@Rfilighera

El Tiempo de definiciones. Para Fede Bal, intérprete y atención: director de “Nuevamente juntos”, la revista en la que compartirá responsabilidades junto a sus padres Santiago Bal (guionista y actor) y Carmen Barbieri (actriz y asesora artística integral), se trata de un verdadero acontecimiento gestado desde los afectos y, también, por la necesidad imperiosa de llevar muy en alto el estandarte de una dinastía familiar que abreva en grandes momentos de la escena argentina.

“Es un desafío que parte desde mi propia identidad. Hay que tener en cuenta que siendo chico pasaba muchas horas entre bambalinas al cuidado de los artistas. En esa instancia de mi vida empecé a empaparme de esta profesión. Nací y me crié en esta actividad. Y hoy puedo darle un giro a este género (el revisteril) a partir de los cambios que se fueron dando en los tiempos que corren y conté, en este sentido, con el apoyo de mis viejos que advirtieron esto con el aporte de su experiencia y también con una mente abierta”.

Fede expuso que era necesario hacer hincapié en la base de los contenidos del rubro: “Sin alejarnos de la columna vertebral que debe tener, hicimos un espectáculo con todos los ingredientes necesarios para posicionarse en una plaza tan competitiva como lo es Mardel. Es decir, una revista moderna, actual y con ribetes identificables para otras generaciones de espectadores”.

Cuando lo consultamos sobre cómo viene eso de trabajar con sus padres, destacó, sonrisa mediante, que “en un tiempo te digo el balance que me deja (risas). Por el momento, todos hemos generado una energía potente, intercambiamos muchas cosas valiosas y puedo afirmar que en todas las charlas que tuvimos, los dos me han escuchado y siempre estuvieron muy atentos a todas mis indicaciones”.

Fede, Carlos Rottemberg, Carmen, Santiago y Guillermo Marín.

Fede, en otro orden, puntualizó que “esta revista está marcada por el amor como bandera; hay parejas entre bailarinas y bailarines, Valeria Archimó es la esposa del productor de la obra Guillermo Marín y mis viejos se aman, más allá de las situaciones azarosas que vivieron y yo los amo a ellos”.

¿Fue difícil convocarlos para esta experiencia? “No tengo dudas que se alinearon los planetas ya que cada uno tuvo que bajarse de las obras que teníamos previsto realizar. El abordaje de nuestros destinos estaba por este camino, casi de manera inevitable” explica el actor, que a su vez enfatiza: “estoy llegando a los 30 años y éste era el momento preciso de animarme a comenzar con mi rol de director, y no me equivoqué para nada”.

El amor y otras yerbas

Sobre su vínculo sentimental con Bianca Iovenitti, Fede puntualizó: “No somos novios, tratamos de pasarla lo mejor posible y vivir con intensidad el día a día. Nos interesa ser felices sin necesidad tener que dar explicaciones a nadie”.

Bianca Iovenitti

Ante la consulta, admitió que “me gusta estar en pareja y me encanta poder compartir. Pero, también me hace estar muy cómodo el hecho de tener mis propios espacios y dedicarle a la profesión el tiempo necesario que se merece”.

Acerca del mediático y polémico tema del poliamor, Fede Bal apuntó que “se trata de algo novedoso y desde lo personal nunca lo apliqué. Más bien soy celoso y cuando estoy en pareja me gusta compartir cosas sólo con mi compañera de ruta. Entiendo a la gente que lo lleva adelante y sería genial probarlo, ¿por qué no?” (risas). Con respecto a la fidelidad, aseguró que “se trata de un hilito muy fino y sensible. Por momentos, somos como animales: el hombre tiene un instinto de cazador y nuestra esencia de humanos está en jaque ante la circunstancia del deseo y la fidelidad. Ahora bien, las relaciones modernas se hicieron más elásticas y aquello de “hasta que la muerte nos separe” quedó obsoleto en los tiempos que corren”.

Fede Bal (Ventura/Crónica)

Respecto de las denominadas “parejas abiertas”, Fede también fue contundente en su afirmación: “Me parece bárbaro y la gente tiene que aceptarlo en el común acuerdo. Es algo bárbaro y uno tiene que ir transitándolo con lo que se siente y de la manera que puede. Es algo distinto a lo que estábamos acostumbrados”. Su ex relación con Laurita Fernández fue definida de esta manera: “La voy a amar toda la vida. Si bien no nos elegimos ahora como pareja, no significa que la deje de querer. La veo muy bien profesionalmente y en actitud de progreso en su carrera”. Y, para que no queden dudas, juró que ya no tiene contacto con ella. 

"Gisela Barreto no tiene vergüenza"

Bal no le escapa a ningún tema, por eso cuando le preguntaron en un ciclo radial sobre los insólitos dichos de Gisela Barreto, que hacían mención a los “peligros del sexo anal” y lo comparaba con intentar llenar de líquido un vaso por la parte trasera, manifestó: “Esa mujer no tiene vergüenza, ¿cómo va desinformar de esa manera? Me da vergüenza que haya trabajado con mis viejos”. Y siguió: “Pero no sé qué le paso, se debe haber golpeado la cabeza y nadie le dice que se está equivocando. Que es muy ignorante con todo lo que está hablando. Además lo peligroso es que hoy día cualquiera tiene un micrófono y aunque te escuche un grupo de gente reducida te da cierta palabra autorizada”, aseguró Bal. Y agregó convencido: “Fue el memé de todo el país. En un momento de tanta evolución como el que estamos viviendo no puede decir esas pelotudeces. Cada uno cuida el vaso como puede. se quiso hacer la sexóloga y dijo una boludez, no se puede creer”, concluyó.

Ver más productos

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos