@perez_daro

Atilio Veronelli es un actor todoterreno, que ha sabido adaptarse al país y, tras participar de éxitos en televisión y teatro como comediante, también incursionó en la dirección, y en la pantalla chica hoy es panelista, aunque ese término le resulte incómodo. Más allá de lo que hace en los medios, el artista/artesano también se muestra sensible ante la realidad y no duda en tomar posición en la coyuntura de nuestro país. En charla con DiarioShow.com, el actor habla de las diferentes realidades y defiende la libertad de opinión.

Hace unas semanas, Úrsula Vargues fue despedida de "Nosotros al mañana" por decir: "Los judíos gobiernan, hace mucho, el mundo de las comunicaciones. No entiendo por qué nombrarlos los lastima". Esta declaración se dio en torno a la polémica de los Martín Fierro de radio, en donde trascendió que le habrían gritado “judío hijo de p...” a Alfredo Leuco. Si bien este rumor fue desmentido más tarde, las palabras de Vargues generaron gran polémica.

Veronelli bancó a Úrsula Vargues (Nahuel Ventura-Diario Crónica) 

A raíz de este conflicto, Veronelli decidió salir a bancar a Úrsula y asegura que lo hizo porque “la conozco y sé que de racista o discriminadora no tiene un gramo. Puede haberse expresado de forma tal que sus intenciones hayan sido mal interpretadas o mal entendidas, pero no estamos de ninguna manera ante una antisemita. Siento que dejaron sin trabajo a alguien súper profesional que no tuvo el menor reparo en pedir disculpas más de una vez. Le mandé Whatsapp solidarizándome con su situación y tratando, digamos, de levantarle el ánimo que, supongo, estaba algo alicaído. Si bien la conozco, no la conozco tanto, pero tuve esa necesidad. Sabemos que cada empresa tiene el derecho de contratar o despedir a su criterio. Más en una época de flexibilización laboral y ‘libre mercado’”.

Esa necesidad de la que habla Atilio, de no quedarse callado cada vez que tiene la posibilidad de decir algo, para él también se transformó en herramienta de trabajo. Además de actuar y dirigir, Veronelli es uno de los panelistas del programa “1+1=3” que conduce Santiago Cúneo en la pantalla de Crónica TV. Según analiza, “hace rato que es más lo que trabajo de panelista que de actor. Así que ‘Hablemos sin saber’ se ha convertido en mi pan con manteca, el plato de la casa. Pero en realidad saber callar es más difícil. Hablar huevadas habla cualquiera. Te lo digo con conocimiento de causa. Hay más salida laboral en este rubro que como actor, al menos en mi caso. Hay gente que o no sabe que soy actor, y guionista y director ocasional, o que nunca me vio actuar. Para la mayoría soy ese jovato pelado que opina gracioso”.

Saber callar es más difícil. Hablar huevadas habla cualquiera.

Si bien tiene una trayectoria de décadas en la comedia, Veronelli declara que “me da igual cómo me vean. Hace ya varios años que la mirada del otro me importa bastante poco en relación a mis deseos o forma de hacer las cosas. Por otro lado, me parece perfectamente lógico, porque alguien que no me vio actuar, ¿qué otra cosa podría pensar? Ahora estoy con Santiago, que es más un gomía (sic) que jefe, e ideológicamente somos muy parecidos: pelados bosteros peronistas. Trabajar con amigos siempre es mejor”.

Sobre sus proyectos en las tablas, anuncia que finalizó hace algunas semanas “Uno nunca sabe”. “En el teatro está todo horrible por la economía. Es de las peores temporadas de los últimos 40 años, incluyendo el 2001”. Aún sin nada confirmado para este verano, declara: “Espero que salga algo”.