Muchos años antes de que la revolución social feminista apareciera en nuestro país, la actriz, escritora y productora uruguaya Gabriela Acher ya sacudía a las audiencias argentinas con sus desenfadadas, graciosas y ácidas -pero no menos ciertas- observaciones sobre el lugar de la mujer. Ahora regresó a escena en el Chacarerean Teatre, con una pregunta que puede ser la de muchas: “¿Qué hace una chica como yo con una edad como esta?”. Con su famoso humor e ironía, Gabriela, habló de todo con DiarioShow.com.

-¿A qué te referís con “una chica como yo”?

-El último gran descubrimiento científico es: dentro de cada mujer mayor hay una joven desorientada, que se pregunta “qué pasó” cuando se mira al espejo y se encuentra a su madre. Porque hay algo dentro nuestro que nunca crece, siempre se tienen 20 años en un rincón del corazón. Lo único que la ciencia to- davía no ha podido deducir es por qué el cuerpo no le da pelota. Yo me siento así. Mi espíritu es completamente joven, es mi cuerpo el que no se acomoda.

-En ese aprender a reconocerse de nuevo, seguro entra el amor. Si volvieras a casarte ¿elegirías a un católico o a un judío?

-La únicas veces que me casé no elegí judíos, pero fue casualidad. Me gustaría experimentar con un judío (risas) para ver cómo se siente.

-¿Por qué la mayoría de tus espectáculos son unipersonales?

-Yo empecé escribir mis libros des- pués de que terminé mi labor en la televisión (“Hagamos el Humor” en 1991). Dejé la tele porque me agotaba mucho, era muy exigido y tenía a mi hijo en casa, era muy chico. No podía verlo nunca. Recuerdo que la gente me lo reclamó mucho y yo sentí que tenía que se- guir en contacto con ellos; no podía dejar a ese público. Entonces empecé a escribir los libros y tuvieron una repercusión impresionante, no sólo en la Argentina sino en toda el área hispana se vendieron. Entonces me di cuenta de que a partir de cada libro yo podía hacer un unipersonal y hablar libremente de lo que pienso, de mi sentir más profundo. Ahí fue que encontré eso que decía la gente sobre “la magia del teatro”, algo que yo todavía no había descubierto: en este formato tu otro actor es el público. Vos estás trabajando frente a ellos, riéndonos todos al unísono. Hay una comunión en el unipersonal con el público que yo no conocía antes y que es gratificante. Casi como una meditación compartida. Nunca más quise hacer otra cosa.

Gabriela Acher

-¿Qué tareas domésticas hacés y cuáles delegás?

-Delego mucho, si no no podría dedicarme tanto a mi trabajo. Tengo una persona amorosa que está con- migo hace 30 años que me ayuda muchísimo... hasta le dediqué el Martín Fierro. Gracias a ella yo pue- do trabajar y me ayudó en la crianza de mi hijo. Sólo tengo palabras de agradecimiento.

-¿Hacés dieta para estar delgada o sos así?

-Vivo a dieta, desde que nací. Me tengo que cuidar muchísimo en las comidas y hago bicicleta todos los días. Nado mucho también y voy a bailar salsa una vez por semana. Descubrí tarde el deporte pero ahora no lo abandonaría por nada en el mundo.

"Vivo a dieta, desde que nací"

-¿Llegás bien a fin de mes?

-Yo no te puedo decir que no llego a fin de mes, pero tuve que renunciar a muchas cosas como todo el mundo. Lamentablemente no me sobra para comprar dólares (risas).

-¿Te considerás unas de las primeras feministas?

-Sí, absolutamente. En la televisión la primera; no hubo nadie antes que hiciera un programa feminista como fue “Hagamos el Humor”, ni un personaje como fue “La doctora DIU”. Igualmente, en realidad mi feminismo empezó antes; en el programa de Tato Bores ya lo hacía. Sus hijos nos escribieron unos personajes extraordinarios y él se entusiasmó mucho cuando uno de los míos dijo: “¿Sabe lo que es usted? ¡Usted es un machista leninista!”. Entonces, empezaron a virar al personaje, que era una encuestadora y terminó convirtiéndose en una feminista loca que hacía “machos” en una bañera con un polvito tipo jugo; o era dueña de una agencia de taxi boys. Una locura muy divertida. Por ese trabajo gané el Martín Fierro y creo que realmente fue el primer feminismo que se vio en la televisión. Muy adelantado, 1989.

"Por ese trabajo gané el Martín Fierro y creo que realmente fue el primer feminismo que se vio en la televisión"

-¿Tuviste éxito a nivel sentimental?

-Hasta que empecé a escribir mi pensamiento, sí. Cuando arranqué con el feminismo me resultó un poco más difícil. Los varones estuvieron más remisos a acercarse. Les daba miedo el feminismo, les sigue dando. Y es un inconveniente que se van a encontrar las chicas feministas ahora. De eso hablo en mi espectáculo.

-¿Te quedó algo pendiente?

-Llevar mi humor a todos los lugares de habla hispana que pueda. El año pasado fui a Miami por tercera vez. Fui a España también pero mi sueño es poder hacer mis unipersonales por toda Latinoamérica. Ya están mis libros, pero todavía no pude ir yo con mi humor.

Ping pong

-¿Tenés alguna obsesión?

-No, algunas chiquitas pero nada grave.

-¿A qué le tenés miedo?

-Hasta hace unos años le tenía miedo a andar en avión pero ahora se me pasó. Otra de las ventajas de la edad, ya no tengo tiempo para el miedo.

"Hasta hace unos años le tenía miedo a andar en avión pero ahora se me pasó"

-¿Qué te pone de mal humor?

- Las injusticias, los egoísmos personales. La gente a la que no le importa el resto. Cuando voy manejando y veo que la gente estaciona en cualquier lado... pequeñas molestias de todos los días que me ponen furiosa.

-¿Qué fue lo más raro que te pasó en un escenario?

-Una persona se cayó de la butaca. La rompió directamente. Nos reímos a carcajadas.

-Si te tuvieras que describir en una palabra, ¿cuál sería?

-Voluntad.

-Una película que te haga llorar

-”La Chica Danesa”.

-¿Qué cosa no puede faltar en tu heladera?

-Fruta.

-¿Quién te hace llorar de la risa?

-Moldavsky y Woody Allen.

-Si tuvieses que aconsejarle algo a tu yo del pasado, ¿qué le dirías?

-Que tenga menos miedo.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos