@RFilighera

Es sabido: esta dura emergencia sanitaria golpea muy fuerte a todos los estamentos de la sociedad productiva del mundo y especialmente a los diferentes trabajadores de la industria del espectáculo. Juan Leyrado vive esta circunstancia apelando a situaciones de su mundo cotidiano: arreglos de la casa, limpieza y cocina con el agregado de la elaboración de proyectos artísticos, en esta oportunidad, referidos a su rol de guionista y dramaturgo.

En principio, por estos días, el actor y también, director observa con particular alegría la instalación de uno de sus recientes y enormes capo-lavoro de su trayectoria, "Un enemigo del pueblo”, en una plataforma online, lo que permite ver a este espectáculo de generosa repercusión en la cartelera porteña y marplatense (2018) en todo el mundo.

El streaming, esa tecnología hasta hace unos meses desconocida por la mayoría salvo por los que miran series y películas online, hoy es una alternativa más que válida para nuestro oficio. Estamos ante un panorama de mucha incertidumbre en el aspecto laboral. Entonces, este camino que es el desarrollo del teatro online, más la ayuda que genera Sagai (Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes) con el pago de las repeticiones de los diferentes envíos de ficción televisiva más, también, el aporte que lleva a cabo la Obra Social de la Asociación Argentina de Actores en cubrir la asistencia sanitaria a una importante cantidad de colegas, constituye un combo valioso en cuanto al cuadro de situación de estos tiempos” analizó el artista en diálogo con DiarioShow.com.

En este caso, la mencionada magistral obra de Henrik Ibsen con traducción, adaptación, música original y dirección de Lisandro Fiks fue filmada durante una de sus representaciones y en boca del actor, “realmente se ha plasmado una muy buena versión fílmica en donde se resaltan detalles, gestos y situaciones de los actores, instalando al espectador como si estuviera en el mismísimo escenario. Cuando la vi por primera vez la disfruté muchísimo y entiendo que al público le sucede lo mismo”.

Juan Leyrado de entrecasa
Juan Leyrado de entrecasa.

El artista recordó que el comienzo de la cuarentena para él “estuvo centrado en el final de la temporada de verano, en Mar del Plata que estábamos realizando con la obra ‘Extra virgen’, pieza de mi autoría en colaboración con Lisandro Finks. Por otra parte, ya estábamos diseñando el comienzo de una gira por diferentes localidades del interior del país, algo que lamentablemente quedó suspendida por esta emergencia sanitaria. Antes de comenzar la gira, íbamos a descansar 15 días y ya venimos descansando como cinco meses. Todo está muy difícil, no hay actividad alguna, las salas y las grabaciones televisivas están cerradas, en consecuencia, el panorama es complejo”.

En esta línea temática, Juan confesó que “a mí, por ahora, me cuesta bastante ver propuestas de teatro en los nuevos dispositivos, no obstante, cuando las cosas están bien hechas como en este caso (“Un enemigo del pueblo”), el panorama logra otra relevancia”.

Juan Leyrado, un actor versátil
Juan Leyrado, un actor versátil.

Acerca de la situación económica en particular de quienes se dedican a lo artístico, siempre como autónomos dada la naturaleza del trabajo, Leyrado analizó: “Nosotros no firmamos contrato por uno o dos años. Generalmente, lo hacemos por tres meses y lo mejor que nos puede pasar es que la obra ande bien y extienda entonces el plazo estipulado. En el ámbito teatral, vamos a porcentaje y, sobre todo, cuando salimos de gira; desconocemos cómo se va a presentar nuestro mundo económico. No tenemos un sueldo puntual y es bueno aclarar este tipo de cosas, porque a veces, la gente nos relaciona con el sistema de estrellas de Hollywood y creen que somos millonarios y la realidad es totalmente distinta. Lo que podamos obtener en esos tres meses, con viento a favor, nos será de utilidad, ante una situación inesperada tan proclive en esta profesión, a solventar lo que nos queda del resto del año, como sucede en la actualidad”.

Comprometido con la realidad propia y ajena, Juan apuntó que hay colegas que no tienen casa y otros a los que les cuesta una enormidad pagar un alquiler; además, hay actores muy mayores que no tienen un lugar de residencia fijo. Somos conscientes, a su vez, de las grandes dificultades que debemos atravesar en esta profesión, caracterizada por la inestabilidad. Por lo tanto, hay que trabajar mucho para vivir tranquilo, sin sobresaltos”.

Creador y hacedor

-La autoría ¿te apasiona tanto como actuar?

