” y “La tregua”, a punto de ponerle rúbrica a otra destacada labor y con su sello distinguido, en definitiva, creativo y sensible.