@RFilighera

Para él, si bien todos los caminos del arte conducen a la búsqueda y la creación, el escenario sigue siendo su carta de presentación fundamental. Actualmente realiza uno de los trabajos consagratorios de su carrera: "Hamlet", de William Shakespeare, que con la dirección de Rubén Szuchmacher se puede ver en el Teatro General San Martín.

"Las tres horas que dura el espectáculo son tan emocionales para mí como para el espectador que lo está viviendo en ese momento. Por esto el teatro tiene algo tan particular y maravilloso que es lo efímero del tiempo, es el presente siempre", destacó Joaquín en diálogo con DiarioShow.com y agregó que "cuando decidí hacer ‘Hamlet’ me organicé económicamente para dedicarme de lleno a esto. Este tipo de obra no te permite incursionar en otra actividad".

Dedicado de lleno al teatro. (Crónica/Fernando Pérez Re)

A propósito de tener que “ajustarse” a tener un sólo trabajo, y teniendo en cuenta que es la televisión la que suele pagar mejor, Furriel observa la actualidad argentina "con mucha preocupación, lamentablemente, no podemos pensar en un país a corto y largo plazo. Tenemos riquezas, talento, ingenio, recursos naturales pero, en algún punto, es como si estuvierámos boicoteándonos todo el tiempo, no podemos crecer. El argentino es muy difícil. Por otra parte, el mundo se ha puesto bastante complejo y la política se ha convertido en una cuestión de cinismo. Son muy pocos los políticos, a nivel mundial, que están interesados en lo que realmente le sucede a la gente. Poder venir a ver este espectáculo con entradas muy accesibles me gratifica mucho porque los salarios han decrecido muchísimo. Con la inflación que tenemos no se puede vivir, nada vale nada... ‘Hamlet’ sale más barato que una hamburguesa”.

"Tenemos riquezas, talento, ingenio, recursos naturales pero, en algún punto, es como si estuvierámos boicoteándonos todo el tiempo. El argentino es muy difícil".

El artista se explaya acerca de esta polarización entre “los que pueden” y los excluidos: “Es una polaridad muy poco ética. ¿Quién se puede sentir ‘exclusivo’ en Argentina, viviendo en el país que vivimos, hay que ser sensato en todo esto: si uno vive en el país como el nuestro hay que bancárselo, de lo contrario es mejor hacer las valijas y andate a vivir a los territorios escandinavos, y asumir todas las responsabilidades legales”.

Asimismo, Furriel expuso que "yo creo en la figura del Estado como base de ecuación humanitaria fundamental y entiendo que lo peor que le pasó al mundo es el liberalismo. Hay que armar una red de solidaridad para que puedan entrar todos, de lo contrario, aquellos que no pueden, lo vemos a la vuelta de la esquina, quedan expulsados. Ojalá que en octubre haya algún candidato, yo todavía no lo sé, que pueda generar alguna mínima esperanza de la que hemos perdido".

Habló sobre la realidad del país. (Crónica/Fernando Pérez Re)

Acerca de aquel ACV sufrido a bordo de un avión, recuerda que "no me dejó secuelas. Recibí el alta e inmediatamente me embarqué en ‘Hamlet’. Por sobre todo, no me dejé ganar por los miedos. Lo que me pasó fue muy duro, no tengo una respuesta médica. La vida es esto, muy efímera, y por eso cada noche disfruto la función con intensidad. En este momento de mi vida estoy abocado plenamente al trabajo. Y fuera del trabajo estoy disfrutando de mi hija y hace muchos años que no estoy tan bien como ahora. Es la primera vez que estoy muy bien solo y que me siento tan feliz. Era un tiempo necesario para mí".

Ante la pregunta esperable sobre si tiene vínculo con Eva de Dominici, Furriel apunta: "Yo siempre he tenido muy buena relación con mis ex parejas. Nunca he terminado mal".