-Por supuesto. Lo primero que hice como autor fue el unipersonal “El elogio a la risa”, en sociedad con Gastón Marioni y, luego, se dio cita “Extra virgen”, labor que compartimos con Lisandro Finks. Precisamente, por estos días, me encuentro trabajando con Marioni en la preparación de otra obra de teatro. Escribir siempre me gustó pero, ahora, en esta instancia, uno tiene más tiempo y puedo desarrollar la escritura con mayor amplitud.

-¿Creés que tu eje vector tiene que ver con los vínculos humanos?

-Sin duda. A mí me gusta transitar por esos caminos; situaciones que uno pueda conocer y en la que todos nos podamos ver reflejados. Es lo que tengo para dar y lo experimento diariamente. Más que racionalizar de manera intelectual una historia, me gusta ponerle sentimiento y, debido a esto recorro universos como el amor, los sentimientos, la traición, el odio, la felicidad. Lo han hecho los grandes autores, y no me estoy comparando, pero hablan precisamente de todas las cosas esenciales de la condición humana, más allá de cualquier etapa histórica.

-¿Esta cuarentena te sirve además para otras actividades?

-Me gusta mucho la pintura, aunque no sea mi fuerte, y la siento como un cable a tierra. Tiene que ver con la posibilidad del disfrute más que de cualquier búsqueda de resultados. Libera cosas, me envuelve mágicamente; es una necesidad que parte del movimiento y si bien se trata de una acción cerebral, es una manera de expresarme como a mí me gusta.

-¿Creés que esta situación de pandemia genera cambios sociales profundos?

-Hay que esperar, con cierta cautela, el desarrollo de los acontecimientos; ojalá puedan ser de utilidad para vivir mejor como sociedad. Debería ayudarnos a valorar más el día a día. Creo que vamos a tener que modificar cosas; en definitiva todos dependemos de todos, pero, habrá que observar cómo se barajan las cartas.

LA POPULARIDAD DEFINITIVA

"Gasoleros fue, sin lugar a dudas, una de las ficciones más emblemáticas de la televisión argentina. Como se recordará, la trama se centraba en la vida cotidiana de la familia Panigassi, gente de clase media empobrecida argentina, circunstancia a la que hacía referencia el título de la tira y que en nuestra ciudad es una clásica expresión para referirse a personas que realizan varias actividades con escaso presupuesto.

El padre del clan era Héctor (Juan Leyrado), un ex colectivero devenido en mecánico que tenía un taller junto a familiares y amigos. A su vez, el desarrollo de la telenovela se basaba en su incipiente romance con Roxana Presutti (Mercedes Morán), una mujer casada con un hombre al que cree amar, Jorge (Manuel Callau), hasta que, finalmente, conoce a a Héctor.

Juan Leyrado con Mercedes Morán en 'Gasoleros'
Juan Leyrado con Mercedes Morán en "Gasoleros".

Fue, en definitiva, uno de los personajes que marcó a Leyrado en cuanto a popularidad y con una enorme llegada masiva. En relación a esta exposición que había tomado ese rol, Leyrado se manifestó en estos términos: “Nunca tuve prejuicio con este personaje, ni tampoco que la gente, en muchas oportunidades, me reconociera a través de este rol. Panigassi es una parte de mí, como otros personajes que forman parte de mi identidad y han marcado procesos míos internos muy grandes y a los que le estaré plenamente agradecido”.

Cabe recordar que “Gasoleros” fue emitida entre 1998 y 1999 por Canal 13 en el horario central de las 21 y fue uno de los mayores éxitos de la factoría de Adrián Suar, Pol-ka. El tema musical de la introducción es “Gasolero”, perteneciente a Vicentico. El elenco se completaba con Nicolás Cabré, Malena Solda, Dady Brieva y Silvia Montanari. La primera temporada (1998) alcanzó un índice de audiencia promedio de 25,5 puntos. Impresionante rating, difícil de encontrar en los tiempos que corren.

Juan Leyrado despidió a Hugo Arana
Juan Leyrado despidió a Hugo Arana.

SU DESPEDIDA A HUGO ARANA

Trabajaron juntos en varios programas de televisión y mucho más en las tablas. Además de colegas eran amigos y se admiraban. Por este motivo, el domingo 11 de octubre cuando falleció Hugo Arana, Juan Leyrado lo despidió con breves y sentidas palabras en su cuenta de Instagram y escribió: “Amado amigo Hugo , nuestras utopías intactas. Hasta la Victoria siempre”. En la obra “Baraka” compartieron el escenario con Jorge Marrale y Darío Grandinetti, un éxito de la autora María Goos en versión de Fernando Masllorens y Federico García del Pino dirigidos por Javier Daulte. Leyrado, respecto de “Los mosqueteros del rey” había dicho: “Siempre tuvimos ganas de volver a trabajar juntos”.

Por R.F.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos