La adaptación resulta una pieza clave en el presente de Germán Paoloski, aunque mantiene su rol en la conducción. Al mediodía muestra su versión más formal en “El noticiero de la gente” de Telefé, mientras que a la tarde se encarga de liderar una de las ediciones de “SportsCenter” en ESPN. Como si fuera poco, en octubre comenzó con “No es tan tarde”, un magazine diario que ocupa la medianoche en la señal de las tres pelotas.

“No le escapo al laburo y me siento privilegiado”, explica sobre las oportunidades que se le presentaron en 2021. A pesar de su gran presente profesional y las largas jornadas en televisión, no duda en alejarse de los compromisos para pasar tiempo con su esposa, la actriz Sabrina Garciarena, y sus tres hijos: León, Beltrán y Mía.

-¿Cómo es un día en tu rutina?

-Arranco temprano con Sabri y hay tres días que llevo a los nenes a la escuela, después me queda un rato a la mañana para estar con mi mujer. Hago el noticiero y, cuando termina, tengo una reunión con el equipo de “No es tan tarde” hasta que me voy a ESPN. De ahí vuelvo a Telefé para terminar de armar el programa, hasta la hora que salimos al aire. Esto empezó ahora con el nuevo ciclo, antes terminaba a las 19.

-¿Cómo se logra estar informado para programas con enfoques diferentes?

-Yo empecé como periodista deportivo y miraba todos los partidos. Después fui creciendo y ocupé otras posiciones, que tiene que ver con un deseo propio de no estancarme en un solo sitio. Es imposible ver todo, pero trato de estar muy informado, tanto en la actualidad del país como del deporte. Lo que hago es resignar cosas: el tiempo que me ocupaba una serie, aprovecho para mirar fútbol o canales de noticias.

-¿Te cuesta desconectarte del trabajo?

-No, para nada. No soy un fanático del rating y de la repercusión, me llega y leo, pero ni tengo el minuto a minuto a mano. Mi postura es dar lo mejor que tengo y entregar algo que quede a disposición de la gente. Si lo eligen, mejor, pero no me desespera. Los fines de semana no trabajo, se lo dedico íntegramente a mi familia y a hacer planes con ellos. Además, acompaño a mi mujer, que hace teatro.

-Son una pareja con muchos proyectos. ¿Hay una fórmula para que funcionen las cosas?

-Si te digo que hay una fórmula, te miento. Lo fuimos encontrando a medida que iban pasando las cosas, es una familia que se adapta. Yo acompaño a Sabri y ella a mí. Se encarga más de las cosas del colegio y las cuestiones de salud, aunque cuando yo puedo también lo hago, pero es por una cuestión de horarios. Tenemos ayuda en mi casa, que es fundamental, pero hay que entender el laburo del otro y acompañarlo.

PING PONG

-¿CÓMO TE DEFINIRÍAS EN POCAS PALABRAS?

-Un laburador que está apasionado por lo que hace.

-¿UNA VIRTUD?

-El buen humor.

-¿UN DEFECTO?

-Soy impuntual.

-¿QUÉ TE PONE DE BUEN HUMOR?

-Mis hijos.

-¿Y DE MAL HUMOR?

-Mis hijos (risas).

-¿UN PASATIEMPO?

-Jugar al paddle.

-¿UN TALENTO OCULTO?

-Imitar voces.

Germán Paoloski se destaca en "No es tan tarde", su nuevo ciclo en Telefe.

-¿CON QUÉ TE LUCÍS?

-Cocinar.

-COMIDA FAVORITA.

-Milanesa con papas fritas.

-¿UNA SERIE?

-”Game of Thrones”.

-SI NO TE DEDICARAS A TU PROFESIÓN, ¿QUÉ HARÍAS O SERÍAS?

-Me gusta la arquitectura y la cuestión inmobiliaria.

-¿UN ARTISTA FAVORITO?

-Abel Pintos.

-UNA CANCIÓN.

-”Color esperanza”, de Diego Torres.

-¿LO PRIMORDIAL EN LA PAREJA?

-El amor y la paciencia.

-ALGUIEN EN QUIEN CONFIÁS CIEGAMENTE.

-Sabri, mi mujer.

Germán Paoloski y Sabrina Garciarena formaron una familia con tres hijos.

-¿UN MIEDO?

-La muerte.

-LAS VACACIONES PERFECTAS.

-No importa el lugar, lo que importa es la familia.

-UN PLACER CULPOSO.

-La comida y los dulces.

-UN GUSTO EXÓTICO.

-Sushi.

-UN SUPERPODER QUE TE GUSTARÍA TENER.

-Ser invisible.