@perez_daro

Hace 13 años que Gastón Pauls dejó de consumir drogas y comenzó una vida nueva, llena de pruebas, en la que cada día es una oportunidad al mismo tiempo que un desafío. Su rehabilitación no termina en él mismo, sino que continúa, desde hace varios años, con la necesidad de llevar un mensaje de aliento y esperanza con charlas, seminarios y trabajo voluntario en comunidades terapéuticas.

Y con la intención de hacer crecer la comunicación y su discurso, arrancó 2021 en la pantalla de Crónica HD con su programa "Seres libres", en el que todos los lunes a las 22 entrevista a personalidades que estuvieron inmersos en el mundo de las adicciones.

"Estoy filmando una película, además de las grabaciones de 'Seres libres', así que al palo. Pero bien. Es una bendición absoluta el trabajo, estamos todos cortando clavos con el laburo, la vida, los tiempos y la incertidumbre, así que bienvenido todo esto", comienza diciendo en charla con DiarioShow.com sobre este arranque que se dio el lunes.

Contento con la repercusión que tuvo la primera semana, comenta qué veremos durante el ciclo: "Grabamos notas con personalidades del medio que pasaron en algún momento de su vida por alguna adicción, como al alcohol, las drogas, y la adicción a las comidas o al juego también, porque no se trata solo de estupefacientes".

"También grabamos en distintos barrios con gente no popularmente conocida que vivieron y viven la enfermedad de la adicción. Desde adictos que están en recuperación hasta adictos, hijos de adictos, gente que trabaja en comunidades terapéuticas, barrios granjas". continuó.

Para describir en pocas palabras por qué decidió aceptar la propuesta de estar en un programa con esta temática, explica: "Es un gran desafío estar al frente de este programa que, en primera persona, toca un tema que es complejísimo en el mundo y se está cargando vidas todo el tiempo. La pandemia que nos toca vivir genera muchas muertes, pero las adicciones vienen generando un millón de víctimas por año en el mundo hace varias décadas. Es también una pandemia que parece no tener solución o un camino muy claro para erradicarla y nadie sabe muy bien qué hacer. Me parece que una de las grandes necesidades es empezar a hablar de esto, al menos".

Por su experiencia personal, sabe de la oscuridad que se vive en esos universos y, según él, la gran culpa es la sociedad: "El adicto en este mundo es una parte de una sociedad de consumo, eso lo tenemos claro, consumís droga como consumís alcohol, autos, zapatillas, dinero, porno, sexo, juegos, locura".

Luego reflexiona: "En este mundo se consume todo y además nos estamos consumiendo mutuamente, todo el tiempo. Se consumen operaciones estéticas para estar supuestamente mejor".

"Una sociedad que tiene a un pibe de 6 consumiendo paco es ciega, sorda, muda y no se hace cargo de nada".

La batalla que libra en la actualidad, tanto en su activismo como en su nueva posición de conductor, tiene que ver con lo que vio con sus ojos: "Ahora hay muchos chicos de 6 años fumando paco, que no lo hace porque le divierte ni le parece cool, ni cree que ahí está la solución. Lo tenemos que ver como víctima de un sistema que lo excluye, que no le ofrece herramientas o ningún elemento positivo para que pueda transformar esa realidad en la que nació. Encuentra en el paco, en la bolsa de pegamento, en la merca, en la jeringa en la que se termina inyectando agua del cordón de la vereda, la única vía de escape".

Con una metáfora explicó su punto: "Lo que no estamos viendo es que eso es una balsa que se está hundiendo. Y que no se hunde solo ese pibe de 6, se está hundiendo una sociedad entera. Una sociedad que tiene a un pibe de 6 consumiendo paco es ciega, sorda, muda y no se hace cargo de nada".

Y si bien no hay soluciones mágicas, existen salvavidas: "A esta altura sabemos que nada de eso va a llenar un vacío, no va a traer una solución a ninguna falencia, tener más merca en la nariz no te va a llenar. Nada va a tapar algo que está yendo por otro lado.

