Por @eugeaiello

En un salón de un hotel del Microcentro porteño estaba ella, yendo de un lado para el otro. Las cámaras de televisión, las luces y la cantidad de gente hacían que la temperatura se elevara por las nubes.

Carmen Barbieri tenía en su mano un abanico, con el que se refrescaba un poco entre tanto asedio. Pedía que le alcanzaran reiteradas veces un vaso con agua, para poder estar radiante al momento de conceder unas palabras a los presentes.

Mano a mano con DiarioShow.com, la capocómica dio detalles sobre la probation que tiene que cumplir para no ir a juicio debido a la causa iniciada por su ex empleada Natividad Díaz. "Primero voy a 'El pobre de Asís', después a la Villa 31 donde cocino con las Mujeres al Frente. Cuando llego, ¡todas gritan de alegría! Pelo papas, corto zanahorias, sirvo mesas, hago todo lo que me mandan", contó Barbieri, y agregó: "Hago todo ese trabajo desde el corazón, obligada por la Justicia, pero de corazón".

Para la temporada de verano, Barbieri está ultimando los detalles de su obra "Magnífica", que estrenará el 20 de diciembre en el teatro Corrientes, de Mar del Plata. Pero no puede dejar de lado sus deberes con la Justicia, y por este motivo también hará las tareas comunitarias en la costa atlántica.

Según se supo en los últimos días, Moria Casán también llevará su espectáculo a Mar del Plata el 8, 9 y 10 de diciembre, en el mismo teatro en que realizará la revista Barbieri. Además, se deslizó la posibilidad de que Casán haga función todos los lunes y martes y por este motivo la madre de Federico Bal tendría menos funciones para su espectáculo.

Con respecto a la relación con la One y un posible enfrentamiento entre ellas debido a compartir las tablas, la capocómica fue clara: "Con Moria está todo bien. ¿Por qué habría de tener algún problema?".

Una de las estrellas que compartirán escenario con ella en su revista será su hijo: "Estamos tan bien trabajando juntos. Lo voy a dirigir y al mismo tiempo me pidió permiso para opinar sobre el espectáculo. No nos peleamos, él es muy respetuoso y le encanta trabajar", contó.

Pero su vínculo tuvo un altibajo cuando Fede habló en una entrevista radial sobre los supuestos consumos de droga de su abuelo, Alfredo Barbieri. La capocómica fue muy dura con respecto a sus dichos: "Lo de Fede me dolió, pero no estoy enojada. Me pidió disculpas, ya pasó. Definitivamente, no conocía a su abuelo".