@Antoravinale 

Semanas atrás y tras su título de invicto, El Carpintero perdió con Antúnez en el juego de las Dominadas de " Bienvenidos a Bordo" y sorprendió a su público. Días después y luego de una nueva derrota, Nahuel Matheu sumó a un tercer integrante del equipo para que lo reemplace y adjudicó una lesión.

Pero ahora, el integrante del ciclo de Guido Kaczka llevó tranquilidad a sus fanáticos y manifestó que sigue firme en el programa pero desde otro lado. Al respecto, en diálogo con DiarioShow.com dijo: "Estoy lesionado. La gente piensa que estoy metiendo una excusa pero es el huesito rotador de los hombros que está mal por la exigencia de tanto tiempo y de la carpintería. El cuerpo te pasa factura en algún momento. Pero de a poco estoy volviendo y me estoy recuperando con el médico. ¡Ya voy a volver a las dominadas! Estoy enfocado en superarme y cada vez estar mejor. No quiero perder ni el lugar, ni el objetivo, ni las ganas de seguir".

A su vez, explicó que su compañero también sufrió complicaciones. "Antúnez, que es más chico que yo y que está entrenado también, le pasó factura el cuerpo. Tuvo contracturas musculares en los brazos. Se necesita un buen reposo y recuperación para poder seguir", indicó. 

"Estoy yendo todos los días. Voy igual y estoy presente para no perder el lugar y seguir generando una sonrisa a la gente. También voy por mí para divertirme con todo el equipo", agregó con seguridad sobre su participación. 

Consultado por los competidores adversarios, comentó: "Veo a los rivales y me da impotencia y bronca no poder estar ahí y defender mi lugar que me gané con tanto esfuerzo y sacrificio, porque dejé muchas cosas de lado, trabajo en mi carpintería. La gente no ve el sacrificio que uno hace". 

De todos modos aseguró que "siempre pensando para adelante y en positivo". "Me sirve estar ahí porque incremento mi trabajo. Sigo creciendo y aprendiendo de la tele, me gusta ese lugar. Es una bronca no poder estar defendiendo el título con Antúnez. En la vida no siempre se gana, se gana y se pierde. De ambas se aprende. Cuando uno tiene un tropezón es para volver con más impulso", cerró. 

Por A.R