@perez_daro

Julián Humarán y Gustavo Páez se conocieron en el 2000, y desde entonces comenzaron un dúo folclórico que recorre el país. Comenzaron en un estilo tradicional, y con el tiempo, la búsqueda de la esencia de su arte, los llevó a grabar e interpretar nuevos ritmos e instrumentos. Pasaron por varios lugares, físicos y artísticos, pero en “Herencia” deciden volver al cancionero tradicional. “Arriando caminos”, de “Los Tucu Tucu”, “Si se calla el cantor”, de Horacio Guarany, “La viajerita”, de Yupanqui y “La otumpeña” de Los “Manseros Santiagueños”, son algunos de los clásicos que se pueden encontrar en esta nueva producción.

“Queríamos tener el desafío de abordar esas canciones que están en los corazones de todos y dejar unas versiones desde el sentimiento”, dice Gustavo, explicando la esencia del nuevo álbum, que presentan el 14 de noviembre en La Trastienda.

La herencia que nos dejan los ancestros tiene que ver con lo que fuimos, lo que somos y lo que seremos. Recordando parte del camino que los trajo en estos 19 años de carrera, Páez explica que “desde que arrancamos en Tucumán, íbamos con la mochila, la guitarra y el poncho. Siempre era una despedida de los seres queridos en búsqueda de nuestra pasión a través de las canciones, poder recordar momentos vividos, abrazar a tu familia a la distancia. Y esas despedidas, de hace 19 años, hoy nos paramos para recordar y sentimos que son llegadas también. Porque en algún lugar siempre te espera alguien”.

De esta forma, entiende que “la música cumple un rol importante dentro de toda la vida. La música que escuchaban tus viejos es parte de tu infancia y de tu vida. Cuando vas creciendo, te van marcando momentos las canciones. La música sin darnos cuenta es testigo de toda nuestra vida”.

Julián suma el hecho de que esos temas “que han sido una musicalización de cada etapa de nuestra vida, en este disco la plasmamos recordando que eran canciones que escuchábamos en nuestra niñez. Cuando estábamos aprendiendo a darle efecto a la pelota como quien diría. Sonaban estas canciones. Algunas son las primeras que hemos aprendido a tocar en la guitarra”.

Para el dúo, la decisión de grabar hoy, con cinco discos bajo el brazo y casi dos décadas de shows, un álbum como este, tiene que ver con que “cada palabra que vos decís, así como la canción te refleja un momento vivido, las canalizás con cosas que ya pasaste. La palabra 'olvido' no tiene el mismo peso cuando la cantábamos hace 20 años que cuando la decimos hoy. Hay un tema que ha dado el puntapié para este disco que es 'La canción de la simples cosas' de Tejada Gómez e Isela, y es un tema que lo cantaba mi viejo en las reuniones en la casa de mi abuela, cuando nos juntábamos con primos y tíos, meta guitarreada. Ahí veíamos emoción en mis tíos, que se abrazaban, que les saltaba una lágrima. En ese momento nos reíamos por no entender. A la distancia, hoy la canto y siento igual que mis tíos”.

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos