Tiene una amplia trayectoria profesional en cine, teatro y televisión, pero por esas cosas del destino su rostro se hizo popular internacionalmente desde que interpretó a Hugo López, el legendario representante de Luis Miguel que también se convirtió en su figura paterna, en la bioserie de Netflix que fue un gran éxito en 2018. En diálogo con DiarioShow.com, César Bordón se mostró exultante por su actualidad.

-¿Cómo evaluás el último año en tu vida?

-Fue excelente. Los actores tenemos esta cosa de que de pronto te tocan un par de proyectos y te reposicionan en un lugar soñado, que fue mi caso. Estoy en un lugar bárbaro. Soy muy valorado y jerarquizado en mi medio. Rescaté del año anterior la serie de Luis Miguel, la filmación de (la película) “El tío” y las participaciones en la televisión en “Morir de amor”. Ahora también estuve en la novela de Calu Rivero, “Campanas en la noche”. Si bien lo grabé en 2018, se ve este año.

-¿Qué proyectos tenés para 2019?

-Estoy filmando “Axiomas” en el sur de la Argentina, en Neuquén. La historia es muy interesante; se centra en una abogada (Luz Cipriota) que defiende a un pueblo originario de la contaminación que genera la actividad minera. Luego, hago otra película en lo inmediato con Tamae Garateguy y después tengo muchos proyectos que no puedo revelar, principalmente porque estoy decidiendo unos por sobre otros. Tengo una película que haré en Brasil y unos compromisos en México. “El tío” se estrenó el 7 de febrero y “Lobos” (con Luciano Cáceres), la semana pasada con dirección de Rodolfo Durán.

-¿De qué trata “El tío”?

-Es una película a la que quiero mucho. Tiene un gran planteo: es sobre un tío solterón que tiene una vida apacible y tranquila. Cuando se muere su hermano, deja una familia entera a la deriva, y está el debate ético de hacerse cargo de lo que el otro deja o no. Es una comedia negra, hay momentos risueños y otros que apelan a lo emocional. Es muy linda. El guion tuvo muchas transformaciones y giros y fui parte de ellos.

Escena de la película "El tío", protagonizada por César Bordón.

-¿Cómo fue crear a Hugo López?

-Hermoso, porque era un personaje muy querible. Me sorprendió mucho que me lo ofrecieran, porque venía de otro tipo de personajes en México, allá me conocían por “Relatos salvajes”, así que, bueno, de un personaje odiable a uno querible siempre es un pasaje lindo de hacer. Al margen de eso, tenía muy pocos datos de Hugo para poder componerlo. Todas las referencias que tuve después de gente lo conoció, como Polo Martínez, Mateyko, Lucía Miranda, fueron algo tardías, pero evidentemente este rol quedó en la memoria de la gente. Es un capital enorme el que me quedó como actor, porque en México hacen remeras o bordados con las frases que dije en la serie.

César interpretó a Hugo López, exrepresentante de Luis Miguel.

-A nivel profesional, ¿qué te dejó esa experiencia?

-Me trajo un sinnúmero de reconocimientos, mi propio país me valorizó más, incluso. Me empezaron a reconocer más, fue un impacto. Me agarra en una edad en la que pienso que todo lo que estoy disfrutando es el fruto del trabajo y el esfuerzo. Se dieron todos los proyectos de forma lenta, pero firme. Hoy en día la fama parece estar más valorada que el esfuerzo y el talento. Hoy en día se puede conseguir reconocimiento con más facilidad. Me lo tomo con cierta calma. Hay un pico en el éxito y después viene la calma.

-¿Qué amás y qué te duele de esta sociedad?

-Amo la capacidad que tenemos los argentinos de producir y de hacer. Por lo menos en el medio en el que me muevo yo hay gente muy talentosa y capacitada. Quizás lamento que todo ese esfuerzo no sirva como debería, como decía mi padre: “Nos faltan 10 para el peso”. Creo que es un tema que tendríamos que empezar a ver. Porque los actores, por ejemplo, producimos un montón de cine nacional y no llega a los argentinos, porque no hay distribución, porque las pantallas están copadas por otro tipo de películas, y eso es una decisión de estado, atravesó todos los gobiernos y me parece un hecho lamentable.

"Los actores producimos un montón de cine nacional y no llega a los argentinos, porque no hay distribución, porque las pantallas están copadas por otro tipo de películas".

-¿Qué pensás del movimiento feminista en nuestro país?

-Considero fantástico el cambio cultural que se está dando. El feminismo es un movimiento que está creciendo mucho y lo apoyo porque me parece que hay que tomar conciencia. Los hombres tenemos que sospechar mucho de nosotros mismos, rever nuestras conductas. Es una lucha conjunta.

-¿Cómo ves hoy a la televisión nacional?

-No veo mucho. Si la prendo voy a los canales de películas o documentales y deportes, a lo sumo. Me interesan algunas investigaciones, pero no suelo ver programas de chimentos y esas cosas. Lo que me pasa con la tele es que hay pocos programas de interés general. Se grita mucho, se habla bastante. Me gustaría que la televisión sea más diversa.

"El feminismo es un movimiento que está creciendo mucho y lo apoyo porque me parece que hay que tomar conciencia".

-¿Te falta experimentar algo en tu carrera?

-No pienso en dónde quisiera estar sino en dónde tengo que estar ahora. Tengo trabajos constantes, uno atrás del otro, que me van conectando con los demás y hago foco ahí. Me interesa llegar a nuevos mercados, pero voy paso a paso.

Ping Pong

 -Tu mayor virtud y tu mayor defecto

-Me gusta mucho cocinar, como algo bueno. Y como defecto, te diría que soy muy distraído y me cuesta mucho concentrarme.

-Un miedo grande...

-Cuando te invade el miedo, esta bueno vivir sin él.

-No podés vivir sin...

-Mi familia. Pero tampoco puedo vivir sin mis mates, mis navajas, soy muy “objetero”. Me gusta tener cosas. Objetos personales.

-¿Por qué ser actor?

- No lo sé. Fue muy casual mi ingreso a la actuación. Hoy disfruto mostrarle a la sociedad una parte de sí misma que reflejo con mi trabajo a través de la observación.

-¿En qué creés?

- En el esfuerzo del hombre, las personas de bien y el devenir de la vida.

-¿Qué consejo le darías al que quiere vivir de la actuación?

-Transitar un camino. Quien quiera hacer actuación tiene que hacer eso, el que se mete solo para esperar la trascendencia, está errado. Si un futbolista cuando patea un penal cree que va a salir en la tapa de Olé, va mal. De la misma forma, si alguien quiere ser actor, tiene que estudiar teatro, hacer teatro, juntarse con pares, ir a ver teatro, leer libros, etcétera.

-¿Tenés hobbies?

-Cocinar, pintar y hacer fotos. Tengo un pequeño estudio en casa. Hago muchas manualidades también, soy muy hábil con eso, hago objetos de arte.

-Una frase de vida...

-”Pongan el carro en movimiento que los melones se acomodan solos” o “No por mucho madrugar se amanece más temprano”.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos