Con 20 años de trayectoria, nadie duda de que Mariano Peluffo es un referente de la televisión. Lejos ya de Telefé, donde es recordado por el gran público por sus históricas participaciones en el reality show "Gran Hermano", el conductor afronta un nuevo desafío: estar al frente del programa de cocina "Como todo" y de otro clásico televisivo como es "Cuestión de peso", ambos emitidos por Net TV.

"Acabo de cumplir 48 años" arranca la charla con DiarioShow.com, "y si vivo hasta los 96, estoy por la mitad de mi vida, me gusta pensar eso. Laboralmente con los dos nuevos programas de Net, que me tienen ocupado y muy entretenido".

Cuando se le consulta por qué cree que este tipo de programas sigue rindiendo, Peluffo apunta: "A mí me parece que hoy la gran pelea es por el entretenimiento en general. Creo que no ocurre más que un canal de deportes compite con otro de deportes o uno de noticias con otro de noticias. En la medición lógica y clásica sí, pero en definitiva cuando vos pensás en un negocio donde los anunciantes tienen que aportar, estás compitiendo con una pantalla, ya sea de tele, tablet o teléfono celular. Entonces competís contra un streaming, un videojuego, Facebook o Instagram. Ahí está el gran desafío, es entender eso".

Un año es mucho tiempo para cualquiera, pero más para el que trabaja con su imagen en los medios. "Más que nada, me desaceleré un poco" cuenta el conductor al respecto. "Tuve muchos años de mucha carga horaria, que estuvo buenísimo, pero también era tiempo de parar un poco y cambiar de aire, tomar distancia. Nunca fue un retiro, ni un sabático, fue correrse un poco del centro del 'bolonqui', y ahí me aparecieron estas oportunidades de Net, que si no no se me hubieran dado. Hoy por hoy la presión para mí es de decir hagamos un lindo producto, prolijo y que guste. Luego la batalla del rating, de los números, de cuál le ganó a cuál, es otra cosa que queda para otro análisis. Yo no tengo esa mirada. Yo quiero hacer algo que esté bueno, que me conforme y que me den ganas de seguir haciéndolo".

"Era tiempo de parar un poco y cambiar de aire, tomar distancia. Nunca fue un retiro, ni un sabático, fue correrse un poco del centro del 'bolonqui'".

De esa forma, explica que no es un "loco del rating". "De hecho no tengo el minuto a minuto en el teléfono, a pesar de que me lo ofrecieron y me dijeron todos los conductores lo tienen, pero yo no. A mí me parece que el programa tiene que ser divertido y esa sensación, ese feeling te lo da ir haciéndolo. No estar pendiente de un numerito, que se puede mover aleatoriamente, que por ahí es una persona que se tenía que ir al banco, y te hace creer que lo que vos estás haciendo es aburrido".

Su pasado no lo condena

Aunque "Gran Hermano" tuvo otros animadores, en la memoria colectiva Mariano Peluffo es "el" conductor de aquel emblemático programa. "La gente siempre saca la referencia de Gran Hermano, pero ojo que también de MasterChef o Talento Argentino. Me encanta eso. Me preocuparía mucho que me identifiquen con alguna causa judicial, jaja. Con esos programas, encantado. Me paran a hablar en la calle y está buenísimo".

Con tanto trabajo relacionado con lo gastronómico cabría preguntarse si alguna vez le hicieron bajar de peso para estar en tv. "No, como condición no, si no no estaría en la tele porque claramente sigo teniendo unos kilos de más", responde Mariano. "En algún momento de mi proceso como conductor me han hecho sutilmente la sugerencia y sutilmente la gambeteé porque me parece que uno cuando busca un contenido se identifica con la persona que lo está contando. La tele es estética y todo lo que quieras, pero también es empatía entre la audiencia y el que comunica. Por ahí en algún momento bajo por un tema de salud, y por ahí los vuelvo a subir. Como le pasa a todo el mundo. Para mí no es un issue, no es un tema que me quite el sueño".

"La tele es estética y todo lo que quieras, pero también es empatía entre la audiencia y el que comunica".

En relación al tema estético, Peluffo recuerda que a raíz de sus canas prematuras, una vez le pidieron que se tiñera el cabello. "Fue en mi primer programa infantil, que hice hace 25 años y se llamaba La Hora Warner. Tenía canas, no las que tengo ahora, pero bastantes y me acuerdo que durante seis meses me ponían una espuma que era una especie de matizador que las apagaba un poco. Era un programa muy lúdico, de juegos y mucho movimiento, estábamos vestidos con ropa colorida. Entonces entendía que las canas hacían un toque de ruido. Hoy no lo haría, voy así y chau".

A la hora de hablar de los medios de comunicación, Peluffo asevera que "la televisión es un medio que se va reformulando y acomodando a la realidad: económica, cultural, social y política. Y por eso hoy, tal vez, tenés una tevé con menos inversión en proyectos pero es algo que pasa en un montón de rubros. Es algo lógico, si todo empieza a funcionar mal también va a pasar acá. Es un fiel reflejo de lo que pasa. Igualmente creo que tenemos un muy buen producto... vos viajás a otros países, hacés un poco de zapping y terminás diciendo Mama mía, ¿qué es esto?. Acá todo se ve bien, todo se ve prolijo".

"Vos viajás a otros países, hacés un poco de zapping y terminás diciendo Mama mía, ¿qué es esto?. Acá todo se ve bien, todo se ve prolijo".

¿Qué opina de que Marcelo Tinelli quiera meterse en la política? "La verdad no tengo idea si se va a lanzar como candidato a un cargo. Lo veo desde las redes que está muy activo, viajando a otras provincias y teniendo muchas reuniones. Me parece que es uno de los tipos que marca la agenda de nuestro país y que si tiene la inquietud política me parece muy bien que se involucre. Para mí el gran error es creer que hay una gran casta de políticos y que si no pertenecés a ese grupo no podés pisar ese terreno".

Por último, sobre cómo evalúa este momento de su carrera, Peluffo reflexiona: "Puedo hablar de algún momento de mayor exposición o repercusión, pero no lo tomo como algo importante. Para mí es un poco de derrotista pensar que mi momento de apogeo ya pasó, pero también muy agrandado decir que todavía no me llegó. Trato de disfrutar cada etapa y cada momento".

Ping Pong

¿Netflix en casa o fiesta con amigos?

-Netflix en casa.

-¿Qué te pone de mal humor?

-Dormir mal.

-Tu mejor virtud y tu peor defecto.

-En los roles que cumplo creo que estoy muy presente para los demás. Y eso también es un defecto porque me termino relegando a mí mismo.

-¿Qué fue lo más raro que te pasó?

-En televisión un escribano adelantó en vivo el ganador de un reality.

-Si te tuvieras que describir en una palabra, ¿cuál sería?

-Emoji del pulgar para arriba. Positivo.

-¿Qué cosa no puede faltar en tu heladera?

-Tomate, le pongo a todo. Mis hijas lo comen de todos los tipos como si fueran caramelos.

-Si tuvieses que aconsejarle algo a tu yo del pasado, ¿qué le dirías?

-Que se relaje un poco y que disfrute más, y mirá que disfruté eh. Pero estamos de paso y tal vez nos tomamos todo con demasiada presión.

-Tinelli o Rial

-Me quedo con Jorge porque lo conozco y es amigo y he trabajado con él. Con Tinelli nunca laburé.

Ver más productos

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Ver más productos