"Todas las personas que estuvimos ahí sabemos de la inmensa soledad en la que estuvimos inmersos. Te sentís solo, impotente, gobernado por la adicción. Llegamos a un pozo y a un nivel de oscuridad muy profundo. Por eso intentamos decir que por ahí no es el camino".

"Así como alguien, gratuitamente, con mucha generosidad, me ofreció ese nuevo camino, esa antorcha de una mejor vida que yo descubrí cuando empecé a alejarme del consumo tiene que ser compartida. Tengo que mostrarles a otros que otra vida y otra realidad son posibles".

También menciona la importancia de llamar las cosas por su nombre y no evadir la problemática: "Yo soy adicto en recuperación hace más de 13 años. Así como a mí alguna vez me acercaron una palabra y me dijeron que se puede vivir fuera del consumo, así como alguien, gratuitamente, con mucha generosidad, me ofreció ese nuevo camino, esa antorcha de una mejor vida que yo descubrí cuando empecé a alejarme del consumo tiene que ser compartida. Tengo que mostrarles a otros que otra vida y otra realidad son posibles".

Con mucha sensibilidad en su garganta, explica luego: "El programa surge como una manera de intentar seguir multiplicando el mensaje. Yo lo tengo claro, así como la enfermedad se puede contagiar, también se puede contagiar la salud; como se contagia la desesperanza y el desaliento, también podemos contagiar el aliento y la esperanza".

El conductor, a corazón abierto.
El conductor, a corazón abierto.

El mensaje a sus hijos

Desde que decidió pedir ayuda por una gran adicción a la cocaína, que comenzó en un gran momento de su carrera y lo perjudicó en su vida profesional y personal, Gastón dejó de excavar su tumba para construir una escalera hacia arriba. Sobre ello reflexiona: "Yo, todos los días, cuando me levanto, agradezco no haber tomado el día anterior y me pongo en campaña para no tomar el día en que me toca vivir. Sabés que el día que estás viviendo es solo por hoy. Un día a la vez. Es un trabajo diario. No tengo la recuperación ni la salud comprada y es un renacer constante".

Con esa seriedad decidió hablarles de su pasado a Muna y a Nilo, los dos hijos que tuvo con Agustina Cherri: "Lo hablé con ellos, era imprescindible. Es algo que su padre hizo antes de que ellos nacieran, gracias a Dios, pero ellos saben que yo trabajo día a día, que doy charlas de prevención y que trabajo en una comunidad terapéutica. No quería que se enteraran dentro de dos años por un medio, y también quise que, conociendo mi historia, ellos sepan que van a tener el alcohol encima, la merca, el ofrecimiento cerca, porque están en un mundo en donde cada vez es más común que eso suceda".

Tiene buena relación con su ex, Agustina Cherri y habló del tema con sus hijos Muna y Milo.
Tiene buena relación con su ex, Agustina Cherri y habló del tema con sus hijos Muna y Milo.

"Lo que quiero es que de boca de su padre, sin prohibirles nada, sepan dónde se estarían metiendo. No fue una forma de asustarlos, sino de hacerles ver que es un camino cuyo final siempre es el peor", prosiguió.

Si bien él se considera afortunado por el lugar en el que está, y que muchos no corren con su suerte, sabe que es posible cambiar las cosas: "Con las adicciones tocás fondo todos los días. Lo que ocurre es que hubo un momento en el que yo dije 'hasta acá' y pude pedir ayuda, pero hay gente que tarda años en darse cuenta. Lo que intento con las charlas que doy y que haré con el programa es pasar el mensaje de evitar que suba más gente a una balsa que se está hundiendo. Si comienzan a consumir cada vez más pibes de 6, de 10 años, en una década vamos a tener un país de zombis, gente anestesiada, adormecida y muerta en vida".

La exposición

Como figura pública, en varias ocasiones Pauls fue víctima de burlas o de informes con saña o morbo sobre el abismo al que se enfrentaba. Acerca de ello cuenta: "Acá cuesta mucho que no se los vea como demonios a los adictos. En otros países, quienes están en rehabilitación hasta son personas muy valoradas, porque es una enfermedad, no es un problema moral; nos falta crecer mucho".

Y cierra con una anécdota personal: "Cuando reconocí públicamente que estaba en recuperación, un conductor hizo una parodia de mí drogado. Y lo más doloroso no es que se riera de una persona con una enfermedad, sino lo más triste es que esa persona había estado consumiendo conmigo un tiempo antes. Y él seguía consumiendo. La caricaturización de un enfermo habla más del nivel de enfermedad de aquel que lo realiza. A esta altura de la historia no te reís de una persona que tiene cáncer, no te reís de alguien que padece una enfermedad terminal; en los medios de comunicación lamentablemente todavía ocurre".

El lunes 2 de febrero condujo el programa en vivo.
El lunes 2 de febrero condujo el programa en vivo.

DEBUT EN CRÓNICA HD

"El canal me propuso un programa sin condiciones"

Si bien comenzó su carrera como actor, Gastón se animó a la conducción en tevé al mismo tiempo que se alejaba de las propuestas ficcionales de la pantalla chica. "Con la televisión tengo una particularidad. En los últimos años estuve haciendo cine y dando charlas en todo el país. Me invitaron para conducir algunos programas y algunos sentí que de alguna manera ya los había hecho, que eran más cercanos a 'Ser urbano', o 'Humanos en el camino', que eran programas testimoniales", relata.

Y a fines de 2020 surgió la idea de "Seres libres": "Sentía que este era un programa que yo quería hacer. Decidí no ir a algunos canales, porque no me gustaban las condiciones que esos canales me proponían. Quizás estaba más presente el morbo o la utilización".

Y sobre la elección del canal, afirma que fue una decisión importante: "Apareció la opción de Crónica, que me pareció interesante por una razón: por muchos sectores más pudientes siempre fue señalado como un lugar amarillo, y pienso en que es loco que me estén ofreciendo hacer un programa acá sin poner ninguna condición artística ni editorial. Es todo lo contrario, es un lugar de libertad para contar una problemática sobre la esclavitud".

Sobre su rol como conductor explica: "Encontramos un camino que me hace sentir tranquilo y orgulloso. Y hacerlo con quienes entrevisto. Yo la primera pregunta que hago es por qué están dando esta nota, donde no hablamos de nuevos proyectos o de qué ropa están usando, sino que hablamos de algo puntual, que en general es algo que les trajo mucho dolor. Todos tienen claro que el programa está hecho con mucho respeto, no hay amarillismo ni especulación".

Por ello siente que es un programa de servicios: " Adicción viene de lo no dicho. A-dicción es 'no decir'. Este es un programa que intenta, de una manera respetuosa y sin morbo, aprovechar el medio de comunicación para hablar de este infierno que existe para mucha gente. Veamos si hablándolo iluminamos una zona bastante oscura que le está haciendo mucho mal a mucha gente".

LAS POLÉMICAS

"Sólo me interesa la libertad de expresión"

En los últimos años Gastón fue señalado por algunas declaraciones que hizo, que resultaban polémicas para los medios y la opinión pública. Al respecto, aclara que lo vive sin demasiado drama: "A esta altura, ya sé cómo es el juego mediático. Decís una cosa, en un mundo tan polarizado... Ni siquiera me interesa demasiado el debate. Me interesa sólo la libertad de expresión".

Exclama que intenta escapar del "qué dirán" porque sabe que es imposible luchar contra ello: "Es un país absolutamente agrietado, que ya no es un tema sólo del país, sino donde todos los presidentes de los países más importantes se denuncian fraude mutuamente. Eso quiere decir que hay un 50% de un lado y un 50% del otro".

"Así está el mundo, en política al que gana una elección se le llama oficialismo y al bando que pierde es oposición, que sería lo que se opone al avance. Así cuesta mucho avanzar", proclama.

Y concluye con una opinión sobre los medios: "Es parte de mí, porque yo formo parte de la sociedad, pero al mismo tiempo no puedo hacerme cargo de lo que otros sientan u opinen. Prefiero que las polémicas o contradicciones me las remarquen mis hijos o mis afectos. Lo que se diga en un programa de televisión de panelistas, sin desmerecer, porque hay gente que respeto muchísimo, es algo que no me puedo poner a analizar. Es parte del juego, es una ficción muchas veces".

Por D.P.

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos