@VivianaRomano

“Arranqué haciendo el personaje de Estelita y siempre buscaba el título y ponía a mis invitados en un compromiso que era hermoso, pero si me hacen las preguntas a mí, no quisiera tener que dar explicaciones”, comienza la entrevista Jey Mammón, explicando parte del secreto de lo que genera cuando se transforma en esa “periodista curiosa y atrevida”.

Entre risas y respuestas muy bien pensadas, uno de los conductores más versátiles de América, actualmente al frente de “Los Mammones”, inicia el diálogo con DiarioShow.com.

-Vamos al hueso. ¿Estás agrandado?

-No, cero. Lo que me gusta de mi presente en los medios es mi capacidad de asombro. De repente van pasando cosas que, no sé si son superadoras, pero dan un paso más. Entonces, trato de sorprenderme siempre y se dan en el marco del programa que hago. A veces pienso que es virtual lo que sucede en la tele, pienso –repite- que no es parte de la realidad, o de la vida; entonces, los clímax, o los momentos altos, los quiero vivir con cierta serenidad.

-¿Viste gente pegarse golpes?

-Sí, entonces prefiero disfrutar en el momento cada cosa que va pasando. Ojalá lo pueda hacer siempre.

-El primer canal donde pusiste el pie fue en “Crónica musical” como locutor. ¿Recordás esas épocas?

-Sí, debuté en CM y el conductor era Santiago del Moro. Yo salía en off y ese comienzo graficó la manera en la que fui avanzando. Es más, cuando Santi pasó a América y me quiso llevar, opté por quedarme con Susana Castello. Di un paso más chiquito. En el viejo edificio de Crónica, de Riobamba 280, aprendí el oficio del conductor; fue un laboratorio de pruebas, hacía personajes y algunos de los que hago ahora, nacieron ahí. Tenía un lugar donde guardaba los disfraces y tal vez, detrás de esos trajes, me sentía menos expuesto.

-¿Por qué creés que primeras figuras de la música, el teatro y la tele visitan tu programa?

-Creo que tiene un poco que ver con la contención que brinda (la productora) Jotax y el canal. Cuando llegué el primer día y vi la escenografía pensé que me había equivocado de estudio, es más, para adentro dije, 'Esto es para Susana Giménez' y me puse las pilas para estar acorde a las circunstancias.

Estelita trata con todas las estrellas. (Foto: América)

-¿Qué ponés de vos para que eso suceda?

-Cuando arranqué haciendo teatro a la gorra, el valor llave que tenía era que un invitado le dijera a otro 'Tenés que ir'. Mi primer boca a boca no fue de la gente, sino de los artistas; y acá pasa un poco lo mismo. De hecho, estoy muy agradecido porque nos visitan personas que no van mucho a la tele, o no dan notas; también porque son muy difíciles. Palito Ortega durante la pandemia casi no salió de su casa y vino. Pasan cosas muy especiales, no sé, surrealistas.

-Antes usabas zapatillas, ahora se te ve trajeado, con chupines, peinado con producción muy prolija. ¿Sentís que hay una especie de transformación en tu aspecto físico?

-Sí, pero es el mismo Jey Mammón el que ven. En realidad, Núñez, el productor, me vistió "de persona" porque él conoce mi versión más under, pero en esencia sigo siendo la misma persona. Igualmente, nadie puede negar que el reconocimiento de los demás es un mimo y en mi caso, cada vez es más grande, pero la esencia de hacer lo que me gusta, tanto en el under como ahora en la tele, es exactamente la misma. Lo otro que viene por añadidura es espectacular y trabajo para que eso suceda.

-¿Te gusta ahorrar, sos disciplinado en ese aspecto? En esta profesión, los momentos buenos cumplen ciclos.

-Siempre tuve que laburar el mango. Todavía tengo una vida de “economía de guerra” ya que nada es para siempre. Más allá de eso, me conformo, tengo casa propia, pero de antes, y eso se lo debo a la catequesis, porque en mi época de catequista era el uno a uno (N de la R: época de la Convertibilidad económica), y ahorraba en una cajita de zapatos. Así me pude comprar un departamento en Palermo.

-¿Tu pasado religioso que condicionó en un punto para hablar de tu identidad sexual?

-La construcción del pasado es mi ADN. Con el diario del lunes podría decir que fue muy difícil, hoy me siento en otro lugar. Para la mayoría, es muy difícil por religión, familia o sociedad; pero ya no lo vivo con angustia, al contrario, estoy orgulloso de quién soy.

-¿Tenés pareja?

-No, estoy soltero, que no es lo mismo que estar solo.

-¿Cómo marcha la grabación de tus discos?

-Estamos arrancando con dos discos producidos musicalmente por Lito Vitale. La idea es hacer duetos con unos cuantos artistas. Ya empezamos, estamos muy entusiasmados con la gente de Sony, y de verdad, no lo puedo creer.

Cortitas y al pie

- ¿Batman o Superman?

- Robin, porque dicen que es gay

- ¿Con quién harías un dúo: Palito Ortega o L-Gante?

- Con L-Gante, porque en realidad con Palito ya lo hice. Grabé un disco con distintos artistas y entre ellos con Ortega hago un tema. Me falta L-Gante.

-“Mr. Ed” o “Hechizada”

- “Hechizada”.

-“Hijitus” o “Los Picapiedra”

- “Hijitus”, porque es nuestro.

- ¿A cuál de tus gatos le haces más mimos, a García o a López?

- Ahhh, qué difícil, es como que me pregunten por mamá o papá. Pero es verdad que un poquito más a García y ojalá nadie se lo cuente a López, jaja.

García y López, sus compañeros de vida.

- Elegí dos o tres invitados con los cuales la pasaste genial en el piano.

- Uno fue Palito Ortega porque apareció de sorpresa. Me emocionó mucho; el otro fue Moris. Fue mortal, como haber tocado el cielo con las manos; y con Sandra Mihanovich, por lo emocional, tiene mucho que ver con la banda sonora de mi vida, tengo empatía con ella en un montón de cosas, transmite mucho.

- A la hora de comer un postre, ¿preferís queso con dulce de batata, o con batata y chocolate?

- Prefiero con membrillo. La batata nunca me gustó.

- ¿Te gustan las novelas turcas?

- No vi ninguna, pero sé que la rompen con el rating.

-¿Besos o chirlitos en la cola?

-Prefiero besos.

V.R

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos