@AlessAgus

Tres famosísimas hermanas que además de ser casi iguales por genética, comparten proyectos comunes tanto laborales como de vida. María Laura, María Emilia y María Eugenia Fernández Rousse son actrices, cantantes y presentadoras de televisión.

Las recordadas coristas del cantante Julio Iglesias, al cual ellas definen como “seductor nato”, son un trío muy querido y seguido por el público nacional e internacional; de hecho, en Europa las conocen como “Trix” y también realizaron producciones para Venezuela.

Nacidas el 5 de julio de 1960, con 57 años y una amplia trayectoria cimentada a lo largo de sus vidas con éxitos como “Ta te ti”, “María María María” y “Vacaciones en el 13”, las hermanas de “oro”, a medio siglo de su debut con “Sábados circulares” y ya expertas madres y abuelas, de repente recibieron una propuesta que las motivó a volver al trabajo.

Las tres Marías, fueron convocadas por KZ0 para el programa “Mañanas nuestras”, con la conducción de Pato Galván, que debutó el 21 de marzo en un horario interesante: de 11.30 a 14. En diálogo con DiarioShow, María Emilia cuenta cómo empezó todo: “Veníamos con el ritmo de siempre, y nos llamaron de KZO. Como soy yo la que está viviendo en Buenos Aires, conocía y sabía de qué se trataba todo, porque al canal lo veo en Cablevisión, las chicas no, y me parece que esta buenísimo. Les dije: ‘Vengan, tenemos una reunión, nos llamaron para un magazine y me parece re divertido’. Cuando nos presentamos, nos plantearon la idea que tenían, los horarios y nos contaron que iba a ser en vivo. Las terminé convenciendo porque ellas viven más lejos y se les complicaba. Pero bueno, todo sucedió muy rápido y acá estamos, felices”.

Para las tres rubias, la idea de esta participación que implica el regreso al medio que las hizo populares es aportar desde otro lugar; ser inclusivas y llegar a un público amplio que las pueda así conocer desde un costado más cotidiano, no tanto artístico como el canto o la actuación. “Tenemos todas las expectativas con este programa, principalmente porque volver a estar otra vez las tres juntas trabajando es un montón. La gente cree que estamos todo el tiempo pegadas ¡y es todo lo contrario!”, cuenta Emilia entre risas y agrega: “Vivimos re separadas. Nos parece una excusa espectacular para estar juntas y divertirnos. Queremos que nos vean, nos conozcan más y es clave que también vaya a trasmitirse online y por YouTube porque tenemos muchos conocidos argentinos repartidos por el mundo que nos van a poder ver, incluso nuestros hijos, fuera del horario de emisión”.

Acostumbradas a estar rodeadas de cámaras, saltar de programa en programa, cantar y actuar, el currículum de las trillizas es extenso y por lo tanto la propuesta es un “regreso a las canchas” para las hermanas que durante años cautivaron al público argentino. Al ser consultadas sobre la reacción de sus maridos, los polistas Ernesto Trotz, Horacio Laprida y Clemente Zavaleta, ante el regreso de las tres a la pantalla, cuentan: “La realidad es que no opinan, es más, ni estaban enterados -ríen-. Bueno, no... saliendo de las bromas, obvio que saben y se pusieron felices. Si nosotras estamos bien con las decisiones que tomamos, ellos también. Aparte está bueno que la mujer tome su lugar y trabaje”.

Con un ímpetu activo y una sonrisa permanente, las Trillizas de Oro parecen tener un contrato vitalicio con la juventud, dado que lograron mantenerse estéticamente iguales a través de los años. Ellas revelan que para estar bien y que la edad no sea un problema “exterior”, no hacen nada muy “extravagante”: “Simplemente entrenamos, caminamos, nos mantenemos en movimiento por cuestiones básicas de salud, no tomamos, no fumamos y comemos muy sano. La complementación a eso es que estamos contentas, tratamos de hacer lo que nos gusta y estar con nuestros seres queridos. Todo este nuevo proyecto nos toca capturarlo en un momento de la vida donde nuestros hijos se ocupan de nuestros nietos. Cuando podemos, nosotras también lo hacemos igual”.

Además, destacan que hoy en día, con programas como el famoso Photoshop, se disimulan aspectos físicos que uno decide filtrar. Con un tono humorístico, las tres disparan: “Acá en KZO tienen unas cámaras buenísimas, por ejemplo, hay un HD genial... y los productos químicos también suman para el cuerpo. Así que no hay mucho más”.

María Laura, María Eugenia y María Emilia dedicaron los últimos años a ser cabezas de sus familias: “A grandes rasgos hacemos todo lo que hace una ama de casa, nada muy extraordinario igual”. Legado familiar Recordemos, que las “Trix” tuvieron clara su vocación desde la niñez. Comenzaron actoralmente en comerciales para televisión cuando tenían apenas cuatro años. Para 1968 hicieron su debut en un programa de variedades titulado “Sábados circulares”, conducido por Pipo Mancera, y luego, como cantantes, grabaron discos bajo la producción de Ben Molar, el productor que puso el ojo en ellas y las lanzó a la fama.

Como reza el dicho popular, “los hijos son un reflejo de los padres”, y si bien no aplica para todos los aspectos, así fue con la decisión de vida que tomó Laura Laprida, hija de María Eugenia, quien decidió seguir la pasión de la madre y sus tías e incursionó gradualmente en la actuación. La llamativa rubia formó parte de “Golpe al corazón” e “Historia de un clan”, donde varias de las escenas en que participó despertaron escándalo.

“Me encanta lo que hace Laura, pero es jugada y arriesgada. Igual, la voy a apoyar siempre y la admiro porque hay cosas que yo no podría hacer”, afirma María Eugenia destacando el trabajo de su hija. “Me sorprende la facilidad que tiene para manejar la actuación con todos los desafíos que plantea y la versatilidad a la hora de actuar”. Sin embargo, Laprida, al igual que jóvenes colegas como Oriana Sabatini y Ángela Torres, viene de una familia de artistas que conocen los bemoles del medio y tanto madre como tías la aconsejan desde la experiencia. “Mi consejo es siempre el mismo. Que haga lo que quiera, pero no escuche lo que le digan los demás, salvo a aquellos que la quieran. Le van a llegar muchos comentarios y más en un contexto donde todo se expresa por redes sociales. Pero bueno, como dice la frase popular: ‘Al que le gusta el durazno, que se aguante la pelusa’. Igual dudo de que vaya a tener problemas, va bien, está encaminada y sabe lo que quiere”.

Coca, Lula y Mila, como se apodan en la privacidad, contentas, con el apoyo de las familias y muchas pilas, vuelven a la televisión con ganas de que el dorado de sus ya legendarios cabellos no sea lo único que brille.

Su experiencia con Julio Iglesias

Las trillizas Fernández Rousse saltaron a la fama internacional en los años ’70 cuando el cantante Julio Iglesias les propuso formar parte de su grupo, como coristas. Sus voces armónicas acompañando al ya muy popular español lograron cautivar al público.

Años después se animaron a hacer declaraciones que repercutieron en los medios de comunicación, dado el delicado momento que el país atraviesa actualmente en materia de acoso sexual y que resuena en voces de muchas mujeres afectadas que se animaron a denunciar a sus agresores. Las “tres Marías” hicieron fuertes declaraciones sobre que hoy Iglesias “estaría en la cárcel con perpetua” porque era toquetón.

En diálogo DiarioShow, las actrices bajaron el tono al escandalete: “Nunca vivimos un episodio incómodo o fuera de lugar con él, para nada. Con nosotras siempre se portó muy bien, era un señor. Además esto siempre lo dijimos y está más que aclarado. Hay muchas notas fuera de contexto y títulos mediáticos puestos para llamar la atención. Pero en ningún momento se habló de acoso. Las mujeres simplemente morían por él, era un seductor y hacían cola para conocerlo”