@RFilighera

El debut en cine de Graciela Borges se llevó a cabo en el filme "Una cita con la vida" (1958) , dirigida, precisamente, por Hugo del Carril y en el que compartió responsabilidad interpretativa con Gilda Lousek. La gran estrella de nuestro cine, lo recordó, con estos términos: "Hablar de Hugo es referirse a esa alegría enorme que significó para mí, a los 14 años, realizar mi primer filme. Precisamente, el vino al Conservatorio de Música y Arte Escénico, que era donde me encontraba estudiando, a buscar adolescentes para participar en el filme. Tuve la suerte de ser elegida y compartir, con esa mujer tan bella, Gilda Lousek, quién realizaba el personaje protagónico, una inolvidable historia".

Y agregó Graciela: "Hugo era un personaje extraordinario, inteligente, divertido y con la sonrisa mas linda que uno haya podido conocer. Por otra parte, con un perfil de generosidad impresionante de aquellos peronistas de ley que guardaban en el corazón lo mejor para la gente".

En este transitar de evocación y nostalgia, Graciela especificó que "vino a mi casa cuando cumplí 15 años, con su madre y su hermana. Y yo bailé con él, un caballero, íntegro en todo sentido, el recuerdo de Hugo será imborrable en mi vida. Eramos chicos y Gilda era unos años mayor que yo y , luego se casó con Violeta Court. Tuvo hijos adorables, por otra parte, Huguito es un sueño. Luego de una jornada d. filmación, recuerdo, que nos llevó a presenciar una velada de boxeo en el Luna Park y la ovación que recibió esa noche fue impresionante, para mí, una chica de 14 años, se había tratado ese episodio de un enorme deslumbramiento. En definitiva, un artista extraordinario que todo lo que realizaba, lo hacía, plenamente, desde el corazón".

"Gracias, por todo, papá"

Junto a la estatua que rinde homenaje a su padre, en Palermo.

Uno de los hijos del gran artista, Hugo, también cantante y actor,  lo recordó, afectos y sentimientos mediante, de esta manera: "Muchos recuerdos y muchas historias vividas con él, desde su criadero de nutrias, su carpa  del pueblo y su última película donde lo vi dirigir y que fue "Yo mate a Facundo". Nos enseñó los valores y la moral. Una noche de invierno en Tigre, cando la estación era un descampado, estaba el quiosco de Antonio donde se comían los mejores panchos. Ahí estábamos... mucho frío y nosotros vimos como papá sin dudarlo se sacó el sobretodo y se lo puso en los hombros a un hombre el cual vivía en la calle. Hoy con ese recuerdo vivido se de que estaba hecho mi papá. A mis hijos, con mi esposa los criamos con esos valores. Gracias por todo... papá".

"Tenía un maravilloso sentido del humor"

Aguirre y el recuerdo de un grande.

Adriana Aguirre formó parte del elenco del filme "Todos fuimos compañeros", cuyo rol principal estaba a cargo, precisamente, de Hugo del Carril. "En ocasión de dirigirnos en una combi desde Necochea hasta Mar del Plata, un desperfecto técnico nos dejó a la vera del camino. Hugo, con lógica preocupación, se preguntaba: ¿que hacemos ahora? y agregó al toque: Yo hago dedo... no tengo el menor problema". Y se paró, en medio de la ruta, hizo dedo y le pararon, en consecuencia, varios autos que se asombraban de ver ahí a una figura legendaria del cine argentino . Y lo convencimos para que se quedara porque ya venía el remolque. Entonces, Hugo les decía: Gracias amigo, se trataba de un chiste, una prueba que debía cumplir".

Y continuó Adriana, con los recuerdos: "Hugo siempre tenía un maravilloso sentido del humor y, en determinadas circunstancias, era muy difícil determinar si decía la verdad o se trataba de un chiste. En otra ocasión, estábamos filmando en el casino de Mar del Plata, razón por la que nos habían dado a todo. fichas para llevar a cabo la escena en cuestión. A Hugo, le dieron una cantidad importante, que podían representar unos 60 mil pesos de hoy en día. En determinado momento, Hugo dice: "Muy bien, me retiro..." y los empleados del casino, azorados, le contestan. "señor, no, las fichas estaban dadas en calidad de préstamo.... para la filmación...." y a lo que Hugo le seguía manifestando: "¿Cómo?... si yo me las gané... y ya me retiro inmediatamente" y se encaminaba hacia la salida del Casino, ante la desesperación de los empleados, quienes, trataban de convencerlo para que se quedara. Hugo hace cinco pasos, se da vuelta, sonríe y les dice: "no se hagan problemas, muchachos, era una jodita...".

"Coherencia en sus ideales"

El escritor y crítico Gustavo Cabrera reseña en su biografía sobre el gran realizador: "Lo primero e inmediato que se advierte al acercarse a la obra cinematográfica de Hugo del Carril (refiriéndonos sólo a su etapa como realizador) es la coherencia de sus ideales personales, en plena concordancia con lo que siempre ha expresado, o ha querido mostrar a través de sus filmes. Capacitado director de actores, sensible e intuitivo conocedor de los mínimos mecanismos de la ilusión hipnótica del cine, sus preocupaciones temáticas, preferentemente (aunque no siempre), de hondo raigambre nacional, estaban inclinadas hacia los grandes problemas sociales y que ha sabido definir en imágenes puras, transparentes, clásicas, e un estilo caligráfico, sumamente rico y personal".

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos