@perez_daro

Luisana Lopilato es una de las actrices favoritas del país. Reconocida tanto por su capacidad artística como por ser una figura amigable, “querible”, en un medio que suele ser frívolo y voraz, su magnetismo es doblemente valorable.

En charla con DiarioShow.com, cuando se acerca el estreno de su nueva película, “Perdida”, Lopilato habla de sus desafíos, la maternidad, y su familia, que la lleva a mantener un estilo de vida y una filosofía que evita los lugares oscuros y el conflicto.

Al comenzar la entrevista, Luisana pide algo para comer y se excusa: “Aprovecho el embarazo y me doy los gustos. Ayer me fui a acostar y me llevé un alfajor al lado de la cama. En este embarazo se me dio por los alfajores, tengo siempre antojo por lo dulce. Me gusta la vida sana pero trato de no hacerme problemas por el peso, sino de disfrutar este momento especial”.

A la artista le toca vivir un momento único, tras haber pasado por varios episodios difíciles debido a la enfermedad de su hijo mayor, Noah. “Se mezcló la felicidad personal con la del embarazo, de la vida, así que estoy muy contenta. Ahora que termino con la promoción de la película, voy a dedicarme a la familia y a descansar, porque no tengo proyectos. Podría mentir y decir que tengo muchas propuestas pero no, quizás es porque ahora saben que estoy embarazada y no llaman, pero algo llegará. Estoy tranquila y habrá que esperar hasta que nazca la nena. Tengo fecha de parto para agosto, pero seguramente va a nacer antes porque tuve dos cesáreas juntas, así que como mínimo se va a adelantar una semana”, afirmó.

Lopilato espera su beba para agosto
Michael Buble y Lopilato esperan su tercer bebé

Sobre los nombres de su primera hija -ya tiene dos varones- explica que no quiere adelantar nada porque “todavía no sabemos cómo le vamos a poner, pero tiene que ser uno que sea fácil de pronunciar en castellano, inglés y francés”.

Perdida” cuenta la historia de una policía que no puede superar la desaparición de su mejor amiga de la adolescencia y decide emprender su búsqueda a pesar de que todos la dieron por muerta hace varios años.

Si bien asegura que su vida está muy alejada de la de este personaje, explica que “algunas cosas usás de tu vida, porque son sentimientos y emociones con lo que tenés que jugar. Yo desde que leí el libro no pude dejar de pensar en las familias que viven algo así, porque yo tampoco dejaría de buscar a alguien que amo. Te moviliza porque uno ama a su familia por sobre todo. Como madre, como hija y hermana, me pasa eso. Yo soy re apegada a mi familia, hablo con mi mamá todos los días, y estoy en contacto con todos. También cuando filmo llevo a mis hijos y mi familia conmigo, porque me gusta tenerlos cerca cada vez que puedo”.

Feminismo y aborto

En los últimos meses, el movimiento feminista se hizo fuerte en los medios y en las calles, y muchas artistas participan activamente de la lucha por los derechos de igualdad y contra el patriarcado y el machismo. Al respecto, Luisana declara que “leo mucho, estoy al tanto de todo lo que sucede, pero la verdad es que prefiero no entrar en detalles, y lo que opino y dejo de opinar, hacerlo con mi gente en mi casa, mi familia y dejar ese trabajo para los que tienen que informar de esto que está pasando. Mi trabajo es actuar y contar historias en las películas”.

La opción de no hablar de la artista está relacionada con una filosofía de vida que ejercita desde hace tiempo: “Prefiero no entrar en debates, porque después del año que pasé, quiero mirar para adelante, sonreír, estar feliz, ver qué se viene después. A veces no hay que hacerse problemas por cosas mínimas, después de todo, lo que más me importa es ir a mi casa a estar con mi familia. Es necesario pelear menos y quererse más, la vida es eso”.