Corría el año 2015 y todos los portales de noticias hablaban de Javier Bazterrica, debido a que había sido acusado de estafa por Flavio Mendoza. La hermana del bailarín, Olga, tuvo una relación fugaz con el hombre y ella lo denunció ante la Justicia por haberle quitado cinco mil dólares, que según él eran para invertir en la Bolsa. A partir de ese momento, se ganó la fama de "Gigoló". 

"Mi personaje pisó fuerte por ese pequeño problema que tuve, de una acusación", recuerda Bazterrica en diálogo con DiarioShow.com. "La gente no se olvidó del Gigoló", añade y explica que en las redes sociales, sus seguidores no le escriben insultos ni palabras negativas. "A muchos famosos los matan. A mí hasta me bancan más las mujeres que los hombres". 

Así se muestra el "Gigoló" en las redes. 

"El Gigoló" aprovechó su fama para hacer lo que siempre soñó: ser DJ. "Era una asignatura pendiente. Me encanta la música electrónica.Vengo tocando para gente muy top, pero también tocaría en una plaza", sostiene. Sucede que Bazterrica viene realizando una seguidilla de shows para gente de la alta alcurnia y él no puede ocultar la emoción: "Me van recomendando empresarios. Toqué en el Four Seasons el 13 de enero, en Nordelta, ¡hasta en un barco!".

"La gente me trata con respeto. Me saco fotos y bailo con ella. Mi show lo hago con pasión y me encanta", detalla el DJ.  Recién llegado de las playas esteñas, comenta: "La verdad es que la rompí, a pleno".

Bazterrica tocará en Esperanto de Ushuaia próximamente. Además de realizar su show en boliches, también se presenta en eventos privados.