@RFilighera

"Es la historia de un amor, como no hay otro igual, que me hizo comprender todo el bien, todo el mal, que le dio luz a mi vida, apagándola después. Hay que vida tan oscura, sin tu amor no vivire", rezan las estrofas de la canción del autor panameño Carlos Eleta, constituida en un enorme clásico del género romántico y que tan bien parece ceñirse a la explosiva relación afectiva que Jorge Martínez mantuvo con Raffaella Carrà - recientemente fallecida-durante una de las visitas artísticas, puntualmente en 1980, que la diva italiana realizó a nuestro país.

El propio actor -galán de numerosas telenovelas y comedias- charló con DiarioShow.com y evocó pasajes de aquel vínculo que le dejó una marca indeleble en la historia de sus afectos. “Raffaella era un ser extraordinario, única en lo suyo, sana en su dieta y en su mundo personal, hacía gimnasia todos los días y trataba de estar siempre muy a tono con las exigencias de la profesión. Además, hay otro aspecto que quiero remarcar y que está referido a su gran humildad; no se sentía una estrella ni tampoco una diva. Cada uno de los ensayos formaba parte para ella de un aprendizaje que incorporaba, plenamente, a su actividad cotidiana”, aseguró.

Jorge Martínez y Raffaella Carra, cómplices
Jorge Martínez y Raffaella Carrà, cómplices.

Martínez no tiene dudas al afirmar: “Me enamoré de ella de movida; apenas la conocí personalmente, no dude un instante, su calidez, su calidad humana, su bella sonrisa, calaron muy fuerte en todo mi ser”.

Y evocó el actor el siguiente testimonio: “Me la presentaron en ocasión de realizar varios recitales en el Luna Park, en la antesala del trabajo en común que íbamos a realizar ambos en la película “Bárbara” y que se rodó en el país. No bien la vi en los camarines del Luna, quede atrapado en su mirada, ahí mismo descubrí que entre nosotros se iba a dar una profunda afinidad”.

En correlato con el hilo del tema, Jorge dijo que “convivimos alrededor de nueve meses. Luego, regresó a su país y, en 1986, nos volvimos a ver en Italia y Suecia, y después yo me trasladé a Inglaterra, aprovechando dicha oportunidad, en seguir la gira previa al Mundial que estaba realizando la Selección argentina”.

El filme “Bárbara” se rodó en nuestro país, con epicentro en Buenos Aires. “La mayoría de las escenas fueron de interiores. Era muy difícil poder filmar en escenarios naturales. Raffaella tenía una gran repercusión pública y la gente la adoraba, en consecuencia, se hacía prácticamente imposible poder sacar una cámara a la calle con ella. A los dos minutos se amontonaba un montón de gente. Era muy popular”, recordó.

Por R.F.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos