@perez_daro

Su sueño de chica era bailar en todos los escenarios del país. Lo consiguió en los inicios de su carrera y, a pesar de que ya no se considera sólo una bailarina, Jésica Cirio no deja de moverse de un lado a otro, con mucho ritmo.

Con un currículum difícil de resumir, asume en charla con DiarioShow.com a pocos días de haber cumplido 36, cómo la incertidumbre se apodera de ella en los aeropuertos. “Me pasa siempre cuando estoy por viajar, es re difícil escribir en el formulario cuando te pide que lo com pletes con la profesión”.

Simbólicamente, esas constantes ganas de volar la llevan a la indecisión y escapa de las etiquetas. “Un poco fui todo, y soy todo. Soy empresaria, mamá, conductora, bailarina, modelo. No sé qué poner, hice de todo, cada cosa tiene su magia. Lo más certero es que soy artista, en general, creo que de eso se trata y ahí adentro está todo lo demás”, completa el concepto.

El domingo pasado volvió “La peña de Morfi”, programa que Jésica conduce junto con Gerardo Rozín por Telefe, y según ella es tanto un alivio como una gran emoción este retorno: “Después de un año tan difícil y complicado para todos, que la gente vuelva a tener alegría en sus casas es hermoso, porque somos un programa que quiere transmitir felicidad, alegría, música, y principalmente todo el equipo tenía muchas ganas de acompañar a toda esa gente. Creo que va a ser la peña del reencuentro con los artistas y la gente. Creo que ‘La peña...’ es un clásico de domingo. La verdad es que está bueno, y que los músicos vuelvan a tener su espacio parece que es fundamental”.

El domingo pasado regresó 'La Peña de Morfi', donde conduce junto a Gerardo Rozín..
El domingo pasado regresó "La Peña de Morfi", donde conduce junto a Gerardo Rozín..

Aunque no toca ningún instrumento, su conexión con la música es imprescindible tanto en su personalidad como en el desenvolvimiento de su carrera: “La música es tan importante en nuestras vidas, te transporta a otro lugar, te llena de emociones. La música y el baile son tan inspiradores”.

Hablando de su experiencia personal, habla de cómo se conjugan dos cuestiones en su trayectoria: la posición que ocupa hoy, y una reconexión con la Jésica de la infancia: “Llegué a un momento de madurez en mi carrera, que en cierto punto de la vida todos alcanzamos, ese momento de evolución. Yo arranqué en la tele a los 11 años, muy chiquita. Después tuve un parate, y a los 17 volví a arrancar y no paré”.

Cirio habla de destino, de un tiempo y un espacio para todo. Explica que lo sabe desde hace mucho, porque sus deseos crecieron desde que era una pequeña, apenas unos años mayor que su hija Chloé. “Yo estudié para ser bailarina. Después de varios años me di cuenta de que era bastante sacrificado, que era un lugar en el que no me sentía tan cómoda y salí a buscar otras cosas. Empecé a estudiar teatro, a hacer castings, y entré en el programa de Las Trillizas de Oro como bailarina. La idea era encontrar quién era yo, lo que quería".

"El tema del modelaje diría que salió por casualidad, nunca lo soñé, pero se dio y me subí, por- que era una oportunidad, que me abrió otras puertas”, relata brevemente sobre aquellos inicios.

Pero, mucho antes, alguien había vaticinado su futuro: “Tenía un profesor de tap cuando era muy chica, a los 9 años, que en las clases siempre me decía que yo iba a ser alguien, que iba a estar siempre arriba de un escenario, y yo no creía, era muy chiquita. Tenía que ver, creo, con mi compromiso con todo. Eso me llevó adonde estoy, la formación que tuve, y la lucha, creer en lo que quiero".

"Para estudiar tap en esas épocas o después en todos mis estudios, desde zona sur yo me cruzaba la provincia hasta Capital Federal, con mi mamá apoyándome. Nada fue regalado en mi vida, todo fue con mucho sacrificio. Tuve la suerte y la perseverancia para conseguir mis sueños de infancia”, continùa.

Demostrando que todo aquello fue una causa de las consecuencias del presente, exclama: “Fueron muchos momentos, y cada paso siempre fue un logro para mí. En los aciertos y en los no tan aciertos. Todo te hace crecer. Con 36 años tuve la suerte de poder hacer de todo en los medios y disfrutarlo”.

Una publicación compartida de Jesica Cirio (@jesicacirio)

MATERNIDAD

El 5 de noviembre de 2018 llegó al mundo Chloé, primera hija que tuvo junto con su marido, Martín Insaurralde. Es la luz de su vida y conoce cada porción de su personalidad, pero al mismo tiempo la conductora no se deja de sorprender por el crecimiento de la niña: “Yo no puedo creer lo que es esa nena. ¡En qué momento creció tanto! Ya habla, piensa ¿cómo hizo tan rápido? Me hace reír, emocionar y aprender todo el tiempo mi hija”, dice, con asombro.

Aunque el 2020 fue un periodo duro para toda la sociedad, y ella misma sufrió cuando Insaurralde enfermó de coronavirus, rescata los valiosos momentos que pasó con su hija: “Con una pandemia de por medio, en la que sufrimos todos, yo misma, por lo que le pasó a Martín, y con amigos, logré disfrutar mucho de ser mamá. Vivirla de una manera hermosa. Al ser mi propia jefa, manejo mis horarios casi todos los días".

"La disfruto bastante, pero hoy fue un punto muy importante de unión, como le pasó a mucha gente. Todo se paró justamente en una edad muy linda de ella, así que fue muy lindo poder atravesar con ella estos momentos difíciles y aprovechar de mi tiempo, y con Martín, aunque él nunca paró realmente”, reflexiona.

-Sos una mujer muy activa, con muchos proyectos ¿cómo creés que te ve Chloé?

-Siempre trato de inculcarle que vea a esa mamá fuerte, que lucha por cumplir sus sueños, con muchas ganas, como lo hice desde que era chica. Siempre elegí ir por más, seguir desafiándome. En plena pandemia decidí arrancar con una cuenta pendiente que tenía, que era convertirme en entrenadora personal. Me faltan un par de materias para recibirme. No dejo que nada me venza ni me flagele. Y ella es parte de todo eso. Es la que me hace sacar esa sonrisa y esas ganas. Siento que es mutuo, que las dos sentimos igual.

-¿Te sentís como modelo, no sólo para tu hija, sino para más mujeres que te siguen?

-Hoy no dejo de moverme. Siempre lo que tenga que ver con la incentivación. A través de los años, a lo que me llevó mi vida es a inspirar a las mujeres. El 70% de mis seguidoras en las redes son mujeres, y aunque trabajo para todos los géneros, trato de llevar mi energía y mi alegría a las mujeres para que mantengamos nuestras vidas en movimiento, ese es mi lema. El cariño de la gente es el motor de todo, es la devolución de lo que uno brinda. Uno sueña con bailar para la gente, pero cuando la movilizás es mucho más lindo.

Durante la cuarentena aprovechó mucho el tiempo con Martín y Chloé.
Durante la cuarentena aprovechó mucho el tiempo con Martín y Chloé.

AMOR Y APOYO

El 6 de noviembre de 2014 se casó legalmente con Martín, aunque la bailarina siente que su aniversario es el 8 de ese mes, cuando contrajo matrimonio por Iglesia. Jésica recuerda aquellos tiempos como inolvidables pero revolucionados: “Los dos éramos muy conocidos en el medio, él estaba a punto de ser candidato, yo estaba en el ‘Bailando’, fue una bomba; desde que arrancó, nuestra relación fue un torbellino”.

Al mencionar dos mundos distintos, que hoy parecen más cercanos pero no así hace siete años, se puede recordar que, desde un sector más formal, no estaba bien visto que se entremezclen política y farándula: “Criticas siempre hay, es parte de nuestro laburo, pero nunca fui de escuchar lo que decían. Yo no sabía de qué se trataba, para mí era un mundo desconocido el de la política, pero él ama lo que hace, es su pasión, y me encanta que sea así, por eso lo apoyo siempre, tratando de incentivarlo a que vaya por más. Es muy talentoso en lo que hace y cuando uno ama lo que hace pone todo”.

Sobre esa pasión que nota en su marido por el bienestar de su comunidad, reconoce: “Ahora Martín está superbién, no para de trabajar, está a full. Muy atareado, pero contento con el plan de va- cunación. Es una luz de esperanza que cada vez falta menos para que se acabe esto. Es un trabajo que disfruta, es estresante en general, te ocupa mucho tiempo”.

Y el trabajo se transforma en algo colaborativo en pareja: “Terminás entendiendo muchas cosas cuando lo ves desde adentro. Siempre que puedo colaborar con su trabajo por los demás lo hago, la comunicación con la gente, los pedidos que me hacen a mí son constantes, así que trato de comunicárselo y buscar una solución, si es que puedo, y tratar de entender muchas cosas”.

LA RUTINA FAMILIAR

"MARTÍN ES UN GRAN COCINERO; YO, UN QUESO”

Durante la cuarentena, la agenda de Jésica y de su familia se modificó, pero ahora, restaurando poco a poco la normalidad, la artista no para. Sobre su rutina, aclara que no tiene un día igual al otro: “Me voy desparramando según qué día de la semana sea. Nos levantamos temprano para ir al jardín muy temprano. Desayuno, me pongo a entrenar, me pongo a trabajar sobre mis proyectos, y un día en particular lo dedico al contenido en redes”.

Aunque para la mayoría es un hobby, para Jesica es un trabajo comprometido el que hace virtualmente. A punto de relanzar su canal de Youtube, con 2,7 millones de seguidores en Instagram, y medio millón en TikTok, para Cirio es imprescindible comunicarse con su audiencia: “Tengo día de grabación determinado para generar contenido para redes, que es un canal de comunicación muy fuerte. Muchos artistas explotamos esa área y es un trabajo enorme. Quiero generar cosas que aporten algo, que sean algo más. Lleva mucho laburo”.

Pero no todo en la vida son obligaciones. “Disfruto con Martín también los fines de semana, a él le gusta mucho cocinar, nos agasaja. Todo le sale rico. Las papas fritas son las mejores del mundo. Su asado también, un día se le ocurre hacer risotto y no lo podés creer. Después un pollo, igual. Tiene un don para la cocina”, sorprende contando una faceta poco conocida del intendente de Lomas de Zamora.

Y lo describe: “Siempre fue un gran anfitrión y alguien que quiso agasajar a sus seres queridos, siempre pensando que los otros la pasen bien. En sus ratos libres ama mirar programas de cocina, ve recetas en las redes, sigue a muchos influencers. Yo soy un queso en la cocina, soy lo peor del mundo, no hacer nada, y también la tengo muy fácil, porque, teniéndolo a él, me tiro a chanta”.

Por D.P.

Ver más productos

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

Ver más productos