@Tomasdv55

A José María Listorti se le hace casi imposible no agradar. Cuando las risas se terminan, él es un productor preocupado por la calidad y rentabilidad de los proyectos que emprende, un conductor avezado con timing y talento para llevar adelante cada situación, un colega consternado por la situación político-empresarial de la firma que lo emplea a él y a sus compañeros, y un padre y esposo responsable.

Pero en la vida de uno de los animadores más versátiles y queridos de la televisión argentina, el humor no se restringe a algunos de sus trabajos, sino que se impregna en todo lo que hace. “En televisión, menos ficción, hice de todo. Si había que usar máscara, bailar en joda, si había que cantar, si había que hacer una cámara oculta, programa de entretenimiento, actualidad, espectáculos. En teatro hice revistas, comedias, concert. De todo. Trato de ocupar todos los casilleros. Porque hay mucha gente que dice ‘yo esto no lo hago’ y a mí me parece que es una traba que uno se pone a sí mismo”, analiza, en diálogo exclusivo con DiarioShow.com, Listorti, quien cuenta en su currículum con todas esas labores que él destaca y muchas otras que olvida mencionar.

Luego del final con sabor agridulce deEste es el show, el programa que condujo por 10 exitosas temporadas, el futuro profesional de José María era incierto. Pero un viejo amor lo devolvió rápidamente a las canchas. “Hacía 17 años que no hacía radio y los que me escuchan me dicen que parece que no me hubiese ido nunca. Me divierte, la paso bien y es un horario que me encanta”, cuenta Josema sobre “Re tarde”, el ciclo de radio Pop (FM 101.5) que conduce desde comienzos de marzo, de lunes a viernes, de 19 a 21.

Luego, continuó: “A la radio la tenía olvidada por tanto laburo de tele. Me pasa lo mismo con el teatro, me agarran ganas de volver. De hecho, Chato (Prada) y Fede (Hoppe) me han convocado para sus obras, pero por ‘ Este es el show’ o mis vacaciones nunca pude”.

Nueva etapa en la radio

No obstante, algo llamó particularmente la atención de su llegada a Pop: precisamente esta radio aún forma parte del Grupo Indalo, la misma empresa que, por sus irregularidades en el pago de sueldos, complicó los últimos meses de todos los trabajadores de Ideas del Sur, incluido Listorti. Desde Marcelo Tinelli hasta el último trabajador de Ideas, los sueldos impagos, la falta de certezas y los misteriosos nuevos compradores de Indalo generaron un malestar insostenible hacia los últimos meses de 2017.

Con más de tres meses de su salario sin cobrar, José María sostiene una demanda en curso contra la firma, que al día de la fecha sigue irresoluta. “Les aclaré (a la radio) que mi parte judicial por la plata que el grupo me debe la voy a seguir, porque yo no tengo por qué regalarle esa plata a nadie, es plata que trabajé y merezco”, sostiene el ex “VideoMatch”.

"“Hacía 17 años que no hacía radio y los que me escuchan me dicen que parece que no me hubiese ido nunca. Me divierte, la paso bien y es un horario que me encanta”

Además aclara la distinción entre la empresa que le debe dinero y sus nuevos empleadores: “Son dos carriles distintos. La convocatoria de acreedores va por un carril judicial, con lo que no se puede hacer nada. Por otro lado, la gente que me llamó es gente que yo conozco y que me convocó cuando todavía estaban todos los sueldos bien. Me explicaron que son independientes y que pagan sus sueldos con la plata que entra por la publicidad”. Sin embargo, el actor admite que “perjudica el estado de ánimo con el que la gente trabaja. Nos ha pasado de no tener plata para pagarles el remís a los invitados y tener que poner de nuestro bolsillo. Era una vergüenza”, recuerda de las últimas épocas bajo el ala de la sociedad de Cristóbal López.

“Mal de muchos, consuelo de tontos”, suelta el conductor antes de explicar lo que para él es una crisis generalizada: “Conozco gente de radio Del Plata o radio El Mundo a la que le pasa lo mismo. Están haciendo de goma a los medios de comunicación. Es una constante en muchos medios y me preocupa, me duele y no me gusta. Pero nosotros tenemos que laburar”. “No se murió nadie”, dijo entre risas, ante la pregunta por la posibilidad de encontrarnos con otro año sin Tinelli en la pantalla chica, como lo fue aquel 2013 sabático de Bailando por un sueño”.

José tiene muy en claro que no vale la pena aumentar la solemnidad que a veces se le otorga a lo que sucede del otro lado de la pantalla. Con ese mismo espíritu encara el final de su largo paso por el programa que supo liderar,Este es el show: “El año pasado de ‘ Este es el show’ lo hice de yapa, yo ya no estaba muy convencido de hacerlo, quería hacer otras cosas, que me tocaran otra cuerda. Estaba cansado de hablar del ‘ Bailando’ solamente. Me faltaba agregarle algo más. Éramos el único programa de la televisión argentina que hablaba nada más que del ‘ Bailando’. Desapareció el submarino con los 44 tripulantes y nosotros estábamos hablando del baile de Laurita”, explica ahora con cierta perspectiva, y agrega: “Apenas arrancó el programa le dije al Chato: ‘Mirá que es el último’. Les avisé para que se fueran armando y les sugerí a Polino, que me pareció la persona más capacitada para eso”.

Dupla con Paula Chaves

El regreso de la tele con Denise Dumas

Listorti ya prepara su vuelta a la televisión, esta vez de la mano de la flamante productora Laflia, de su histórico empleador, socio y amigo, Marcelo Tinelli. El debut de este magazine, que se llamará “Hay que ver”, sería el 3 de mayo, 17.15 a 18.50, según el animador reveló esta semana. José María dice no revisar su archivo. “Jamás miro nada de lo que hice porque es vivir en el pasado”, explica. De escarbar en su historial televisivo, el comediante se encontraría con cientos de sketches, imitaciones y cámaras ocultas, más que nada de la época de “VideoMatch”, algunas de las cuales no pasarían el filtro de la sensibilidad de una sociedad que ha cambiado mucho en los últimos veinte años. “Estoy convencido de que no se podría hacer hoy. Porque cambiaron los paradigmas de la sociedad, lo que me parece lógico y está muy bien. Hemos evolucionado en un montón de cosas. Hoy no lo haría ni loco”, reflexiona sobre aquellas escenas, antes percibidas como una humorada, hoy como un acto machista y una falta de respeto.

El conductor y la modelo calientan motores

El desgaste del cine

Diego Pérez, Fredy Villarreal, Pedro Alfonso, Carla Conte, Denise Dumas y Paula Chaves. La trayectoria de Listorti está signada por las duplas, algo que a muchos conductores suele incomodar pero que a él le sienta naturalmente. “Me gusta trabajar en grupo. Siento que potencio a la otra persona y la otra persona me potencia a mí. Me gustaría conducir solo, no lo niego, pero no me vuelve loco. El conductor es bastante egocéntrico”, destaca el animador.

Una de sus parejas laborales más memorables es la que logró construir con Alfonso, que comenzó en la televisión y terminó en el cine con tres películas rutilantemente exitosas en taquilla: “Socios por accidente”, “Socios por accidente 2” y “Cantantes en guerra”.

En plena acción

No obstante, a pesar de la popularidad de los filmes, no todo fue color de rosa en la realización: “Con la última película tuvimos muchos problemas, porque la industria está complicada y nos dieron muy pocas salas, nada más que 70, y a horarios muy malos”.

Listorti, que además de protagonizarlas participó en la producción, dice estar atravesando una nueva etapa profesional en ese aspecto, mucho más relajada: “Ya no sé si quiero correr tanto. Cuando empecé con el proyecto de cine era una locura, no paraba. Ahora estoy más tranquilo. El año pasado dije: ‘No quiero más preocupaciones’”, afirma Josema, que además aclara que por ahora “no hay proyecto para volver al cine con Pedro”.

Buenos amigos