@perez_daro

"Yo canto en Bandana y tengo mi nombre, soy conocida por eso. Pero quería hacer algo nuevo, probarme, tener un nuevo desafío que me saque del registro por el que me conocen", comienza diciendo Lissa Vera en charla con DiarioShow.com. Es que ya anticipa que su nuevo proyecto, "Renacer", en el que cantará tango, la encontrará muy lejos de lo que se conoce en su trayectoria con el famoso grupo de pop.

La artista se hizo popular desde adolescente como parte de la famosa banda creada en "Popstars", el primer reality musical de Argentina. Más allá de su carrera y afecto por Bandana, Lissa quería probarse.

Una publicación compartida de Lissa Vera (@lissavera)

Asegura que emprender un espectáculo tan diferente la planta en otro lugar, pero, así como reza el nombre del show en el que estará con muchos talentos del 2x4, sabe que obligadamente quien se dedica al arte debe dar un paso como estos: "Esa metamorfosis siempre es necesaria, en todas las personas, pero principalmente en los artistas. Es un desafío porque es un lugar nuevo, un nuevo mercado, el tango es un gueto, muy exclusivo, y se merece todo el trabajo y todo el respeto que uno le puede dar porque es lo que nos representa en el mundo".

El universo que engloba al tango es muy diferente a su zona de confort. Pero según cuenta Vera, en "Renacer", que se presentará todos los miércoles de noviembre en el Teatro Multiescena, no tratará de impostar un estilo que no le pertenece. "Siempre juego a tratar de no imitar nada, sino sentirlo, creo que es más creíble cantarlo como uno lo siente por más que tiene una línea diferente de por sí, las letras, las melodías te llevan a cantarlo distinto, pero tiene que ser propio, tiene que salir de adentro, de uno. Por eso es, además de un honor, una presión. Si trato de cantar como tanguera, no me va a salir. No soy la Gata Varela, soy Lissa de Bandana y voy a seguir siéndolo".

"Además de un honor, una presión. Si trato de cantar como tanguera, no me va a salir. No soy la Gata Varela, soy Lissa de Bandana y voy a seguir siéndolo".

Una historia interesante es cómo llegó la vocalista al espectáculo, ya que fue convocada por el director, que es su tío. "Carlos Vera, hermano menor de mi papá, es un eximio bailarín de la mejor compañía de tango del mundo. Estuvo 14 meses en Broadway con la compañía, nominado dos veces al Tony Award de manera consecutiva. Un groso. Yo no lo sabía, para mí era mi tío, pero después la gente del tango me empezó a contar las cosas que había hecho. Todo el mundo en el ambiente lo conoce. En una audición todos lo saludaban y yo era Lissa, de Bandana sentada al costado".

Y metiéndose de lleno en ese mundo nuevo para ella, reconoce que el tango debería ser más respetado: "Es otro mundo. El único lugar donde no se valora el tango es acá. Acá si te preguntan por una bailarina de tango, de casualidad te dicen Mora Godoy porque estuvo en el Bailando. Hay muchos artistas que no conocemos porque no les damos pelota".

Para cerrar, sin olvidarse de Bandana, Lissa aclara que piensa seguir haciendo shows y grabando junto a Lowrdez: "Cada vez que pintan cosas para hacer con Bandana lo hacemos, no hay esa presión con la que tenemos que ir como siamesas a todos lados. Quisimos festejar los 20 años pero se complicó mucho por la pandemia. Queríamos organizarlo con tiempo y ahora que se está liberando todo estamos muy sobre el pucho".

"Tenemos varias canciones grabadas, incluso con Valeria antes de que ella se baje y no los hemos sacado. Por lo pronto estamos dejando que fluya, nosotras amamos Bandana, hemos llevado al hombro con Lowrdez el nombre y lo que significa porque me parece un nombre pesado, una marca instalada, tenemos mucho respeto mucho, cariño y mucho amor", concluye.