@Tomasdv55

No es fácil explicar lo que hace Agustín Aristarán cuando se convierte en Radagast cada vez que se sube al escenario o publica un hilarante video en su cuenta de Instagram, que tiene más de un millón de seguidores. En su espectáculo más reciente, "Serendipia", que ya terminó su primera temporada en la plaza teatral porteña y volverá a las tablas en enero, este "entretenedor" nato despliega todas las facetas en las que su talento ha desembarcado: la música, la actuación, la magia y, por sobre todas las cosas, el humor.

DiarioShow.com habló con Agustín para entender cómo con simpatía, locura y carisma logró capitalizar el fenómeno que generó en las redes en una carrera dedicada a hacer reír

Una publicación compartida por Agustín Aristarán (@soyrada) el

Su hija Bianca es protagonista de muchas de sus publicaciones en Instagram y ya cosecha sus propios fanáticos. No obstante, aunque ella tiene una fascinación por el teatro, Agustín asegura que no hay mandato familiar y espera que ella pueda dedicarse a lo que quiera, que él la apoyará en su decisión.

-¿Cómo te llevás con el ritmo de esta nueva vida?
-El ritmo siempre fue el mismo, lo que cambió fue la magnitud. Los últimos dos años fueron tremendos y “Serendipia” me ayudó a estar un poco más tranquilo y disfrutando más de lo que está sucediendo. Poder aferrarme de los “cable a tierra” que tengo, que son un montón y los tengo muy cerca.

-¿Cuáles son esos “cable a tierra”?
-Mi hija por sobre todas las cosas. Vivo para ella y para mí. Es el único motivo por el cual hago todo. Bianca es la que me pone una mano en el pecho -de forma metafórica- y me dice “pará”.

-Con tu proyecto musical, “Soy Rada and The Colibriquis”, se ve el mismo estilo de humor “absurdo” que hacés en tus presentaciones en teatro.
-Es un proyecto que no tiene nada que ver con el teatro. Si bien la banda está en mi show, son dos proyectos paralelos. Pero sí sucede que es música hecha con humor, no solemne. Yo le saco solemnidad a casi todas las cosas. A la comedia también, que tiene una solemnidad escondida pero la tiene. La magia lo mismo, es algo se da en todas las actividades que hago.

-Encuentro algunos paralelos de eso con el humor que hacía Alfredo Casero y el que hacen bandas como El Kuelgue.
-El Casero de “Cha cha cha” claramente me influyó mucho cuando era más joven. El Kuelgue lo descubrí hace muy poco porque mucha gente me decía que teníamos una onda parecida y me hice muy fan. Soy muy fanático de todo lo que hace el cantante Julián Kartún.

-¿Te marcás a vos mismo la diferencia entre Agustín y Radagast?
-Hace poco estaba comiendo en el camarín y vino una amiga con su primo. Él me sacaba fotos y yo la verdad estaba en otra. Al rato me dice: “Eh loco, al final sos un ortiva”. Mucha gente cree que vivo como son los videos de Instagram. Pero no como haciendo chistes. A mi hija la lleva al colegio el papá, no la lleva Radagast, la lleva Agustín. Sería nocivo para toda la gente que me rodea porque es un bajón estar todo el día con ese nivel de energía. Soy un tipo alegre y divertido pero también soy bastante introspectivo. Me gusta estar conmigo y mi círculo íntimo no está esperando que sea gracioso.


-A pesar de eso seguís eligiendo trabajar de hacer reír.
-Toda la vida hubiese elegido ser comediante. Lo único que me hubiese gustado ser de no ser comediante, hubiese sido ser Batman pero creo que no se puede. Amo mi laburo, me encanta hacer esto y me pagan por hacer lo que más me gusta. No puedo pedir más nada.

-Entre el mundo tradicional de la TV y el digital de las redes sociales, ¿con cuál te quedás?
-Si tengo que elegir me quedo con el mundo digital, porque ahí las reglas las pongo yo. Participé de la tele en algunos proyectos a los que estoy muy agradecido, pero así como participé decidí dar un paso al costado porque la tele necesitaba algo de mí que yo en ese momento no le podía dar. Los medios tradicionales están para un público que ya dentro de un tiempo va a desaparecer. Quiero apuntar a un público que creo que va a persistir mucho más y por eso me quedo en los medios no tradicionales, que a veces son incluso más tradicionales por la velocidad a la que van.

Me llamaron del G-20 para presentar la #leycamukis ����‍♂️ ��

Una publicación compartida por Agustín Aristarán (@soyrada) el


-¿Qué era eso que te pedía la televisión?
-El proyecto en el que estaba me pedía al mago Radagast y yo colgué la galera hace rato. Puedo hacer magia pero la propuesta va por otro lado. En ese sentido las redes me cambiaron la forma de hacer humor y me ayudaron a animarme a hacer otras cosas que antes no me animaba. Las redes me ayudaron a guardar al mago Radagast que me venía acompañando hacía 20 años.

-¿Pero tus intenciones son vivir de Instagram?
-Para nada. De hecho hago algunas publicidades en Instagram pero a todos los clientes que me convocan les aclaro que no vivo de eso. Las elijo muy bien para que el espectador no sienta que le estoy imponiendo algo. La “monetización” pasa por la gente que me ve en las redes pero después decide venir a verme al teatro.

Distinguido con el Martín Fierro Digital por contenido humorístico.

PING PONG

-¿Salida con amigos o Netflix en casa?
Una mezcla: En casa, con amigos.

-¿Tenés alguna obsesión?
-El orden, no lo puedo evitar.
 

-¿A qué le tenés miedo?
-A los políticos. Me dan mucho miedo.

-¿Qué te saca de tus casillas?
-Que los conductores en la calle no dejen cruzar a los peatones.
 

-¿Midachi o Les Luthiers?
-¡Les Luthier!

-¿Marcelo Tinelli o Mirtha Legrand?
-Marcelo.
 

-¿Qué fue lo más raro que te pasó en un escenario?
-Que me quieran clavar un cuchillo de postre, literalmente.

 

Ver más productos

San Juan Carlos Comay, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Juan Carlos Comay

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos